Ejemplos ?
Cada cosa tiene su medida. -En tal caso preferiría llamarme señorita, si es que de todos modos he de cambiar de nombre -dijo la joven-.
Estas tratativas se efectuaron con el propietario -y Capitán- de un yate de nombre "Caimán", de bandera panameña, quien en conocimiento de las características de los elementos que se encontraban en las factorías, decidió hacer el viaje en su propio beneficio, en la segunda quincena de febrero, según quedó registrado en los libros de Grytviken (Anexo IV/3).
Y dentro de lo institucional, lo revolucionario; porque los objetivos iniciales, siendo los mismos, en su realización paulatina han generado ante el mundo y ante los nuevos problemas mexicanos, nuevos objetivos y nuevas formas de acción. Un simple cambio de nombre del Partido hubiera sido algo superficial y, en realidad, innecesario.
Para acreditar la personalidad en las solicitudes de registro de marca, marca colectiva, aviso comercial y publicación de nombre comercial, sus posteriores renovaciones, así como la inscripción de las licencias o transmisiones correspondientes, bastará que el mandatario manifieste por escrito en la solicitud, bajo protesta de decir verdad, que cuenta con facultades para llevar a cabo el trámite correspondiente, siempre y cuando se trate del mismo apoderado desde el inicio hasta la conclusión del trámite.
Continuó tras una pausa: ─ Recuerdo confusamente haber leído en los anales de la casa que un religioso benedictino, de nombre Anselmo, que vivía habitualmente entregado a las más elevadas contemplaciones, desapareció un día, y que se le buscó mucho para saber qué era lo que le había sucedido.
que es de mano superior, hecho por el pintor del Duque de Orleans, artífice de nombre, y que también estuvo en la exposición del Louvre.
Don Arturo, que así se llama de nombre el señor C..., era de nacionalidad inglesa, había sido jefe de comercio de alta importancia.
Poco a poco la pareja aumentó con la llegada de los otros compañeros: Dick, el taciturno preferido; Prince, cuyo labio superior, partido por un coatí, dejaba ver los dientes, e Isondú, de nombre indígena.
Mas ¿qué hablo yo de nombre y de fortuna?, si su misma virtud y sus talentos serán en estos malhadados días un crimen sin perdón...
Si el empleado público tenía conocimiento de la suposición de nombre o calidad, cuando entregó el pasaporte, será reprimido con prisión de seis meses a tres años.
Aquellos españoles cuya historia por vez primera oía, de quienes la más mínima memoria contenerse en mi espíritu podía y a quienes ni de nombre conocía, ¡por qué tan sin por qué me interesaban y en mí tan tenazmente suscitaban tan extraña expansión de simpatía!
Refiere la tradición que el monarca »espaflol, queriendo deshacerse de su hijo, encargó la ejecu- »ción del asesinato á un hombre que, condolido de la juven- »tud y desgracia del príncipe, convino en salvarle la vida bajo »la condición de que juraría solemnemente trasladarse á In- tuías, cambiar de nombre y no revelar á nadie su secreto.