délfico

(redireccionado de délfica)

délfico, a

adj. literario Que tiene relación con la isla de Delfos o con el oráculo de Apolo en esta isla.
Traducciones

délfico

delfico

délfico

ADJDelphic
Ejemplos ?
En mayo de 1927, con el apoyo de su esposa, Sikelianós celebró el Festival de Delfos como parte de su esfuerzo hacia el renacimiento de la «Idea Délfica».
En la tradición délfica, Thyia fue también la náyade de un manantial del monte Parnaso, en la Fócida (Grecia Central), hija del dios río Cefiso.
Precisamente la reciprocidad de los intereses mercantiles entre los dos componentes étnicos garantizó una relativa seguridad de navegación contra la piratería y permitió el gran reconocimiento reservado a Espina por el mundo helénico, que la acogió en la anfictionía délfica.
Bajo dominio de la República Romana, Augusto, primero, disolvió esta unión, pero luego restableció la liga nacional por razones estratégicas, y también restauró los votos de Fócida en la Anfictionía délfica que había perdido en el 346 a.
Para acortar los periodos de asedio y reducir a los sitiados por la sed, los asaltantes no dudaban en interceptar las aguas, procedimiento que, sin embargo, lo prohibía la anfictionía délfica.
Isaías se apoya en su libro, inclinado sobre la visión de las cosas divinas, él ha visto el triunfo del pueblo israelita, la liberación de Babilonia y la llegada de Cristo. Sibila Délfica.
En penitencia por esta execrable acción, la sibila délfica le dijo que tenía que llevar a cabo una serie de diez trabajos dispuesta por Euristeo, el hombre que había usurpado su legítimo derecho a la corona y a quien más odiaba.
C.), un freno al dominio espartano en Grecia Central, la ocupación de Fócida y la expedición ateniense contra Tesalia indican la voluntad ateniense de controlar la anfictionía délfica.
a Sibila Délfica (en italiano, Sibilla Delfica) o Sibila de Delfos, es un fresco del pintor renacentista italiano Miguel Ángel en la Capilla Sixtina (Ciudad del Vaticano).
Augusto modificó asimismo la organización de la anfictionía délfica de forma que otorgó la preeminencia a Nicópolis: hizo que le fueran asignados los votos de los representantes de los magnesios, malieos, enianes, ftiotas y dólopes.
En Italia copió obras de Guido Reni (Santa Cecilia), Veronés (Rapto de Europa) y Domenichino (Sibila Délfica), entre otros cuadros conservados en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes para la que se pintaron junto con un Mercurio y Argos de su invención, fechado en 1773.
Cirra utilizó la ventaja de su ubicación para robar y maltratar a los peregrinos que se dirigían al oráculo de Delfos, cobrarles impuestos y lanzar incursiones en tierra délfica, tierra que estaba consagrada a Apolo.