deísta

(redireccionado de deístas)

deísta

1. adj. TEOLOGÍA Perteneciente al deísmo doctrina deísta.
2. adj./ s. m. y f. TEOLOGÍA Partidario de esta doctrina.
Traducciones

deísta

Deistin

deísta

deista

deísta

Deist

deísta

Deist

deísta

Deist

deísta

Deist

deísta

A. ADJdeistic, deistical
B. SMFdeist
Ejemplos ?
Esta idea, que en un salón del gran mundo, o en el seno de la familia admitirían la mayor parte de los profesores y de los estudiantes, era, en una cátedra de filosofía en una de las Universidades más ilustres del país más sabio, una verdadera originalidad que hubiera costado su fama de profundo pensador y muy experto hombre científico al Doctor Glauben, si los argumentos que en pro de su atrevida afirmación rotunda exponía fuesen determinadamente los de cualquiera de las clásicas escuelas deístas, que decididamente, estaban fuera del movimiento.
Es eso lo que los distingue de los metafísicos y deístas, y lo que imprime a sus ideas el carácter de un idealismo práctico, sacando mucho menos sus inspiraciones del desenvolvimiento severo de un pensamiento, que de las experiencias, casi diré de las emociones, tanto históricas y colectivas como individuales de la vida.
J. Rousseau inventó el ser supremo, el dios abstracto y estéril de los deístas. Y en nombre de ese ser supremo y de la virtud hipócrita ordenada por el ser supremo, Robespierre guillotinó a los hebertistas primero, luego al genio mismo de la revolución, a Dantón, en cuya persona asesinó la república, preparando así el triunfo, desde entonces necesario, de la dictadura de Bonaparte l.
Hodgskin defendía una versión radical de la tesis de Ricardo, según la cual el trabajo es el que crea valor: Aunque su crítica de la apropiación de los patrones de la parte del león del valor producido por sus empleados fue una influencia subsecuente para generaciones de socialistas, incluyendo Karl Marx, las creencias fundamentales deístas de Hodgskin identificaban la producción e intercambio basadas en la teoría laboral del valor (liberada de las expropiaciones que consideraba ilegítimas de la renta, interés y beneficios de los patrones), como un «derecho natural», orden divino de las relaciones apropiadas de la sociedad, en contraste con las invenciones «artificiales», la fuente de desarmonías y de conflictos.
El término se aplicó entonces específicamente al grupo de escritores deístas e ilustrados, los freethinkers, formado por él mismo, el teólogo Thomas Woolston (1668–1733), el historiador y traductor Nicolas Tindal (1687–1774), el teólogo John Toland (1670–1722) y otros ilustrados de habla anglosajona.
No obstante, el artículo «Ginebra», encargado e inspirado por Voltaire, provocó un gran escándalo en París y en la ciudad helvética: los protestantes rechazaron el texto, que los presentaba como deístas, mientras que en Francia se suspendió la aparición de la Enciclopedia.
La edad de la razón contiene argumentos deístas comunes; por ejemplo, pone de relieve la corrupción de la Iglesia cristiana y critica su empeño en adquirir poder político.
Para el librepensamiento (también denominado en el siglo XIX libre examen o ecamen libre), ninguna ortodoxia mayoritaria presupone necesariamente la verdad. Por este rechazo del dogma, entre los librepensadores encontramos ateos, agnósticos, deístas racionalista y libertarios.
«La Biblia de los deístas», dice, no debe ser una invención humana como la Biblia, sino más bien una invención divina: «la Creación».
Fueron los tempranos deístas mediocres, y no los de la élite educada, los que iniciaron el estilo ridiculizante que haría famoso a Paine.
Paine habría recibido las ideas de Spinoza a través de las obras de otros deístas del siglo XVIII, entre ellos Conyers Middleton.
Estos deístas, aunque mantenían posiciones individuales distintas, compartían un conjunto de hipótesis y argumentos que Paine articuló en La edad de la razón.