decadentista


Búsquedas relacionadas con decadentista: decadentismo

decadentista

1. adj. Del decadentismo movimiento decadentista.
2. adj./ s. m. y f. LITERATURA Que es partidario o sigue el decadentismo es un escritor decadentista.

decadentista

 
adj.-com. Partidario del decadentismo.
Ejemplos ?
Contaban con el precedente de la obra de algunos pintores cuya obra es simultánea a la de la primera generación impresionista, especialmente Gustave Moreau o Félicien Rops, que a veces se encuadran en un movimiento denominado decadentista.
El concepto de "oriente" que se da en estas obras operaba como un espejo de la propia cultura occidental, o como una forma de expresar sus aspectos ocultos o ilícitos, en clave decadentista.
Con todo, Gibbon plantea una teoría decadentista...
Empero, la tesis decadentista que planteó en cuanto al "fin del imperio romano de occidente" está más que desfasada y bastante superada por la historiografía actual.
y Fulls de la vida (1898) Recopilación de narraciones breves de tipo decadentista que inspirarán la producción dramática posterior de Rusiñol.
Entonces, sin embargo, se dedicaba a un tipo de dibujo satírico de cariz decadentista, que también practicó en la revista "Papitu".
Con ello Couto se adhiere a la tradición decadentista francesa que encontró su ápice en Las flores del mal de Charles Baudelaire y establece la muerte como leit motiv de sus cuentos.
Es interesante hacer notar ciertos aspectos de la teoría: el primero sería que no es completamente novedosa, en el sentido de que la tesis decadentista-social (pérdida de la virtud cívica) puede hallarse ya en la obra de Montesquieu...
Por eso la vida es la vida y la muerte es la muerte, pues el lado de fuera siempre es más verdadero que el lado de dentro; tanto es así que el lado de fuera es el que se ve. Comienza su trayectoria como un decadentista influido por el simbolismo, pero luego se adhiere al futurismo.
«La vida, según Aguirre Morales, es como una medusa pegajosa, aprehensiva, asqueante: tal la filosofía de ese libro, escrito con estilo de poema, en primera persona, con barroquísmas metáforas» La justicia de Huayna Cápac (Lima, 1918), relato ambientado en la época incaica, muy bien elaborado, con puntillismo decadentista.
Un buen ejemplo de sibarita puede encontrarse en la novela decadentista de Joris-Karl Huysmans titulada "A contrapelo", concretamente en el personaje central, Jean Floressas Des Esseintes.
Halperín Donghi, Tulio, El revisionismo histórico argentino como visión decadentista de la historia nacional, Buenos Aires: Siglo XXI, 2005.