daimio

(redireccionado de daimios)

daimio

 
m. Gran señor feudal japonés que, apoyado en los samuráis, ejercía plena soberanía en ciertas partes del territorio.
Ejemplos ?
Durante los siglo XV y XVII, Japón vive inmerso en una etapa de reinos feudales o daimios y guerras civiles, denominado período Sengoku, que significa literalmente " país en guerra".
Entre los líderes del movimiento rebelde estaban los daimios disidentes de algunos han, como los de Chōshū y Satsuma; ambas regiones se convirtieron en bastiones del movimiento subversivo anti-shogunal.
La mayoría de los soldados del Ejército Shogunal provenían de Kuwana y Aizu (dos han gobernados por daimios que apoyaban al Shōgun), además de irregulares del Shinsengumi (la policía política especial del régimen shogunal).
El prestigio y la moral del régimen shogunal fueron gravemente socavados, y muchos daimios que habían permanecido neutrales se declararon favorables a la causa del Emperador Meiji y ofrecieron el apoyo militar de sus fuerzas a las tropas imperiales ansiosos por demostrar su nueva lealtad.
El primer encuentro de Japón con España tuvo lugar el 15 de agosto de 1549 con la llegada al sur de Japón del misionero jesuita Francisco Javier y otros dos españoles más, uno de ellos un gran lingüista, Juan Fernández; Javier murió en 1552, pero ya en 1592 se publicó una versión japonesa abreviada de la Introducción al Símbolo de la Fe de fray Luis de Granada y luego en 1599 otra abreviada también de la Guía de pecadores del mismo autor; los progresos de la religión occidental alarmaron a los daimios locales y empezó a gestarse la expulsión.
El cargo de Daimyō también era vitalicio y hereditario, pero para que el hijo de un Daimyō pudiera suceder a su padre debía pedir autorización al Shōgun y jurarle lealtad en persona, luego de la muerte de su padre. Habían entre 200 y 300 han con sus respectivos daimios en el Período Edo.
El contenido de los edictos fueron vistos más como un código de conducta, una descripción adecuada del comportamiento honorable de los daimios, y no como leyes que debían ser obedecidas.
El shōgun reinante en ese momento, Tokugawa Hidetada, hijo de Ieyasu, promulgó formalmente los edictos poco después, y cada shōgun sucesivamente los reeditaron formalmente, reforzando las restricciones de los daimios y el control del shogunato.
Los edictos fueron leídos en primer lugar ante un grupo de daimios reunidos en el Castillo Fushimi, por el shōgun retirado Ieyasu Tokugawa, en el séptimo mes lunar de 1615.
Fueron compilados por una serie de estudiosos al servicio del shogunato incluyendo a Ishin Sūden, y estaban destinados principalmente a limitar el poder de los daimios y así proteger el control del shogunato en el país.
Para 1651 el sogunato había desarrollado una serie de reglamentaciones que garantizaban su autoridad sobre el emperador y su corte, los daimios y las órdenes religiosas.
Además hay artículos que fueron incluidos para prevenir la formación de alianzas contra el shogunato, por ejemplo, los artículos que tratan las interacciones sociales entre dominios y los matrimonios entre las familias de daimios.