dalle


También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

dalle

sustantivo masculino
Traducciones

dalle

dalle

dalle

dalle

dalle

Dalle

dalle

Dalle

dalle

Dalle

dalle

Dalle

dalle

SMscythe
Ejemplos ?
-Pus pa eso tengo yo cinco azucenas y tos de elástico, como que si hoy las vendo yo es poique como los hijos son unos déspotas pa uno y como a mi Olorcilla, que hoy no está aquí, se le ha puesto entre ceja y ceja el que le merque un mantón de Manila, pos lo que pasa, me voy a desprender por dalle gusto de esas cinco rosas de mayo que son cinco plumas de las alas de mi corazón.
-Eso será lo que jaré en cuantico llegue el verano, pero antes quieo dalle el gustazo de que ella se mire al espejo con las cosas que te he dicho, poique es que yo creo que ésa es una de las cosas que más peor la tiéen, poique es que ya son muchas las fantesías con que Rosarillo la Solana viée achicharrándole la sangre.
-Pos lo que él dice es lo que me dijo a mí, que me dijo la segunda vez que mos vimos: «Tío Antón, usté que es güeno, usté que es durce y serviciá, usté que sabe dalle a ca uno lo que a ca uno le pertenece, me va usté a jacer el favor de dir de parte mía a ver a la probetica Olores».
Y le dauan yndios que les cargaua para serca yndios de Callauaya, para lejos Lucanas y le llamauan yncap chaquin. Y hasta dalle carneros, maýs, papas, agí, sal, lana, algodón, pescado y camarones, chiche; conejo.
Lo que más lejos tenío yo de mí era que diba a tener que dalle a mi zagal hoy por to desayuno esa copita de tuera... Pero, en fin, ca uno jace con su pleita su serón, y no tenga cudiao su mercé, que no le cantará más desde la era mi zagal a su zagala.
Hasta dalle uaca mullo, ocororo, cancaua, llullocha, murcoto, llachoc, onquena. Estas cosas seruían de tributo y no dauan tanto pesadumbre como agora y no sentían los yndios pobres.
Luego se me traslució el trabajo que había de tener en esta tierra por la falta de herraje, armas y caballos, y que si acaso fuese verdad la muerte del Marqués, mi señor, que por haberla tan mal infamado la gente de Almagro, no vernía ninguna a ella, si no iba persona propia a traerla, y que llevase siquiera cebo de manjar amarillo para moverle los ánimos y tornarla a acreditar, y se perpetuase, y porque en tanto se iban mis mensajeros y venían tuviese con qué sustentar la gente, y no esperar a lo hacer cuando todo me faltase, envié al capitán Alonso de Monroy por escrebir y dar cuenta al Marqués, mi señor; y dile cinco hombres que fuesen en su compañía, con los mejores caballos que tenía, que no pude dalle más...
Adiós, montañas; adiós, verdes prados; adiós, corrientes ríos espumosos: vivid sin mí con siglos prolongados, y mientras en el curso presurosos iréis al mar a dalle su tributo, corriendo por los valles pedregosos, haced que aquí se muestre triste luto por quien, viviendo alegre, os alegraba con agradable son y viso enjuto, por quien aquí sus vacas abrevaba, por quien, ramos de lauro entretejendo, aquí sus fuertes toros coronaba".
Devo a Juan de San Pedro, mercader difunto, ii myll y tantos maravedís A Juan de Madrid, barvero, denle quatro myll maravedís que me a servido algunos días sin dalle nada.
-Sí, mi prenda -repúsole aquél con acento cariñoso-. Voy a dalle un vistazo al jabal y un meneón a los yeros. -Menester es que se vaya su mercé dejando de tantísimo matarse, que no está ya su mercé pa meterse en tantísimas jonduras, que ya es mucho lo que ha meneao su mercé las aspas de su molino.
Y, en su tienpo de Cinche Roca Ynga, padeció mártir y fue crucificado y muerto y sepultado y rresucitó y subió a los cielos y se asentó a la diestra de Dios Padre. Y enbió al Espíritu Santo para dalle su gracia a los santos apóstoles para que fuese a todo el mundo a predicar su euangelio.
Y para que Vuestra Majestad sea enterado de lo mucho que don Joan de Oñate ha padecido y gbastado por la detención que se le hizo de más de año y medio en campaña rasa a él y su ejército, será necesario que en particular se vea la visita, cala y cata que don Lope de Ulloa por mandado del conde de Monterrey le hizo; y no obstante que conforme a las capitulaciones tenía bastantemente complido con ella, se le hizo otra por Joan de Frías de Salazar con tanto rigor, que fue misericordia de Dios el dalle sufrimiento para poder tolerar tan gran avenida de sin razones...