dejo

(redireccionado de dejos)
También se encuentra en: Sinónimos.

dejo

1. s. f. Modo particular de pronunciación y de inflexión de la voz que acusa un estado de ánimo del hablante con un dejo de insatisfacción les relató el desarrollo de la reunión. deje
2. Acento peculiar del habla de determinada región su dejo le delató, era de Murcia. deje
3. Inflexión descendente con que termina cada período de emisión de voz en el habla o en el canto.
4. Gusto o sabor que queda de la comida o de la bebida prefiero conservar el dejo del postre, no tomaré café. regusto
5. Placer o disgusto que queda después de una acción la conversación me dejó un dejo triste.
6. Dejación, abandono.
7. Fin de una cosa el dejo de su intervención era poner en claro los puntos del tratado.
8. Descuido, flojedad sorprendía el dejo de sus gestos en persona tan activa. dejadez

dejo

 
m. Dejación (acción y efecto).
Fin, paradero de una cosa.
Acento (inflexiones de la pronunciación).
Inflexión descendente con que termina cada período de emisión de voz.
Gusto que queda de la comida o bebida.
Placer o disgusto que queda después de una acción.

dejo

('dexo)
sustantivo masculino
placer o disgusto que queda luego de un hecho o acción Su actitud me dejó un dejo amargo.
Sinónimos

dejo

sustantivo masculino
2 gusto, gustillo*, saborcillo, deje, resabio.
Se utiliza resabio si el sabor es desagradable.
Traducciones

dejo

SM
1. (= sabor) → aftertaste
tiene un dejo raroit has an odd aftertaste
2. [de arrogancia, laxitud] → touch
3. (Ling) → accent, trace of accent
Ejemplos ?
El dominio técnico y estilístico se rige por la multiplicidad: el habla regional no es sólo transcrita, es conjugada con otros dejos lingüísticos, como el de la evocación lírica; los personajes actúan pasiones, miedos y delitos que se han insertado en una larga cuenta temporal, misma que se tensa en un solo punto, el de la representación, al grado de que varias versiones de un hecho tienen espacio y niegan cualquier certidumbre”.
Si no, véanse los cuentos filóginos, no misóginos, que después escribe y que prosifican al sempiterno enamorador liberal y caballeroso, con los dejos de una malicia sutil, pícara e irónica: El Café de Nadie con su personaje de fox-trot, Mabelina; las múltiples mujeres de Un crimen sin nombre; la ingenua de El viaje redondo y las chiquillas, burguesitas y muchachas de las multitudes, de tantas poéticas narraciones del fino humorismo arqueliano, heredero decía él, de Quevedo, Rabelais, Villiers de l’Isle Adam y Jarry.
Apenas si se asoma y roza tímidamente, con dejos de inseguridad, cualquier afirmación contundente sobre la Semiótica (Semiología).
A coro mosconean su salmodia deseando peculio y salud a las beatas. Tienen sus voces dejos de parodia. La animosidad surca sus vidas poco gratas.