dejo


También se encuentra en: Sinónimos.

dejo

1. s. f. Modo particular de pronunciación y de inflexión de la voz que acusa un estado de ánimo del hablante con un dejo de insatisfacción les relató el desarrollo de la reunión. deje
2. Acento peculiar del habla de determinada región su dejo le delató, era de Murcia. deje
3. Inflexión descendente con que termina cada período de emisión de voz en el habla o en el canto.
4. Gusto o sabor que queda de la comida o de la bebida prefiero conservar el dejo del postre, no tomaré café. regusto
5. Placer o disgusto que queda después de una acción la conversación me dejó un dejo triste.
6. Dejación, abandono.
7. Fin de una cosa el dejo de su intervención era poner en claro los puntos del tratado.
8. Descuido, flojedad sorprendía el dejo de sus gestos en persona tan activa. dejadez

dejo

 
m. Dejación (acción y efecto).
Fin, paradero de una cosa.
Acento (inflexiones de la pronunciación).
Inflexión descendente con que termina cada período de emisión de voz.
Gusto que queda de la comida o bebida.
Placer o disgusto que queda después de una acción.

dejo

('dexo)
sustantivo masculino
placer o disgusto que queda luego de un hecho o acción Su actitud me dejó un dejo amargo.
Sinónimos

dejo

sustantivo masculino
2 gusto, gustillo*, saborcillo, deje, resabio.
Se utiliza resabio si el sabor es desagradable.
Traducciones

dejo

SM
1. (= sabor) → aftertaste
tiene un dejo raroit has an odd aftertaste
2. [de arrogancia, laxitud] → touch
3. (Ling) → accent, trace of accent
Ejemplos ?
Esto bien se sufre.” Y comienzo a desmigajar el pan sobre unos no muy costosos manteles que allí estaban; y tomo uno y dejo otro, de manera que en cada cual de tres o cuatro desmigaje su poco; después, como quien toma gragea, lo comí, y algo me consolé.
Las flores con igual carácter abundan en el trópico, y ya el sabor de la miel denuncia en la mayoría de los casos su condición; tal el dejo a resina de eucaliptus que creyó sentir Benincasa.
-dijo el Marqués al Capitán Veneno, penetrando en la alcoba con aire de despedida-. ¡Ahí te dejo! La señora Generala no ha consentido en que corran a nuestro cargo ni tan siquiera el médico y la botica; de modo que vas a estar aquí como en casa de tu propia madre, si viviese.
¿Hase visto apuro semejante al mío? ¿Cómo la dejo desamparada y sola, si la quiero más que a mi vida? ¿Ni cómo me caso con ella, después de tanto como he declamado contra el matrimonio?
Creerá sin duda el desdichado, fundándose en apariencias y murmuraciones calumniosas, que pienso testar en favor de cierta sobrina de mi última consorte: y yo le dejo en su equivocación, por las razones antedichas!...
pregunté. Y él dijo: El viejo camarada mejor del Desengaño; nunca a los hombres de acercarme dejo, y aunque ellos no me ven... los acompaño.
El señor Alessandri Palma (Presidente).- Se va a repetir la votación, pero antes quiero retirarme de la Sala. Considero que esta votación importa una censura a la Mesa y dejo presentada la renuncia al cargo de Presidente del Senado.
Acaso a resina de frutales o de eucaliptus. Y por igual motivo, tenía la densa miel un vago dejo áspero. ¡Mas qué perfume, en cambio!
Y agora, visto el daño que haría a mi conciencia y a vuestras haciendas, arrepentido de lo hecho, os declaro claramente que las bulas que predica son falsas, y que no le creáis ni las toméis, y que yo directe ni indirecte no soy parte en ellas, y que desde agora dejo la vara y doy con ella en el suelo; y si algún tiempo este fuere castigado por la falsedad, que vosotros me seáis testigos como yo no soy con él ni le doy a ello ayuda, antes os desengaño y declaro su maldad.” Y acabo su razonamiento.
El juicio de Suetonio y de los demás historiadores en César dejo por remitirme al contexto de su obra, de que habla cada uno, conforme su dictamen, con afición o aborrecimiento de Marco Bruto.
—¡Sí! ¡Sí puede prestarme! —desesperada se aferraba a la ventanilla—. ¡Le dejo a mi hijo! ¡Sí, se lo empeño! —¡Está usted loca! ¡Ya no estorbe!
En el segundo punto discurrió doctamente uno de los mayores ingenios de Italia. Dejo de traducirle, no porque desestimo su discurso, sino porque la vida que escribo me dicta diferentes causas.