Ejemplos ?
Saber en qué momento debe ofrecer recompensas apropiadas para optimizar el rendimiento No dar por supuesto que las carencias de una persona se repetirían siguiendo una pauta regular.
Más aún, cuando el Evangelio de Juan menciona al grupo de «los Doce» (sólo en 4 oportunidades:;), lo hace al pasar sin hacer nunca una introducción a su significado, lo que parece dar por supuesto su conocimiento por parte de los lectores del Evangelio.
"Se entiende, entonces," dijo, sonriendo con los ojos humedecidos, "que la próxima vez vendrá y me contará, y no se irá a recorrer todo Boston entre extraños." Este dar por supuesto que nosotros no éramos extraños apenas parecía extraño, tan cercano a esos pocos minutos que mi aflicción y sus compasivas lágrimas nos habían traído.
En este caso, podemos dar por supuesto que se trata de un asunto amoroso, pero que la joven no se siente tan irritada como perpleja o dolida.
¡Vámonos ya!» Ellos (los perros) aullaban amenazadoramente en el interior de la ciudad. Podemos dar por supuesto que el zorro y la zorra dieron media vuelta, sin entretenerse en más.
Incluidas en los estudios históricos, se muestra la cantidad de aspectos y puntos de vista, tanto propios como ajenos, que puede adoptar la actitud frente a la homosexualidad. A la vez, se cuestionan aspectos y visiones históricas que se caracterizan por dar por supuesto términos heterosexuales.
La prudencia al revelar datos sobre uno mismo se puede dar por supuesto si la información que llega al público tiene como consecuencia probable la burla, el ostracismo, la cárcel o incluso la muerte.
La conciencia no crítica suele dar por supuesto que el conocimiento directo en la experiencia por los sentidos garantiza una intuición acerca de lo real.
Por este y otros motivos, a principios del siglo XX, en América y Europa la idea popular llevaba a dar por supuesto que estas bailarinas eran mujeres de moral dudosa.
Supongamos que la renta per cápita de España sea superior a la renta per cápita de Ecuador. Dar por supuesto que cualquier español elegido al azar tendrá una renta mayor que cualquier ecuatoriano elegido al azar es un ejemplo de falacia ecológica, ya que la renta per cápita es un promedio y con este sólo dato no sabemos cual es la distribución de la renta entre los individuos en cada país.
Los éxitos constantes del progreso en el conocimiento científico y el dominio de la naturaleza parecieron suficientes para dar por supuesto que lo real era todo aquello que se puede contar, medir o pesar.
Más adelante, cuando los ejércitos napoleónicos invadieron España y el Reino de Navarra, encontraron casi desde el principio fuerte resistencia, aunque ha sido habitual dar por supuesto lo contrario.