dañado

dañado, -da

 
adj. Malo, perverso.
Estropeado, echado a perder.

dañado, -da

(da'ɲaðo, -ða)
abreviación
objeto que no funciona, que está roto una bicicleta dañada
Traducciones

dañado

ADJ
1. [edificio, pelo, fruta] → damaged
2. [persona] → twisted, perverted
Ejemplos ?
Hemos recibido órdenes para que le demos toda clase de facilidades en lo tocante a su empleo y evitar así que usted salga dañado en sus intereses, porque ya ve, no es culpa suya.
Con el fin de morigerar en algo las consecuencias terribles que se ha sufrido, hemos tomado medidas de la seguridad social para evitar que ese tejido social que ha sido dañado, siga siendo dañado.
Sobre el segundo punto, lo reafirmo: el gobierno tiene la responsabilidad constitucional de procurar la justicia, en esos casos, que tanto nos han dolido y dañado a los mexicanos y en cualquier caso de justicia criminal, y desde el primer momento he instruido enfática, categóricamente al Procurador General de la República para que actúe sin ninguna restricción en la procuración de la justicia en éstos y en cualquier caso que se le pueda presentar en el ejercicio de sus responsabilidades.
La incapacidad de sucederse unos a otros los que se han manchado con un ayuntamiento dañado y punible, no desciende a la inocente prole de esta conexión criminal, y los derechos de los colaterales a la sucesión intestada llegan solamente al sexto grado.
Y como yo conozco la grande religión de Vuestro ánimo y la benignidad esclarecida de Vuestro corazón, quiero informar a V.M. de la naturaleza precipitada, del natural dañado e injurioso desta abatida y vilísima nación hebrea.
No debemos escatimar esfuerzos por liberar a toda la humanidad, y ante todo a nuestros hijos y nietos, de la amenaza de vivir en un planeta irremediablemente dañado por las actividades del hombre, y cuyos recursos ya no alcancen para satisfacer sus necesidades.
Sin duda por que leyendo esto los que nos tienen mala voluntad y el corazón dañado, imaginen que los paganos adoraron a los dioses en los templos, y que nosotros adoramos a los muertos en los sepulcros, pues es tanta la ceguedad de los hombres impíos, que ofenden y tropiezan con los mismos montes, y no quieren observar las cosas que les dan en los ojos, para no echar de ver y confesar que en todas las historias o memorias de los paganos, o no se hallan, o apenas se encuentran dioses que no hayan sido hombres, y que, con todo, después de muertos, procurasen honrar a todos y reverenciarlos como si fuesen dioses.
Más adelante continúa aún, y dice: «Sabemos de Isis, mujer de Osiris, cuántos beneficios hace a los que la tienen favorable, y cuántos daños a los que la tienen enojada.» Y, en seguida, para demostrar que de tal género son los dioses que los hombres crean con el insinuado artificio (donde da a entender que los demonios han resultado de las almas de los hombres difuntos, a quienes por el arte que descubrieron los hombres que caminaban errados, infieles y sin religión, dice que los hicieron entrar dentro de los simulacros, por cuanto los que formaban tales dioses no podían realmente crear almas), habiendo dicho él mismo de Isis lo que tengo referido: «A cuántos sabemos que ha dañado el tenerla irritada»...
Ricardo, con la fuerza moral que tenía, resistió los embates de los bandidos y como siempre les respondía que nunca pediría la libertad de quien había dañado a la sociedad, fue acribillado y lanzado bestialmente a las puertas de los altos tribunales.
Se destruyó el Hospital Barros Luco, el mayor de Chile. No hay un solo hospital destruido ni dañado en la más mínima parte. En el Hospital Barros Luco no hay ni un vidrio quebrado .A qué seguir.
Hubo errores de planificación y la empresa administradora no envió oportunamente especialistas en la nueva tecnología. Se ha dañado seriamente la producción y hemos sido obligados a disminuir las entregas invocando causa mayor en esta empresa.
De esta constante doctrina podrían aprovecharse para tributar las más reverentes gracias a Dios, acudiendo verdaderamente y sin ficción al seguro de su santo nombre, con el fin de librarse por este medio de las perpetuas penas y tormentos del friego eterno, así como de su presente destrucción; porque, muchos de estos que veis que con, tanta libertad y desacato hacen escarnio de los siervos de Jesucristo no hubieran huido de su ruina y muerte si no fingiesen que eran católicos; y ahora su desagradecimiento, soberbia y sacrílega demencia, con dañado corazón se opone a aquel santo nombre...