dar una conferencia

Traducciones

dar una conferencia

tenere conferenze

dar una conferencia

يُحَاضِرُ

dar una conferencia

přednášet

dar una conferencia

forelæse

dar una conferencia

vortragen

dar una conferencia

δίνω διάλεξη

dar una conferencia

lecture

dar una conferencia

luennoida

dar una conferencia

enseigner

dar una conferencia

predavati

dar una conferencia

講義をする

dar una conferencia

강의하다

dar una conferencia

lezing geven

dar una conferencia

forelese

dar una conferencia

wyłożyć

dar una conferencia

dar uma palestra, palestrar

dar una conferencia

читать лекцию

dar una conferencia

föreläsa

dar una conferencia

บรรยาย

dar una conferencia

ders vermek

dar una conferencia

giảng bài

dar una conferencia

讲课
Ejemplos ?
La restauración de la monarquía le permite ser reconocido en Francia. A través de sus muchas obras sobre economía política, fue invitado a dar una conferencia en el Ateneo Real en 1816.
Este consiguió dar una conferencia sobre el texto sánscrito Bhagavad-guita en el planetario de Bogotá, y una de las primeras personas que quiso vivir con él en un ásram más tarde se convertiría en Bhakti Bimala Hariyan, uno de los predicadores más prolíficos de los hare krisna.
También se ha conservado su epistolario con José Ortega y Gasset, en el que puede verse como la lectura de la biografía cervantina de Navarro va impulsando la ceación orteguiana de las Meditaciones del Quijote, paralelamente a su rivalidad con la obra cervantina de Unamuno, así como con Leopoldo Alas, a quien conoció en 1889; pero la amistad con este último fue deteriorándose por las críticas de Navarro a "Clarín" en Gedeón, firmadas con el seudónimo Calínez, hasta el punto de que a fines de 1897 Navarro abofeteó al famoso novelista en las escaleras del Ateneo cuando vino a dar una conferencia.
Carla Gugino como Alex Friedmann, una astrofísica desacreditada y despedida de varias universidades, que es relegada a dar una conferencia de ciencias en una convención de Ovnis en Las Vegas.
Aprovechando una invitación para dar una conferencia en París, decidió volver a su tierra, lo que vio hecho realidad en el mes de marzo de 1931, cuando en olor de multitud fue recibido en Archena, y pudo disfrutar días después de unos juegos florales en su honor celebrados en el Teatro Romea de la ciudad de Murcia.
(Se atusa las patillas.) Habiendo sido invitada mi mujer a hacerme dar una conferencia con fines benéficos sobre un tema popular..., he de decirles que, por lo que a mí respecta, el asunto de esta me es indiferente...
En dar una conferencia de dos horas para probar que el nombramiento de don Emilio Bello era razonable, pues este caballero había sido Ministro de Relaciones cuando el General Altamirano era Ministro del Interior; por lo tanto, pasando el Ministro del Interior a la Jefatura del país, al Ministro de Relaciones le tocaba pasar al Interior, automáticamente, según las leyes, a la Vicepresidencia de la República, en caso de quedar vacante la Presidencia, y por lo tanto…, etc.
¿Que hay que dar una conferencia?... Pues a dar una conferencia... No soy profesor, y estoy muy lejos de poseer la menor categoría científica; pero, sin embargo, hace ya treinta años que trabajo de un modo incesante, y hasta con perjuicio..., podría decir..., de mi propia salud, en cuestiones de un carácter puramente científico...
Yo me acuerdo el FRENAPO, impulsado por la CTA, me acuerdo que siendo senadora fui a dar una conferencia con el entonces querido Carlos Auyero, de la Democracia Cristiana, un desocupado, Víctor De Genaro y quien les habla, en la CTA - en ese momento Kirchner era Gobernador de la provincia de Santa Cruz, creo que fue el único Gobernador que firmó esa solicitada del FRENAPO.
Las mesas vieron pasar figuras de la política como Lisandro de la Torre, Ernesto Palacio y Marcelo Torcuato de Alvear; figuras populares como Carlos Gardel (quien cantó una vez un tango en homenaje al autor italiano Luigi Pirandello, que acababa de dar una conferencia en La Bodega) y Juan Manuel Fangio; prestigiosas figuras internacionales como Albert Einstein y Federico García Lorca; y jefes de Estado como Juan Carlos de Borbón.
Norton es invitado a la isla de Mallorca para dar una conferencia, y a poco de llegar se suceden una serie de misteriosos suicidios, entre ellos el de su novia, Jane (Georgia Mackenzie).
Siempre menciona que tiene un cociente intelectual de 187, no teniendo reparos en mencionarlo como un argumento a su favor en las frecuentes discusiones; además, cuando se niega a ir a dar una conferencia dice: "No necesito la aprobación de mentes inferiores", pero cuando está con un gran número de personas sufre de miedo escénico.