decorativo


También se encuentra en: Sinónimos.

decorativo, a

1. adj. De la decoración las técnicas decorativas rechazan esta combinación. ornamental
2. Que decora o adorna, aunque no sea de una belleza exquisita el cuadro que hay encima de la chimenea es decorativo.
3. coloquial Que tiene un aspecto o una apariencia agradable.

decorativo, -va

 
adj. Relativo a la decoración (adorno).
fig.Que no interesa por la calidad sino solo por la presencia.
artes decorativas V. decoración.

decorativo, -va

(dekoɾa'tiβo, -βa)
abreviación
que decora o adorna No tiene ningún sentido decorativo.
Sinónimos

decorativo

, decorativa
adjetivo

decorativo:

estéticovistoso, atractivo, artístico, embellecedor, ornamental,
Traducciones

decorativo

dekorative

decorativo

decoratieve

decorativo

dekoracyjne

decorativo

διακοσμητικά

decorativo

декоративни

decorativo

装饰

decorativo

裝飾

decorativo

dekorativní

decorativo

装飾

decorativo

장식

decorativo

dekorativ

decorativo

ADJdecorative
Ejemplos ?
La declaración de Hár concuerda con la de Grímnismál, pero agrega que los mensajes son chismes calumniosos: De acuerdo a Rudolf Simek, «la ardilla probablemente sólo representa un detalle decorativo de la imagen mitológica del fresno del mundo en Grímnismál».
Recurriré a un método más breve: :::::::::: 2 y 30 de la mañana El perro se oculta en un macizo decorativo del pequeño parque y ladra en la sombra.
Pero considerose decorativo y de acuerdo con los altos ideales que se perseguían a tanta costa, nombrar un intendente imparcial, fundamentalmente honrado y universalmente querido.
Por contra, se asimila la idea de ”Mujer” como ser superficial, débil, carente de interés por cuestiones de carácter político, cultural, social, etc, y con actitud pasiva, derivada de la asimilación del papel asignado. Por contra, la mujer se obligada socialmente a desempeñar el papel de objeto decorativo o fetiche sexual (publicidad, etc.).
Inmensas formaciones, combinaciones de elementos heteróclitos, partes de hombres y animales, de animales y plantas, han sido corrientes desde antiguo en el arte decorativo y son casi tan viejos como él.
El Arte toma a la Vida entre sus materiales toscos, la crea de nuevo y la vuelve a modelar en nuevas formas, y con una absoluta indiferencia por los hechos, inventa, imagina, sueña y conserva entre ella y la realidad la infranqueable barrera del bello estilo, del método decorativo o ideal.
Le darás las mismas dimensiones a lo largo que a lo ancho; pondrás, alrededor, lámparas y asientos; lo adornarás con formas, contornos, figuras y dibujos elegantemente esculpidos; representarás, sobre los capiteles, toda especie de animales; con el escoplo pulirás las superficies, y con el cincel formarás ornamentos entrelazados; lo harás accesible por una escalera sólidamente enclavijada; derrocharás todos los recursos del arte decorativo; emplearás profusión de maderas macizas de todas clases; y, por encima, colocarás una cúpula cimbrada, que establecerás sobre el plano de un templo, lo que sabes hacer a maravilla.
Hasta el vértice de aquella pajiza techumbre llegan las guaduas que se cruzan en arcos ojivales; más abajo se entrelazan los chusques, formando tupida, erizada bóveda de verdura; cuelgan de las vigas racimos dorados de plátano guineo, gajos descomunales y artificiosos de naranjas y enormes ramos de espigas rojas de cardo y de flor de uvito; ringleras de palomas de cuerpo de cera negra y de cola y alas de papel plegado en forma de abanico medio abierto, se mecen al extremo de hebras sutiles; la naranjuela, ese recurso decorativo de tierra fría...
Por contra, la mujer se ve obligada socialmente a desempeñar el papel de objeto decorativo o fetiche sexual (publicidad, etc.) D) El aspecto educativo se convierte en la base de toda actitud posterior del hombre y la mujer.
Que se refleja la hostilidad del joven y fogoso profesor Brissart - verdadero tipo de lo que Thackeray describe bajo el epíteto de Snob universitario - contra un viejo colega poco decorativo que parece desnudar por su comportamiento descuidado el cuerpo incluido el joven Snob se cree ser el más bonito ornamento.
El arqueólogo del porvenir designará quizá nuestra época como aquella en que la belleza del negro fue comprendida; pero dudo que suceda lo mismo en lo que se refiere a la postura escénica o al decorado de la casa, aunque posea el mismo valor decorativo que el blanco o el oro, y pueda separar y armonizar los colores.
Se sentía "atormentado por ideas que querían tomar forma, coartado para aumentar su cultura y privado del ejercicio útil o simplemente decorativo del lenguaje".