Ejemplos ?
En cualquier caso, los textos donde Zorobabel se llama "hijo de Salathiel" tienen un contexto que es abiertamente político y parece que Zorobabel hace hincapié en el potencial de la demanda real al trono de la dinastía davídico, por ser el sucesor de Salathiel.
Culturalmente el colapso de la Edad del Bronce es de declive general en toda la región del Levante, lo que hace difícil considerar la existencia de nigún tipo de unidad territorial tan extensa como el presunto reino davídico, cuyos rasgos culturales, políticos y económicos, tal como se describen en el relato bíblico, no son posibles en el siglo XI a.
Los capítulos 5–12 explican la importancia del juicio asirio contra Israel: el gobierno justo del rey davídico seguirá después de que el monarca asirio arrogante es derribado.
Los asmoneos adoptaron una política deliberada de imitación y reconstitución del reino davídico y como parte de esta convirtieron por la fuerza al judaísmo a sus vecinos en la Tierra de Israel.
Más bien, Jesús y sus seguidores, inspirados en la Biblia hebrea o Antiguo Testamento y los escritos de los profetas, esperaban una intervención sobrenatural divina que pusiera fin a la dominación romana, y restaurara el reino davídico con Jesús como el rey ungido por Dios, e inaugurara la era mesiánica de la paz y la prosperidad para todos.
Parece tratarse de una cristología de carácter davídico, que acentúa la relación entre la figura veterotestamentaria del Rey David y la figura neotestamentaria de Jesús de Nazaret, haciendo a éste último heredero, no sólo físico sino también, y sobre todo, espiritual.
Al exterior tiene un carácter de fortaleza sugerido por los bastiones cilíndricos almenados, su basamento de sillería, la disposición de los ladrillos en el remate –simulando el trenzado de los cestones de zapa–, las aspilleras y las ventanas insertas en un alero de complicada geometría. Además, estas últimas, muestran en el canto de su vierteaguas calizo un salmo davídico.
López de los Mozos, José Ramón (1980): "A propósito de un salmo davídico en la capilla de Luis de Lucena (Guadalajara): su simbolismo", en Archivo Español de Arte, 210, Madrid, págs.
Varios pasajes del Nuevo Testamento muestran que era llamado «hijo de David», y que la idea de su origen davídico estaba muy extendida en los primeros años del cristianismo aunque él nunca se refirió a sí mismo como tal.
La versión griega atribuye 82 salmos a David. Existe una tradición sobre el origen davídico del salterio. Está basada en menciones de diversos libros de la Biblia y en los títulos de los mismos salmos: 73 salmos de la versión hebrea dicen “De David” y algunos incluso añaden la ocasión en que fueron escritos.
Su doctrina afirma que en vez de un Mesías físico que salvaría a Israel de la ocupación y restauraría el Reino Davídico, Yeshua (ישוע), según el punto de vista judío mesiánico, rescató primeramente el mundo de la esclavitud espiritual, sólo que esta vez Él rescatará el mundo de la opresión física y establecerá su Reino interminable, una creencia que es compartida con la opinión cristiana del Mesías, que espera la venida de Yeshua (ישוע).
Ahora cada una de las ilustraciones debe ser explicada y razonada para que pueda ser adecuadamente entendida; incluso habrá que echar mano con frecuencia de la exégesis, es decir, de los comentarios añadidos a la lectura del libro davídico y que ofrecen también algunas de las claves que comunican sus contenidos con otros pasajes bíblicos de la mayor importancia.