deíctico

(redireccionado de deícticos)

deíctico, a

adj./ s. m. LINGÜÍSTICA Se aplica al elemento lingüístico cuya función es articular el enunciado y situarlo en el contexto en que se produce o inscribirlo en otro discurso.

deíctico -ca

 
adj. ling. Díc. de cualquier elemento lingüístico que realiza una deixis. (V. coordenadas deícticas.)
Traducciones

deíctico

deittico

deíctico

ADJ, SMdeictic
Ejemplos ?
Es el fenómeno relacionado con aquellas palabras (denominadas, precisamente por ello, deícticos) cuyo significado es relativo a la persona hablante y que puede conocerse únicamente en función de ella.
Los criterios compartidos por otras ramas del afriasiático que permiten clasificar a las lenguas chádicas como inequívocamente afroasiática incluyen: La presencia de -t- como morfema que indica alguno de los rasgos femenino/diminutivo/singulativo. La presencia de -n- / -t- / -n- como formantes del masculino/femenino/plural en los deícticos.
Es, pues, la facultad que poseen las palabras denominadas deícticas o deícticos: los pronombres, algunos determinantes y algunos adverbios, de hacer referencia a una palabra que ha aparecido antes (deíxis anafórica) o que aparecerá después (deíxis catafórica) o de señalar circunstancias espaciales, personales y temporales.
En pragmática, las expresiones deícticas dependen, para su interpretación, del contexto del hablante (sobre todo, del contexto físico de los elementos extralingüísticos). Los deícticos son las palabras que se interpretan en relación con la situación de comunicación.
Palabras y expresiones tales como tú, nosotros, ustedes, aquí; en este país; actualmente, hoy, ayer, ahora, etcétera, son deícticos o expresiones deícticas porque sirven para señalar personas, situaciones o lugares, etcétera, cuyo punto de referencia es relativo a (está relacionado con) quien(es) las expresa(n).
Los deícticos necesitan que se muestre de algún modo a qué se refieren. Si se usan oralmente, se puede señalar o mirar aquello de lo que se está hablando.
Se atenderá especialmente a las marcas de la enunciación (modalidades de la oración, y pronombres deícticos de 1.ª y 2.ª persona); a los conectores textuales de tiempo, orden y explicación; a los mecanismos de referencia interna pronominales y léxicos; a las formas verbales de la narración y de la expresión del mandato y el deseo; a la inserción de expresiones con valor explicativo y a la correcta formación de las oraciones de acuerdo con el significado de los verbos.
En cuanto a los demostrativos, la mayoría de las lenguas románicas cuenta con tres deícticos que expresan «cercanía» (este), «distancia media» (ese) y «lejanía» (aquel).
Son fuertemente deícticos y sitúan su significado en el espacio y en el tiempo: «este» como más próximo en el espacio y el tiempo al que habla; «ese» como más lejano en el espacio y el tiempo al que escucha, y «aquel» como más lejano en el espacio y el tiempo a ambos.
Con respecto a los clasificadores, es importante señalar que en itonama se distinguen dos grupos de clasificadores: un grupo de diecisiete clasificadores verbales/deícticos que se sufijan a ciertos verbos y a los demostrativos, y otro grupo de ocho clasificadores numerales que se prefijan a los dos numerales nativos del itonama.
Los demostrativos son fuertemente deícticos y sitúan su significado en el espacio y en el tiempo: este como más próximo en el espacio y el tiempo al que habla; ese como más cercano en el espacio y el tiempo al que escucha, y aquel como más lejano en el espacio y el tiempo a ambos.: Pronombres posesivos Son los que denotan posesión o pertenencia y a veces van precedidos por artículo.
La lengua presenta, además, un grupo de categorías menores: nombres de personas, pronombres personales, pronombres deícticos, numerales, pronombres interrogativos, etc.