danés


También se encuentra en: Sinónimos.

danés, a

1. adj. De Dinamarca, estado del norte de Europa. dinamarqués
2. s. Persona natural de esta nación. dinamarqués
3. s. m. LINGÜÍSTICA Lengua germánica de la familia indoeuropea, hablada en Dinamarca.

danés, -nesa

 
adj.-s. De Dinamarca.
m. ling. Lengua del grupo nórdico hablada en Dinamarca.
Sinónimos

danés

, danesa
adjetivo y sustantivo
dinamarqués, dánico.
Danés y dinamarqués son intercambiables en todos los contextos, resultando la forma danés de mayor uso; dánico es una forma poco usual.
Traducciones

danés

Danish, Dane

danés

Deens

danés

Датски

danés

danès

danés

Dánský, Dán, dánština

danés

dansk, dansker

danés

Taani

danés

دانماركى

danés

tanska, tanskalainen

danés

danois

danés

דני, דנית

danés

डेनिश

danés

Danski, Danac

danés

dán

danés

Denmark

danés

Danska

danés

デンマーク語, デンマークの, デンマーク人

danés

덴마크어, 덴마크 사람, 덴마크의

danés

Daniškai, Danų

danés

Dāņu

danés

dansk, danske

danés

danez, daneză

danés

Dánsky

danés

danščina, danski

danés

danski, дански

danés

dansk, danska

danés

Kidenmarki

danés

ภาษาเดนมาร์ก, เกี่ยวกับชาวเดนมาร์ก, ชาวเดนมาร์ก

danés

Датський

danés

ڈينش

danés

Tiếng Đan-mạch, người Đan Mạch, thuộc nước/người/tiếng Đan Mạch, tiếng Đan Mạch

danés

Deens, Deen

danés

/esa
A. ADJDanish
B. SM/F
1. (= persona) → Dane
2. (= perro) (tb gran danés) → Great Dane
C. SM (= idioma) → Danish
Ejemplos ?
El perro danés, Boer, vino a apoyar su cabeza poco inteligente, melancólica, en las rodillas de su amo: viéndolo triste, se creía en el deber de mostrarle afecto.
Esto estaba bastante mal; pero, como observa el filósofo danés, con esa universal oportunidad que distingue el ilustre ornato de la Era de Elisabeth, « lo malo siempre queda atrás».
"Aunque supongo que no debe de haber ningún danés o descendiente de daneses que desconozca la historia heroica del rey Christian X durante la ocupación nazi de Dinamarca, quiero centrarme un segundo en ella: cuando las fuerzas alemanas pusieron la esvástica en el palacio de gobierno, el rey dio la orden de bajarla, sin éxito.
En la única carta que recibiera de su casa, una carta que sus padres le habían escrito hacia largo tiempo, se decía: «No eres un danés verdadero como nosotros.
Junto al camino crecía un corpulento sauce. ¡Parecía aquello tan familiar, tan danés! Se sentó al pie del árbol; estaba fatigado, la cabeza se le caía, y los ojos se le cerraban; pero él seguía dándose cuenta de que el sauce inclinaba las ramas hacia él; el árbol se le aparecía como un hombre viejo y fornido, era el padre sauce en persona, que lo cogía en brazos y lo levantaba, a él, al hijo rendido, y lo llevaba a la tierra danesa, a la abierta playa luminosa, a Kjöge, al jardín de su infancia.
Ningún ciudadano danés podrá ser detenido, en cualquier forma que sea, por sus convicciones políticas o religiosas o por sus orígenes.
El gran maestro danés procuró crear un sistema terminológico para cumplir con los postulados de su análisis teórico-práctico de la lengua, en el sentido saussureano, “la lengua es forma no sustancia”, que denominó Glosemática.
No obstante, el rigor de la glosemática de Luis Helmslev ha demostrado sus aciertos en las descripciones tanto lingüísticas como semióticas de años recientes por su potencialidad operativa. No existe un sólo lingüista que hoy no aplique algunas de las operaciones descubiertas por este verdadero gran danés.
Fue más o menos en la época de aquellas tres escenas cuando un señor danés, quien me fue enviado para diferentes sesiones de placer que no son de mi competencia, cometió la imprudencia de venir a mi casa con diez mil francos en diamantes, igual cantidad en alhajas y quinientos luises de plata constantes y sonantes.
Los que nos atropellaban, parecían haber querido formar, entre todos, como un muestrario de las veinte razas que se podrían haber cruzado, en cien leguas en contorno; pues en ellos había de todo: hocico de zorro, miradas de lobo, dientes de mastín, cabezas de galgo, orejas de pointer, piernas torcidas de rastrero, boca enorme de danés, tamaños de faldero y de terranova, pelo de ovejero, colas peladas y otras peludas.
¡Malhaya el perro hermosote, el gordo cuadrúpedo, danés, king-charles, dogo o faldero, tan encantado consigo mismo, que se lanza indiscretamente a las piernas o a las rodillas del visitante, como si estuviera seguro de agradar, turbulento como un niño, necio como una loreta, a veces arisco e insolente como un criado!
CAPÍTULO 15 LOS OBJETOS LENGUAJE: DETONADORES DIDÁCTICOS EN LOS LIBROS DE TEXTO ELECTRÓNICOS He venido denominando desde 1969, inspirado por la terminología de Luis Helmslev, el gran lingüista danés, objetos-lenguaje, aunque él hable en otro sentido como lenguaje objeto; es decir, el lenguaje como objeto del análisis científico lingüístico de la Glosemática (disciplina rigurosamente descriptiva de las estructuras que constituyen el sistema de una lengua), ciencia tan abstracta, que suele ser considerada por algunos críticos como una verdadera álgebra idiomática de “complicada” nomenclatura.