dechado


También se encuentra en: Sinónimos.

dechado

(Del lat. dictatum, texto dictado por un maestro a sus alumnos.)
1. s. m. Persona o cosa que por sus cualidades o comportamiento se toma como modelo y ejemplo fíjate en ella porque es un dechado de virtudes. arquetipo, ideal
2. Trabajo de costura que se realizaba para aprender y en el que se practicaban distintos tipos de puntos y bordados.
3. ser un dechado de perfecciones Se usa en sentido irónico para hablar de una persona o cosa que presenta cualidades negativas o muchos defectos según su madre, esa niña es un dechado de perfecciones.

dechado

 
m. Muestra o modelo que se tiene presente para imitar.
Labor que las niñas ejecutan en lienzo, imitando la muestra.
fig.Ejemplo, modelo.

dechado

(de't∫a ðo)
sustantivo masculino
persona o cosa que sirve de modelo por sus cualidades Es un dechado de cortesía.
Sinónimos

dechado

sustantivo masculino
muestra, modelo, cúmulo, ejemplo*, guía*.
Tiene una aparición reducida en la lengua: este chico es un dechado de virtudes; dechado de perfecciones. Se emplea, en muchos casos, en sentido irónico.
Traducciones

dechado

artwork

dechado

modello

dechado

Paragon

dechado

Paragon

dechado

Paragon

dechado

Paragon

dechado

paragon

dechado

典范

dechado

典範

dechado

Paragon

dechado

Paragon

dechado

Paragon

dechado

SM
1. (= modelo) → model
no es ningún dechado de perfecciónit isn't a model of perfection
es un dechado de virtudesshe's a paragon of virtue
2. (Cos) → sampler
Ejemplos ?
Bien entendemos lo que pretende; conocen que la teología teatral y fabulosa depende de la civil, y que de los versos de los poetas, como de un espejo cristalino, resulta su retrato; y por eso, cuando hablan de ésta que no se atreven a condenar, con más libertad arguyen y reprenden aquélla, que es su imagen, para que los que advierten sus deseos abominen también el mismo original de ésta, cuyo dechado e imagen es aquélla, la cual, con todo, los mismos dioses, viéndose en ella como en un espejo, la aman; de modo que se descubre y echa de ver mejor en ambos lo que ellos son, y que tales son; y así también, con terribles amenazas, forzaron a los que los adoraban a que les dedicasen las impurezas.
Y así, cuando le pareció reprimirlas y ocultarlas un poco, y cuando se ocultó más profundamente, dudó de él el príncipe de los demonios, y le tentó para saber si era Cristo, examinando todo cuanto Él se dejó tentar para acomodar al ombre que consigo traía para ejemplo y dechado nuestro; pero después de aquella tentación, sirviéndole, como dice el sagrado texto, los ángeles (sin duda, los buenos) y los santos, y, por consiguiente, haciéndose terribles y espantosos a los espíritus inmundos, se fue manifestando más y más a los demonios cuán, grande era, para que a su mandato, aunque en Él parecía de corta estimación por la flaqueza de la carne, nadie, se atreviese a resistir.
Por lo cual nadie debe admirarse que tanto tiempo después, en la fundación de aquella ciudad que había d llegar a ser cabeza de la ciudad terrena de que vamos hablando, y había de ser señora y reina de tantas gentes y naciones, haya correspondido a este primer dechado que los riegos dice archêtypo, una imagen de su traza género: porque también allí como dio un poeta refiriendo la misma desventura.
¡Oh, si hubieras conocido la gracia de Dios por Jesucristo nuestro Señor, y su misma encarnación con que recibió alma y cuerpo de hombre, entonces pudieras echar de ver cómo era el dechado y ejemplo sumo de la gracia: Pero ¿qué hago?
3.° El Guardia Civil por su compostura, aseo, circunspección, buenos modales y reconocida honradez, ha de ser siempre un dechado de moralidad.
«Pero ¿qué digo? acaso fiel traslado, copia de un hombre verdadero fuiste, ¡y vive de beldad ese dechado, y aquella gracia celestial existe!
en su extensión perdidos? ¡Sin ti ya nadie, oh padre cariñoso, de justicia y bondad, de amor dechado, nos brindará su apoyo generoso!
Por lo que toca a Catón, te dije que no había para qué te congojases, porque ningún sabio puede recibir injuria ni afrenta; y que los dioses nos dieron a Catón por más cierto dechado de un varón sabio, que en los siglos pasados a Ulises o Hércules: porque a éstos llamaron sabios nuestros estoicos por haber sido invictos de los trabajos, despreciadores de los deleites, y vencedores de todos peligros.
Tú vas a ser mi comida favorita. -¿Te refieres a mí?- Dijo como si fuera un dechado de inocencia.- Me has de estar confundiendo. Yo no soy el tlacuache al que tú aludes.
Las palabras del pescador nos indemnizarían de tanta desventura como nos cerca. La voluntad ingente y sana de ese dechado de españoles nos animaría para seguir en la lucha en que estamos empeñados.
La enfermedad De fortuna en la alta cumbre, grande, joven, rico, bueno, de virtud, saber, belleza, dechado, pasmo y modelo, el más galán en la corte, en las justas el más diestro, el más afable en su casa, el más docto en el consejo, brilla el marqués de Lombay cual rutilante lucero, al lado de Carlos quinto, domador del universo.
Confiando en la bondad divina y más inspirado que nunca el obispo, recatándose de todos y muy sigilosamente, escribió aquella misma noche una verdadera obra maestra, un dechado de perfección; lo mejor acaso que había escrito en su vida.