Ejemplos ?
«Gotta Have It» une a «Kanye y The Neptunes para picar delirantemente los samples vocales de James Brown y las melodías de flauta orientales».
Las precoces observaciones de Scout sobre sus vecinos y su comportamiento inspiran al director del National Endowment of the Arts David Kipen a llamarla «delirantemente graciosa».
El primer sencillo extraído del álbum fue «Crazy in Love», publicado a mediados de 2003. Fue alabado por la crítica que lo describieron como «delirantemente pegadiza».
Los comentarios fueron mixtos - LAUNCHcast consideró a Eden "delirantemente tétrico", mientras que Allmusic lo describió como "una combinación ganadora".
Michael Cragg de The Obvserver señalo al álbum por ser compatible con otros álbumes con más R&B moderno indicando que " Killer Love es dos tercios pop delirantemente pegajoso y un tercio es balada." Cragg también señalo que "la voz de Scherzinger no es tan insignificante" que "toma asiento tranquilamente", y "permite a los productores discográficos inyectar sus propias influencias en su música." Alex Macpherson de la BBC Online comentó que "Scherzinger es una de las pocas artistas pop con el poder necesario para dominar sus impulsos en vez de que ellos la dominen.
El encuentro constituyó un resonante triunfo para los actores, pues tanto el vencedor, como el vencido, fueron delirantemente ovacionados por una afición consciente." En esas fechas, en América había una crisis muy grande y ésta fue la causa de que los boxeadores forasteros regresasen a su patria.
Los siete trompetistas causan una sensación, la zorra no para de arrojar números seis y Pitágoras (un extra griego) es delirantemente feliz mientras se las arregla para poner la cantidad exacta de leche y miel en sus cereales.
Tim Sendra de Allmusic describió la canción como "stunning pop masterpiece" (En español:"una impresionante obra maestra del pop"), mientras que Stephen Thomas Erlewine de la misma página web lo llamó "deliriously catchy". (En español:"delirantemente pegadiza".) Darryl Sterdan de Jam!
Antonio, el cuidador de animales, fue el primero en morir; Franklin Graves fue la siguiente víctima. A medida que la tormenta avanzaba, Patrick Dolan empezó a despotricar delirantemente, se quitó la ropa y corrió hacia el bosque.
Locke entra en la selva para buscar un poco. Jack delirantemente tropieza por la selva buscando a su padre. Un recuerdo muestra a Jack buscando el hotel en el cual su padre se quedaba, e interrogaba al gerente.