damasceno

(redireccionado de damascenos)

damasceno, -na

 
adj.-s. De Damasco.

damasceno, -na

(damas'θeno, -na)
abreviación
de Damasco o relativo a esta ciudad de Siria Son famosos los tejidos damascenos.
Traducciones

damasceno

damasceno
Ejemplos ?
32 En Damasco, el gobernador de la provincia del rey Aretas guardaba la ciudad de los Damascenos para prenderme; 33 Y fuí descolgado del muro en un serón por una ventana, y escapé de sus manos.
En las aparece con sólo 2 representaciones en el período 2005-2010.:Fecha: Las Cruzadas:Lugar: en los alrededores de Jerusalén Goffredo, comandante de las fuerzas cristianas, consuela y reanima a los soldados francos, que están de duelo por la reciente muerte de su líder. Una noble aparece y se presenta como la regenta de los damascenos.
Sin embargo, los informes variaban respecto a las fuerzas gubernamentales localizadas en Duma, y también en los suburbios damascenos de Arabeen, Zamalka, Jisreen y Harasta.
Esta cruzada tardó en llegar a Jerusalén, y mientras tanto, Zengi fue asesinado (1146) y sucedido por su hijo Nur al-Din, que tenía las mismas intenciones sobre Damasco. Jerusalén se alió con Damasco para su mutua protección, aunque luego los damascenos se aliaron en contra de Jerusalén.
Aunque este aceptó los términos, tres días tras la rendición de la ciudad Khalid atacó a los refugiados damascenos que partían hacia Antioquía y los derrotó en batalla seis días más tarde, cerca de la actual Al Jayyad.
En su fracaso en el Templo de Jerusalén, encargó a Talal a reestablecer su ejército, a Garnier sanar las heridas de batalla, a Tamir a enviar armas desde Damasco, aunque se retrasó en los envíos; a Jubair a adoctrinar a los damascenos en contra de los libros y a Sibrand a bloquear el puerto de Acre.
1-2. POTT, Arnildo; SARTORI, A. L. B.; DAMASCENOS-Jr, G.A.; POTT, V.J. 2010. Flora do Mato Grosso do Sul. In: VIII Encontro de Botânicos do Centro oeste;En III Seminário de Agroecologia de MS, Corumbá, v.
Debido a esta acidez, sabor áspero, los ciruelos damascenos se cultivan comercialmente fundamentalmente para la preparación de jaleas y mermeladas.
Al otro extremo de la ciudad, los damascenos habían empezado a negociar una rendición y las tropas musulmanas habían empezado a entrar por el oeste.
Los dos grupos se encontraron en el centro de la ciudad y se dispusieron a negociar con los damascenos. Según los términos de la rendición la ciudad debía pagar un tributo, las propiedades del tesoro imperial fueron confiscadas para beneficio de todos los musulmanes.
El 26 de abril, las fuerzas progubernamentales continuaron con su ofensiva, penetrando en los distritos damascenos de Jobar y Barzeh, que tenían una considerable presencia rebelde.
Los habitantes de Damasco empezaron a frecuentar la prisión, y Zainab y Alí ibn Husayn utilizaron la admiración de los damascenos para difundir el mensaje de Husayn y explicar a la gente las razones de su levantamiento.