Ejemplos ?
¿Qué pensar de un mortal a quien le fuera dado contemplar la belleza pura, simple y sin mezcla, no revestida de carne, de colores luminosos ni de todas las otras vanidades perecederas, sino la belleza divina misma?
Al día siguiente, cuando las campanas de la catedral asordaban los aires tocando a gloria, y los honrados vecinos de Toledo se entretenían en tirar ballestazos a los Judas de paja, ni más ni menos que como todavía lo hacen en algunas de nuestras poblaciones, Daniel abrió la puerta de su tenducho, como tenía por costumbre, y con su eterna sonrisa en los labios comenzó a saludar a los que pasaban, sin dejar por eso de golpear en el yunque con su martillito de hierro; pero las celosías del morisco ajimez de Sara no volvieron a abrirse, ni nadie vio más a la hermosa hebrea recostada en su alféizar de azulejos de colores.
Recordaba lo que su madre había dicho acerca de la viruta de la vela, y recordaba también las hermosas pompas de jabón, cada una de los cuales era un año -había dicho la mujer-, y ¡qué brillantes y ricas de colores!
II Es tu fauna riqueza invaluable Con especies de singular belleza Son sus aves un ejemplo viviente Surcando los aires con mágico esplendor, En sus extensos y majestuosos lagos Se ven delfines y peces de colores Manjar de dioses como la gamitana Y el famoso y gigante pirarucú III De tu suelo extenso y facundo Surgen frutos de mágicos sabores Y jardines de sin igual belleza Como en babilonia la victoria floreció Valerosos colonos y nativos Defendieron con valentía su patria Como herencia dejaron a sus hijos La dicha inmensa de este suelo nacional.
¿Por qué abandonas a tu pueblo? -Voy a donde abunda la tierra de colores, a TLAPALAN, a donde me llama el sol. -¡Déjanos un poco más, tan siquiera, de tu sabiduría para acabar con nuestra serpiente terrenal, emplumarla y volar como el quetzal y el viento, como tú nuestro señor magnánimo, que si bien cometiste un error y pareció que cayeras, ahora eres más grandioso, porque te has perfeccionado.
"Mi tío tenía su tienda al final de una calle en la que podían verse altas pértigas de cañas de bambú adornadas en su extremo de manojos de plumas de colores.
Y la garza azul y las guacamayas refulgentes de colores y los colibríes y las mariposas y los nopales y las rojas tunas y el jade y las esmeraldas CHALCHIHUITES y los escudos y los tulares, todo, absolutamente todo lo que rodea al hombre de ANAHUAC, se encontraba impregnado de poesía.
Bestezuelas con alas, niños buenos, hadas, mariposas, pajarillos ligeros, tortugas ocupadas, juguetes de colores, señoras con sus cascos y sus espadas, polichinelas, gansos que dicen cosas bellas, mirlos que cantan...” Así, podemos encontrar en sus obras para niños, los reflejos de aquella infancia, sencilla, candorosa.
Y también, en la revolución de los derechos humanos, si algo no se ha hecho, y hecho de prisa para llevar a las personas de colores del mundo fuera de sus largos días de pobreza, sus largos años de dolor y negligencia, el mundo entero está condenado a muerte.
Acababa de fijar ahincadamente la vista en el jergón donde reposaba el cuerpecito, amortajado con el traje de los días de fiesta y la marmota de lana blanca y moños de colores.
-Pos no se perdió usté na, y mire usté que estaba la plaza pa chillarla, parecía mismamente un muestrario de percales de colores, y llena, tan llena, que no había donde echar una salivilla...
En aquel momento le parecía todo infinitamente hermoso, pues volvía a estar en medio del verdor, tomaba parte en la fiesta y el regocijo, oía el canto y la música, el rumor y el zumbido de muchas voces humanas, especialmente las que llegaban de la parte del jardín adornada con linternas de papel de colores.