declararse en huelga

Traducciones

declararse en huelga

strike

declararse en huelga

mettere in sciopero
Ejemplos ?
PROHIBICIONES A JUECES Y FISCALES Artículo 153o.- Los jueces y fiscales están prohibidos de participar en política, de sindicarse y de declararse en huelga.
La ley señalará los casos en que la negociación colectiva deba someterse a arbitraje obligatorio, el que corresponderá a tribunales especiales de expertos cuya organización y atribuciones se establecerán en ella. No podrán declararse en huelga los funcionarios del Estado ni de las municipalidades.
En Valencia se prende y maltrata a los encargados de los trabajos administrativos de la huelga y se prohiben las reuniones de los obreros aun después de autorizadas por el Gobierno, y una parte de la Milicia se convierte en policía secreta para prender trabajadores por delito de declararse en huelga.
El trabajo excesivamente prolongado o agotador, así como el salario que se juzga insuficiente, dan ocasión con frecuencia a los obreros para, intencionadamente, declararse en huelga, y entregarse a un voluntario descanso.
Los funcionarios judiciales y el personal auxiliar del Poder Judicial de las áreas jurisdiccionales y administrativa, no podrán participar por motivo alguno, en actividades de tipo partidista de cualquier clase, excepto emitir su voto personal. Tampoco podrán sindicalizarse ni declararse en huelga.
Artículo 243.- La función judicial es incompatible con toda otra actividad pública o privada, excepto la docencia universitaria. Los Magistrados están prohibidos de participar en política, de sindicalizarse y de declararse en huelga.
Si las huelgas son contraproducentes para los obreros, si los ricos se ríen de la imbecilidad de los esclavos que se condenan voluntariamente al hambre extrema para pedir una mejoría en las condiciones de trabajo, es porque al declararse en huelga dejan, tan generosa como tontamente, todo lo que han producido en manos de los explotadores; los ricos no se reirían de la huelga, ni los trabajadores se rendirían vergonzosamente por hambre si estos acompañaran al paro la toma de posesión de los almacenes, las fábricas, las minas y las tierras, llenos los unos por su trabajo, productivas las otras por su trabajo también, todo debido a su esfuerzo.
Durante la reunión de urgencia de Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), el presidente Rafael Correa instó a los hondureños a declararse en paro y huelga: "Mañana, todos masivamente a declararse en huelga, en paro, con los maestros, los trabajadores, para que ese poder fáctico se dé cuenta que no tiene salida" y "a rebelarse contra esas cúpulas corruptas, entreguistas, que no están defendiendo el bien común, la democracia, la independencia de Honduras, sino que están sancionando su esclavitud al someterse a la oligarquía y a los poderes fácticos, económicos, sociales, religiosos, informativos, que siempre han dominado Honduras y América Latina".
La mañana del 2 de marzo de 2008, Patricia Troncoso volvió a declararse en huelga de hambre, aduciendo que los compromisos del gobierno respecto a sus condiciones carcelarias no se estaban llevando a cabo, por lo que volvió a protestar mediante el ayuno.
Llama a filas a los trabajadores que se atreven a declararse en huelga, a los periodistas que critican al Gobierno, a los agricultores que se resisten a pagar impuestos exorbitantes, y a cualesquiera otros ciudadanos que ofrezcan posibilidades de poder pagar su libertad.
José Daniel Ferrer recibió, como el resto de presos del Grupo llamado los 75, la opción de ser excarcelado a cambio de abandonar la isla hacia España, debido a la presión de la opinión publica internacional tras la muerte en la cárcel del preso político Orlando Zapata Tamayo, el 23 de febrero de 2010,y al siguiente dia declararse en huelga de hambre y sed Guillermo Farinas, quien exigió al gobierno cubano la liberación de los prisioneros políticos enfermos, finalmente tras 135 días de huelga de hambre y ante la inminente muerte de Farinas el gobierno cubano cedió y resultaron liberados 116 prisioneros políticos, 12 de los cuales se negaron a aceptar el destierro, Jose Daniel fue uno de estos.
Díaz era accionista de la fábrica de Río Blanco y tan pronto cuando los obreros intentaron organizarse para declararse en huelga, los obreros sospechosos de haberse afiliado al sindicato fueron encarcelados.