Ejemplos ?
Puesto que el coste del desplazamiento resultaba prohibitivo, muchas agrupaciones delegaban en diputados u otras figuras del partido.
Era el ámbito de la producción agrícola y manufacturera en el que se concentraban los ''uilae'', es decir, los centros agrícola-ganaderos con los que se abastecía a la ciudad; la mayoría de las veces eran propiedad de los hacendados que vivían en la ciudad y delegaban la administración de las mismas a sus subordinados (''uillicus'').
Los intentos de mediación fomentados por el Gobierno fracasaron en una serie de conversaciones en las que las cuestiones se delegaban a diversas comisiones y los industriales alegaban problemas financieros para aceptar las reformas exigidas por los representantes obreros.
Las labores del campo se delegaban a los hombres, principalmente, aunque ellos siempre contaban con la ayuda de los demás miembros de la familia, inclusive de las mujeres, en las faenas más pesadas.
Su nieto, Ricardo I "Sin Miedo", se indignó en el momento de sus peregrinaciones frecuentes al Monte por la pasividad de los canónigos que delegaban su culto a pasantes asalariados.
Sufrió cambios en etapas posteriores. Estaba controlado por los visires que delegaban determinadas funciones en otros cargos. Hay fuentes que mencionan a jefes del tesoro a escala provincial.
El shogunato controlaba la vida y propiedades de sus subordinados directos y delegaban la responsabilidad de la administración de las tierras lejanas a distintos cargos.
Se recoge que los reyes delegaban su mando en un Tenente, y se desarrollan las obligaciones que tenían los Caballeros, “proteger con las armas, combatir y hacer la guerra”, y los Canónigos, “rezar y celebrar los oficios divinos en la Iglesia del Santo Sepulcro”.
Se delegaban algunas competencias civiles del emperador en el vicarius a consiliis sacris, mientras que las militares se ejercían a través de los jefes de la milicia, ayudantes directos de los tetrarcas.
Mientras tanto los crocantes pedían al Rey que les reconociera un representante oficial (un syndic) y delegaban abogados a los Parlamentos (como en Périgueux en febrero de 1595) en nombre del "Tercer Estado del país llano" (Tiers-Etat du pays plat), nombre con el que se denominaban.
Las provincias formaron una confederación de estados soberanos que delegaban la representación exterior y algunos otros poderes en el gobernador de la Provincia de Buenos Aires Juan Manuel de Rosas.
Cambiando la orientación de sus negociaciones, terminó mediando en la firma de tratados de amistad entre esas provincias y la de Buenos Aires, en que se delegaban las relaciones exteriores en el gobernador porteño.