Ejemplos ?
Pero yo quisiera que usted... -Yo no tengo inconveniente, pero si voy tendré que dar parte al Juzgado, y eso no creo que le convenga a Joseíto.
El doctor, acostumbrado a las rivalidades del Clavija, -Bueno -dijo, encogiéndose desdeñosamente de hombros-, si ustedes ven que la cosa es grave, me lo dicen e iré a verle; pero si ustedes creen que con lavarle la herida con sublimado al uno por mil, por ejemplo, y poniéndole, bien tintura de yodo o bien yodoformo con algodones, también fenicados, puede curarle el Clavija, en ese caso no habrá necesidad de que yo vaya ni de dar parte al Juzgado.
—Pobre diablo: queríamos únicamente divertirnos con él y tomó la cosa demasiado a lo serio —exclamó el Juez frunciendo el ceño de tigre—. Es preciso dar parte, desátenlo y vamos.
Cabrera, a las autoridades de su Provincia la breve y sustanciosa crónica que pasaremos a leer como final de esta disertación: “Tengo el honor de dar parte a V.S.
No me tengáis por liviano por mostraros presto el pecho, porque estoy muy satisfecho que con vos nunca es temprano. Y así, justamente digo que os puedo dar parte dél; que ha mucho que sois fiel, si ha poco que sois amigo.
Que no es justo que un cavallero de tantas partes viva engañado, confiada en cuyo valor, me atrevo a dar parte desto, cierta de que lo tendrá en secreto: a quien suplico me mande muchas cosas de su gusto.
Esto es Fuero de Castiella : Que si marido e muter an una eredat ganada para en suos dias de algund matrimonio, e an fijos, e fijas, e muere el marido, o la muger, e demandan los fijos al pariente viuo, que les de parte daquella renta daquella eredat, non les deve dar parte della, fueras si non fue puesto entre amos ados, quando la eredat ganaron para en suos dias, e mostrandol, como es derecho.
Como el primer canon del concilio de Tolosa del año 1229 había ordenado a los obispos que eligieran en cada parroquia un sacerdote y dos o tres legos de buena reputación, los que hacían juramento de hacer exactas y frecuentes pesquisas buscando los herejes en las casas, en las cuevas y en todos los lugares donde pudieran esconderse, y de dar parte al instante al obispo, al señor del lugar, o a su baile, después de haber tomado las precauciones necesarias para que los herejes descubiertos no pudieran fugarse; es claro que en aquellos tiempos obraban los inquisidores de acuerdo con los obispos.
Pero mirad que solamente ha de servir para vuestra información, y que no la habéis de mostrar, ni dar parte a nadie de su contenido en ella.
Se nombrará en el mismo día una diputación de veinte y dos individuos, y dos de los secretarios, para que pase a dar parte al Rey de hallarse constituidas las Cortes, y del presidente que han elegido, a fin de que manifieste si asistirá a la apertura de las Cortes, que se celebrará el día primero de marzo.
Y para que mejor podáis hacer esto y todo lo demás que fuere menester, para estorbar que el dicho Gran Capitán no pueda salir con su intento de irse fuera del reino (si tiene tal pensamiento), podréis dar parte en mucho secreto al corregidor de esa ciudad de esta negociación, para que vos ayude a hacer sobre ello las diligencias necesarias; pero encargadle de mi parte que guarde mucho secreto, como he dicho.
Llegados a la antesala, donde damas y señores acaso esperan audiencia con distintas pretensiones, al piloto dice el paje que allí lo espere, y entrose a dar parte a su señora de estar cumplida la orden.