damasquinar

(redireccionado de damasquinados)

damasquinar

v. tr. ARTES DECORATIVAS Adornar un objeto de hierro o acero con piezas de metales finos.

damasquinar

 
tr. Hacer labores de ataujía [en armas y otros objetos de hierro y acero].

damasquinar


Participio Pasado: damasquinado
Gerundio: damasquinando

Presente Indicativo
yo damasquino
tú damasquinas
Ud./él/ella damasquina
nosotros, -as damasquinamos
vosotros, -as damasquináis
Uds./ellos/ellas damasquinan
Imperfecto
yo damasquinaba
tú damasquinabas
Ud./él/ella damasquinaba
nosotros, -as damasquinábamos
vosotros, -as damasquinabais
Uds./ellos/ellas damasquinaban
Futuro
yo damasquinaré
tú damasquinarás
Ud./él/ella damasquinará
nosotros, -as damasquinaremos
vosotros, -as damasquinaréis
Uds./ellos/ellas damasquinarán
Pretérito
yo damasquiné
tú damasquinaste
Ud./él/ella damasquinó
nosotros, -as damasquinamos
vosotros, -as damasquinasteis
Uds./ellos/ellas damasquinaron
Condicional
yo damasquinaría
tú damasquinarías
Ud./él/ella damasquinaría
nosotros, -as damasquinaríamos
vosotros, -as damasquinaríais
Uds./ellos/ellas damasquinarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo damasquinara
tú damasquinaras
Ud./él/ella damasquinara
nosotros, -as damasquináramos
vosotros, -as damasquinarais
Uds./ellos/ellas damasquinaran
yo damasquinase
tú damasquinases
Ud./él/ella damasquinase
nosotros, -as damasquinásemos
vosotros, -as damasquinaseis
Uds./ellos/ellas damasquinasen
Presente de Subjuntivo
yo damasquine
tú damasquines
Ud./él/ella damasquine
nosotros, -as damasquinemos
vosotros, -as damasquinéis
Uds./ellos/ellas damasquinen
Futuro de Subjuntivo
yo damasquinare
tú damasquinares
Ud./él/ella damasquinare
nosotros, -as damasquináremos
vosotros, -as damasquinareis
Uds./ellos/ellas damasquinaren
Imperativo
damasquina (tú)
damasquine (Ud./él/ella)
damasquinad (vosotros, -as)
damasquinen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había damasquinado
tú habías damasquinado
Ud./él/ella había damasquinado
nosotros, -as habíamos damasquinado
vosotros, -as habíais damasquinado
Uds./ellos/ellas habían damasquinado
Futuro Perfecto
yo habré damasquinado
tú habrás damasquinado
Ud./él/ella habrá damasquinado
nosotros, -as habremos damasquinado
vosotros, -as habréis damasquinado
Uds./ellos/ellas habrán damasquinado
Pretérito Perfecto
yo he damasquinado
tú has damasquinado
Ud./él/ella ha damasquinado
nosotros, -as hemos damasquinado
vosotros, -as habéis damasquinado
Uds./ellos/ellas han damasquinado
Condicional Anterior
yo habría damasquinado
tú habrías damasquinado
Ud./él/ella habría damasquinado
nosotros, -as habríamos damasquinado
vosotros, -as habríais damasquinado
Uds./ellos/ellas habrían damasquinado
Pretérito Anterior
yo hube damasquinado
tú hubiste damasquinado
Ud./él/ella hubo damasquinado
nosotros, -as hubimos damasquinado
vosotros, -as hubísteis damasquinado
Uds./ellos/ellas hubieron damasquinado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya damasquinado
tú hayas damasquinado
Ud./él/ella haya damasquinado
nosotros, -as hayamos damasquinado
vosotros, -as hayáis damasquinado
Uds./ellos/ellas hayan damasquinado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera damasquinado
tú hubieras damasquinado
Ud./él/ella hubiera damasquinado
nosotros, -as hubiéramos damasquinado
vosotros, -as hubierais damasquinado
Uds./ellos/ellas hubieran damasquinado
Presente Continuo
yo estoy damasquinando
tú estás damasquinando
Ud./él/ella está damasquinando
nosotros, -as estamos damasquinando
vosotros, -as estáis damasquinando
Uds./ellos/ellas están damasquinando
Pretérito Continuo
yo estuve damasquinando
tú estuviste damasquinando
Ud./él/ella estuvo damasquinando
nosotros, -as estuvimos damasquinando
vosotros, -as estuvisteis damasquinando
Uds./ellos/ellas estuvieron damasquinando
Imperfecto Continuo
yo estaba damasquinando
tú estabas damasquinando
Ud./él/ella estaba damasquinando
nosotros, -as estábamos damasquinando
vosotros, -as estabais damasquinando
Uds./ellos/ellas estaban damasquinando
Futuro Continuo
yo estaré damasquinando
tú estarás damasquinando
Ud./él/ella estará damasquinando
nosotros, -as estaremos damasquinando
vosotros, -as estaréis damasquinando
Uds./ellos/ellas estarán damasquinando
Condicional Continuo
yo estaría damasquinando
tú estarías damasquinando
Ud./él/ella estaría damasquinando
nosotros, -as estaríamos damasquinando
vosotros, -as estaríais damasquinando
Uds./ellos/ellas estarían damasquinando
Traducciones

damasquinar

damaschinare

damasquinar

VTto damascene, damask
Ejemplos ?
Viene acompañada de regatón para portarla y usarla con mayor equilibrio, y solían fabricarlas con buenas maderas, acero para los filos y bronce para damasquinados y "relleno-peso".
Su construcción se basaba sobre todo en aceros importados a los puertos de Argel y Trípoli, aunque poseían minas locales, y dada su condición elitista –a diferencia de las Nimchas, solía tomar grabados geométricos y curvilíneos además de damasquinados.
Se exhibe en una urna con un palio de altar del XVII, hecho en piedras duras y con cuadros de flores en pergamino pintados por Jean de la Roque. El Arpa Estense es un instrumento musical de 130 cm., rarísimo ejemplo del siglo XVI, ornamentado por entero con damasquinados.
A fines del siglo XV, comenzaron los artífices a decorar los almetes con ricas labores ejecutando admirables trabajos grabados y damasquinados que alcanzaron extraordinaria importancia en el siglo XVI que marca el comienzo del Renacimiento.
Durante las últimas décadas la producción ha pasado de ser mayoritariamente artesanal para industrializarse, dado el nivel de producción que se realiza y se comercia. Sin embargo, todavía muchas tiendas ofrecen productos artesanos, damasquinados a mano con la tradición de antaño.
En la península Ibérica ya era practicado en época prerromana y se encuentra en un tahalí y un cetro vacceos hallados en el yacimiento de Pintia, e íberos según la empuñadura de la falcata de Almedinilla, Córdoba. En España, hay dos centros de producción de productos damasquinados: Éibar y Toledo.
Impresionan los regalos que en sus dos gobiernos hizo el Virrey: solamente al duque de Uceda envió en dinero contante y sonante 200 000 ducados, además de un par de tiestos de plata esmaltados con ramos de naranjas y cidras, que pesaban ciento veinticinco libras, trescientos abanicos de ébano y marfil, caballos, jaeces, mazas, alfanjes y cuchillos damasquinados, así como piezas de joyería más ricas por el trabajo del orfebre que por el peso del oro, los rubíes, diamantes y esmeraldas.
Son incontables y se hallan por doquier los objetos eclesiásticos y profanos de esta orfebrería, sobresaliendo en el siglo XVI los siguientes: los dos jarrones de plata atribuidos al mencionado Benvenuto en el palacio Durazzo de Génova; el rico portapaz de oro y columnillas de lapislázuli que atesora la catedral de Milán; los curiosos cofrecillos damasquinados de Milán y Venecia; las preciosas copas de ágata y lapislázuli con montura de oro y esmaltes de los siglos XVI al XVIII que se admiran en el Museo del Prado (Madrid); candelabros, lámparas, portapaces, cruces, ostensorios y cálices de plata en muchísimas iglesias; armas y armadura de acero con labores damasquinadas que tan en boga estuvieron para los ejercicios de torneo en la época de Carlos V.
Brillan los tizoncillos cual granates tallados, y trazan unas grecas de audaces espirales como en los laberintos de los damasquinados.
Los magníficos muebles de Roentgen, aunque enraizados en la tradición renana, caracterizada por incrustaciones de latón y otros damasquinados, contenían así mismo marfil y nácar más propias del estilo inglés A su regreso de Londres, comenzó a trabajar en el taller de la congregación morava de Schloss Marienborn en Eckartshausen (Büdingen), que les había sido arrendado por Zinzendorf de los Condes de Isenburg-Büdingen con el objeto de permitir a la congregación morava el libre ejercicio de la religión de acuerdo con el Edicto de Büdinger.
Algunos de los muebles pueden verse en los siguientes museos: Kreismuseum Neuwied, ahora Roentgenmuseum (Neuwied, Raiffeisenplatz 1a): Probablemente, la colección más completa de muebles de Abraham y David Roentgen, incluyendo una puerta y dos cofres rococó de Abraham Roentgen, el llamado Apollouhr de Catalina II (Rusia), escritorios, muebles transformables y de salón, cuadros, relojes y asientos Metropolitan Museum of Art cajones de la colección de Luis XVI, y el reloj Teeschatulle con damasquinados del taller Roentgen.
Hermano del discreto pintor Teodoro Ghisi, empezó trabajando en la producción de damasquinados, lo que contribuyó a su formación en el dibujo y le familiarizó con el tallado de metales.