decimonónico

(redireccionado de decimonónicos)
También se encuentra en: Sinónimos.

decimonónico, a

1. adj. HISTORIA Del siglo xix literatura decimonónica.
2. despectivo Anticuado, pasado de moda su modo de vida es decimonónico. trasnochado

decimonónico, -ca

 
adj. Relativo al s. XIX.
Sinónimos

decimonónico

, decimonónica
adjetivo
(desp.)anticuado.
Forma figurada con la que, de manera despectiva, se indica que una cosa está desfasada o pertenece a una época anterior: costumbres decimonónicas.

decimonónico:

anticuado
Traducciones

decimonónico

ottocentista

decimonónico

ADJnineteenth-century antes de s
Ejemplos ?
castas de los capitanes y los trabajadores-salariados, lo que repugna a una sociedad libre y democrática" y así "se hace necesario para los trabajadores el formar en sí mismos sociedades democráticas, con igualdad de condiciones para todos los miembros, bajo pena de una recaída en el feudalismo." Aunque el mutualismo de Proudhon es similar en ciertos aspectos a las doctrinas económicas de los anarquistas individualistas norteamericanos decimonónicos...
La voz proviene del francés guisarme.: Desambiguación etimológica: Con anterioridad al siglo XVI, y a partir de los literatos decimonónicos, se puede encontrar bisarma (visarma) como voz para las hachas de doble tajo denominadas arcaicamente bipennis (bipennes).: Además, se puede también encontrar el término bisarma haciendo referencia a lanzas enastadas de la familia de las archas-gujas de moharra de cuchilla grande con doble filo:: Referencia: Universal vocabulario en latín y en romance, de Alfonso de Palencia, 1490: Gessa.
El mismo Proudhon describió la "libertad" que él pretendía como "la síntesis del comunismo y la propiedad." Los mutualistas decimonónicos, siguiendo a Proudhon, originalmente se consideraban a sí mismos "socialistas" aunque en un modo diferente al de la tradición socialista debido, entre otras cosas, a que no abogaron por la colectivización compulsiva sobre los medios de producción.
Los cálculos decimonónicos sobre las fuerzas presentes en Carabobo tienden a ser muy favorables para uno u otro bando, variando mucho entre sí.
A pesar de que muchas veces los historiadores decimonónicos consideraran los hermanos como un meros bandoleros por su falta de claridad política y, en particular, porque el caudillo Vicente Benavides (1777-1822) supuestamente no los consideraba como sus lugartenientes, éstos se sumaran al personaje en su última y fracasada ofensiva contra Chillán de 1821.
Su pensamiento, marcado por su catolicismo, era contrario a los autores decimonónicos como Diego Barros Arana y Benjamín Vicuña Mackenna, los cuales realizaban ácidas críticas a la conquista y colonia española.
En cuanto a la escultura del siglo XIX procede en su mayor parte del extinto Museo de Arte Moderno, cuyos fondos decimonónicos pasaron al Prado en 1971.
Otros comandantes guerrilleros importantes fueron: Juan Bautista Espinoza, capitán chileno de los Dragones del Rey; los humildes artesanos Agustín y Francisco Rojas, el primero fue capturado en Las Vegas de Saldías y fusilado, el segundo fue comandante en Talcahuano pero termino por unirse a los Pincheira para luego desmovilizarse; los hermanos Dionisio y Juan de Dios Seguel, hacendados de Yumbel, en el Laja, quienes armaron una pequeña partida en la primavera de 1819; Manuel Contreras, jefe de una guerrilla de treinta a sesenta hombres que, a pesar de los relatos de historiadores decimonónicos...
El mexicano de raíces españolas (vasco-navarras y andaluzas) Ramón de Errazu legó en su testamento al Museo veinte óleos y cinco acuarelas de artistas del siglo XIX, entre los que destacan Mariano Fortuny y Raimundo Madrazo y los franceses Ernest Meissonier (del que además donó en 1904 el Retrato de una dama al Museo de Arte Moderno y que acabó también en el Prado al absorber los fondos decimonónicos de aquél en 1971); y Paul Baudry, del que legó La perla y la ola, uno de los desnudos más destacados de los que se pintaron en el París del Segundo Imperio, y que fue adquirido por la emperatriz Eugenia de Montijo tras ser expuesto en Salón de 1863.
Desde el libertarismo se contempla también la denominación de anarquismo de mercado, que aplican a anarcoindividualistas estadounidenses decimonónicos como Spooner y Tucker, diferenciándola del anarquismo filosófico representado por Godwin y Stirner, y contraponiéndola a los anarquismos que denominan socialistas.
Allí descubrió la obra de Francis Bacon y sobre todo Max Ernst, cuya técnica de incorporar grabados decimonónicos a sus dibujos tomó para sus cómics posteriores.
Vidas secretas (Ediciones B, 2012) El crimen de Los Tepames (Random House Mondadori, 2013) La mala jugada (MacMillan-Ediciones Castillo, 2013) Los decimonónicos (antología poética colimense del siglo XIX) (Universidad de Colima...