de segunda mano

Traducciones

de segunda mano

secondhand, second-hand, used

de segunda mano

مُسْتَعْمَل

de segunda mano

použitý

de segunda mano

brugt

de segunda mano

gebraucht

de segunda mano

käytetty

de segunda mano

d’occasion

de segunda mano

iz druge ruke

de segunda mano

usato

de segunda mano

中古の

de segunda mano

중고의

de segunda mano

tweedehands

de segunda mano

brukt

de segunda mano

używany

de segunda mano

подержаный

de segunda mano

andrahands-

de segunda mano

มือสอง

de segunda mano

ikinci el

de segunda mano

de segunda mano

二手的
Ejemplos ?
Los menores de edad no podrán estar en las áreas designadas para fumadores y a las mujeres embarazadas se les informará sobre los riesgos a la salud en caso de permanecer en un espacio contaminado. El humo de segunda mano también se conoce como humo de tabaco en el ambiente o fumar pasivamente.
En abril de 1966 incorporan a un nuevo miembro y el bajista deja la banda, siendo sustituido por Deacon, que había comprado un bajo EKO de segunda mano.
Por último, la calle Brunswick, junto al Chinatown Mall, es la zona de compras más alternativa de la ciudad. Cuenta con tiendas de antigüedades y objetos de segunda mano.
Las únicas descripciones explícitas de la orientación sexual de Whitman son de segunda mano, por lo que sería aventurado hacer una declaración final de sus preferencias.
Se trata de una larga cadena de puestos —también conocido como tianguis—, colocados en la calle, alrededor de los mercados fijos: ahí se encuentra desde un clavo hasta ropa, aparatos eléctricos, cualquier clase de celuloide, joyas, etcétera. Es un mercado kilométrico en el que, entre los productos de segunda mano, se hallan mercancías originales.
El Museo Británico es contundente: Varias corrientes del druidismo contemporáneo son una continuación del resurgimiento del siglo XVIII y así es que en buena parte se estructuran sobre escritos producidos en ese siglo y también por fuentes y teóricos de segunda mano.
Las personas que no fuman y que respiran el humo de segunda mano reciben la nicotina y otros químicos tóxicos al igual que los fumadores.La atmósfera cargada de humo de cigarrillos puede ocasionar,a las personas que fuman pasivamente, accesos de tos, irritación de los ojos y la garganta, asma alérgica y hasta un ataque de angina de pecho, en lugares con poca ventilación, la atmósfera se carga más de monnóxido de carbono.
Estos países pretenden que las tres repúblicas bálticas compren y gestionen conjuntamente un pequeño puñado de aviones de combate de segunda mano, con los que asegurarse su propia seguridad y así poder cerrar el destacamento rotatorio.
Cuanto más se expone al humo de segunda mano, mayor será el nivel de estos químicos dañinos en el cuerpo. El humo de segunda mano puede ser tan o más adictivo que el mismo cigarro puesto que al ser inhalado el fumador pasivo se causa mas daño puesto que sus efectos no son tan notorios y son a largo plazo como en el fumador normal.
Problemas respiratorios: Problemas de pulmón Asma En Maternidad: Parto prematuro Bajo peso del producto En general: Empeora el asma, reacciones alérgicas y otras condiciones Riesgo en infantes: Síndrome de muerte súbita del lactante Asma Infecciones de pulmón Incrementa el riesgo de contraer tuberculosis Alergias Dificultades en el aprendizaje y retraso en el desarrollo Enfermedad de Crohn Incrementa la posibilidad de que se presenten caries Estudios en animales que fueron expuestos al tabaco han producido resultados que corroboran la presencia de carcinógenos en el humo de segunda mano (humo exhalado por fumadores, que afecta a no fumadores).
El humo de segunda mano está reconocido como un factor de riesgo para el cáncer en mascotas. Un estudio conducido por la escuela de veterinaria de la universidad de Tufts y la Universidad de Massachusetts concluyó que los gatos mascotas de fumadores eran más propensos a desarrollar linfoma felino y que el riesgo se incrementaba por la duración de la exposición al humo de segunda mano y por el número de fumadores presentes.
El humo de segunda mano ha sido clasificado como un “carcinógeno humano conocido” (agente causante de cáncer) por la Environmental Protection Agency (EPA) de los Estados Unidos, el US National Toxicology Program y la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), una subsidiaria de la Organización Nacional de la Salud.