Ejemplos ?
Al 4º estado ninfal generalmente se le llama “pupa”, sin embargo, estos insectos tienen una metamorfosis simple por lo que dicho estadio no corresponde a la pupa que presentan los insectos con metamorfosis completa como los lepidópteros, dípteros o coleópteros.
Sin embargo muy pocas son polinizadoras; las obreras no tienen alas así que no llegan lejos y raramente visitan diferentes plantas; sólo en el caso de algunas plantas rastreras, por ejemplo Euphorbia, pueden efectuar la polinización cruzada. Hay muchas moscas o dípteros que son polinizadores, en especial las moscas de las flores, de la familia Syrphidae.
La hembra de esta especie atrapa al vuelo hasta 40 especies de dípteros como la mosca doméstica o diversos mosquitos y deposita de quince a treinta huevos en su vientre (un adulto secuestra unos 16 ayudantes a lo largo de su vida).
Los dípteros (moscas), ortópteros (saltamontes y grillos), ansiópteros (libélulas), coleópteros (escarabajos), heteróceros (polillas) y otros insectos voladores componen el 99 % de su dieta.
En su área de distribución reproductiva, los dípteros de gran tamaño constituyen alrededor del 70 % de su dieta, siendo los áfidos otro componente significativo.
osca es el nombre vulgar dado a numerosas especies de insectos, sobre todo a las pertenecientes al orden de los dípteros (Diptera).
Durante la primavera se centra básicamente en la captura coleópteros y dípteros, aunque no son estos los únicos insectos que caen presa de este pajarillo.
os flebotomos y flebotominos (Phlebotominae) (del griego phlebos, vena y tomos, cortar) son una subfamilia de dípteros nematóceros de la familia Psychodidae.
floridanum son llamativas, rojas o púrpuras y huelen a pescado, siendo polinizadas por diversos insectos, particularmente dípteros.
Miden unos 2 mm, de color amarillo, poco vistosas, carentes de corola, sin fragancia pero ricas en néctar, que atrae a himenópteros y dípteros.
Las hormigas cargadoras y las locas que devastan los campos, pero que al mismo tiempo, limpian las casa y los campos cultivados, destruyendo una multitud de animales nocivos a la agricultura. Entre los dípteros están los tábanos y las mascas, que desaparecen solamente a la altura de 3.000 a 4.000 metros.
Durante muchos años, las sabanas constituyeron verdaderas trincheras de los dípteros, de aquella clase más odiosa de los insectos, porque surgían en cada estación invernal, millones de mosquitos, que luego atacaban a las poblaciones y succionaban las escasa sabia vivificante, que circulaba en esas eternas víctimas del paludismo, de la anemia, la desnutrición y la anquilostomiasis en aquellos tiempos.