decurso


También se encuentra en: Sinónimos.

decurso

(Del lat. decursus.)
1. s. m. Sucesión o transcurso del tiempo se presentó tres veces en el despacho en el decurso de la tarde. curso, discurrir
2. MEDICINA Fase de declive en la evolución de una enfermedad.
3. ASTRONOMÍA Período comprendido entre la luna llena y la nueva durante el cual disminuye la superficie del disco lunar percibida desde la Tiera.

decurso

 
m. Sucesión del tiempo.

decurso

(de'kuɾso)
sustantivo masculino
paso del tiempo En el decurso del postoperatorio se evaluará el éxito de la intervención.
Sinónimos

decurso

sustantivo masculino
Traducciones

decurso

decorso

decurso

SM (liter) en el decurso de los añosover the years
en el decurso del tiempoin the course of time
Ejemplos ?
8.- Cuando la ley penal hace depender del decurso del tiempo algún efecto jurídico, para el cómputo del lapso legal se contarán todos los días.
Ambos son escritos en la ontología de las categorías de edades, que se ha configurado alrededor de 'modos de ser', relacionados con el decurso mismo de la vida personal.
Según Kant, una ley inmanente del progreso, dictada por la necesidad de la naturaleza de alcanzar sus fines, rige la historia aparentemente absurda y antojadiza de la especie humana, elevándola sucesivamente “desde el nivel inferior de la animalidad hasta el nivel supremo de la humanidad.” La tarea del filósofo es, justamente, “descubrir en ese absurdo decurso de las cosas humanas una intención de la Naturaleza...
¿Qué otros factores actuaron en tal sentido? ¿Qué otros motivos han contribuido en el decurso de los años a esta formación social nuestra hoy tan perfeccionada?
El eterno retorno de lo mismo parece tan nuevo cuando se desconoce lo que una trayectoria de maestros normalistas, reales maestros de carrera, hicieron en el decurso de la vida antigua de México, acaso desde el mundo prehispánico hasta la aparición del actual rechazo al pasado (más por ignorancia que por convicción).
Así, por consecuencia, tomando en consideración temas rectores surgidos de la vida cotidiana de los estudiantes y de sus contextos natural, social y cultural, he diluido los contenidos programáticos del currículo escolar en tales actividades integradoras con el propósito de dar sentido y significación a los aprendizajes de los educandos al ser considerados por éstos como necesarios en la resolución de las variadas situaciones problemáticas que emergen en el decurso de su desarrollo personal, social y cultural.
Los recursos de esa escuela paralela, el decurso vital y los medios de difusión masiva de la información, deberán ser utilizados creativamente en la escuela institucionalizada para darle a ésta, la dinámica dialéctica que hace falta a su praxis.
Y es que los deseos de cambiar enfoques para el estudio de la lengua y cómo conducir su enseñanza o su aprendizaje o su práctica, no sólo se han quedado en ello, sino que han existido omnipresentes en el decurso del tiempo; por eso, desde que el castellano es castellano, se han visto desfilar diversas aportaciones que han bordado en este poliédrico ámbito lingüístico de la clase de español y sus textos didácticos: enseñar o practicar.
Los temas de reflexión marcados en el programa no impiden que si en el decurso del proyecto surgen otras dudas, el docente pueda aportar sus puntos de vista o invitar a los educandos para que investiguen y efectúen una función de informantes que ayuden a resolver el problema emergente y fuera de control programático.
Evidente que nunca me he referido con exclusividad a los problemas que suelen darse como muestras de práctica en matemáticas, sino, incluyéndolos, todo tipo de “incitación" que va apareciendo en el decurso de la vida natural, personal, social o cultural de todo ser humano.
El hecho mismo de ser el que acabamos de escuchar, el último Informe que rinde usted ante la Representación del pueblo, hace por sí solo resaltar el acontecimiento hasta darle perfiles únicos en nuestro decurso institucional; pero si a esta circunstancia se suma la de que el Documento de que se trata, es la síntesis de la obra realizada en uno de los períodos más fecundos de nuestra historia, indudablemente tendremos que reconocer que asistimos a un suceso de profunda significación para nuestra Patria.
En el decurso de mi vida he observado singulares coincidencias, de las cuales no es la menor el hecho de que el preciso momento en que Turkey, con roja y radiante faz, emitía sus más vívidos rayos, indicaba el principio del período durante el cual su capacidad de trabajo quedaba seriamente afectada para el resto del día.