Ejemplos ?
Ello se conformó con un grupo de radioaficionados voluntarios que regularmente la constituían en tiempos de paz, los que no vacilaron en dar probadas muestras de sacrificio, desinterés, valor, estacionándose en sus Puestos de Observadores Aéreos, en plena zona de combate para dar la alarma oportuna a la defensa, Iniciadas las acciones dicha red fue completada con personal militar.
Cogió sus armas y corrió a dar la alarma al resto; dejándolos atrás, golpeó con el umbo de su escudo a un galo que había conseguido coronar la cumbre y lo derribó.
El conocimiento de que la neumonía produce dolor en un lugar determinado conduce a una concentración de la atención en esa región lo que provoca cualquier sensación ahí pueda dar la alarma.
Y aún sueña. Implora a las criaturas de ensueño que le rodean que le despierten, pues no podrá dar la alarma si los Inutos aparecen.
Debido al hecho de no existir ninguna en las proximidades del lugar del accidente, tuvieron que ser los propios pasajeros los que se desplazasen a las estaciones en ambos sentidos del accidente, con el fin de dar la alarma.
Sigilo: Algunos lugares están custodiados por guardianes que vigilan la entrada o el interior del recinto. Si esos guardianes ven a los Campeones pueden dar la alarma y avisar a las criaturas del interior de su presencia.
Los saboteadores fueron capaces de superar la oscuridad y los controles gracias a la presencia de soldados de Istria que hablaban italiano, pero a la altura de la Mole fueron detenidos por dos funcionarios de aduanas que tenían sospechas, Grassi y Maganuco. Grassi fue herido durante el encuentro, pero Maganuco se las arregló para contener a los asaltantes y dar la alarma.
El 28 de julio de 1364, los soldados florentinos y sus dirigentes, sofocados por el calor, se bañaban en el río Arno, cuando fueron sorprendidos por los soldados pisanos. Pero Manno Donati, un comisionado de Florencia, consiguió dar la alarma.
A las seis de la mañana del día 23 de mayo de 1809 la fuerza de alerta de Tejada en las Peñas de Borrita detecta la llegada francesa y tras dar la alarma se repliega a su posición prevista en el cerro del Tiro de Cañón en la derecha del despliegue español completando la brigada de 2000 hombres con dos cañones allí emplazada.
Cuando esta división cruzara la cordillera por el paso Boquete de Alico, se toparían con un fortín pincheirista que custodiaba la angostura entre las dos lagunas, formado por un sargento y 8 soldados, a unos pocos kilómetros del «Establecimiento de Epulafquen», y como dos de ellos lograran escapar, el brigadier Bulnes decidiría atacar inmediatamente al mismo, antes de que pudieran dar la alarma.
Ambos textos legales configuran el carácter a la vez policial (en el ámbito local) y militar (en el general) conferido al somatén. Otro de los cometidos del somatén consistía en dar la alarma para alertar a los pueblos vecinos.
Fue construida al borde del mar en mampostería aparejada, de escasa capacidad, para dos o tres hombres, lo suficiente para hacer la guardia y dar la alarma.