dádiva


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con dádiva: cohecho

dádiva

(Del lat. dativa, plural de dativum, donativo.)
1. s. f. Obsequio que se da sin esperar nada o cambio. obsequio, presente, regalo
2. acometer con dádiva coloquial Intentar sobornar a alguien.
3. dádivas quebrantan peñas coloquial Expresión que indica que los regalos sirven para sobornar hasta a la persona más reacia y férrea.

dádiva

 
f. Cosa que se da graciosamente.

dádiva

('daðiβa)
sustantivo femenino
cosa que se da sin interés de retorno No sabía como agradecer las dádivas de su abuela.
Sinónimos

dádiva

sustantivo femenino
don, donación, presente, regalo, donativo, ofrenda, fineza, folio (Colombia).
«La dádiva y el don consisten simplemente en la enajenación voluntaria de lo que se posee, en favor de otra persona; la donación es una dádiva hecha de un modo formal y solemne; el donativo es una dádiva hecha al gobierno, a una corporación o a un establecimiento. Un regalo entre amigos es don o dádiva. Las donaciones suelen hacerse por escrituras públicas.»
José Joaquín de Mora
Traducciones

dádiva

dádiva

dádiva

Geschenk

dádiva

cadeau

dádiva

هدية

dádiva

prezent

dádiva

δώρο

dádiva

подарък

dádiva

礼物

dádiva

禮物

dádiva

dárek

dádiva

gave

dádiva

lahja

dádiva

מתנה

dádiva

贈り物

dádiva

선물

dádiva

ของขวัญ

dádiva

SF
1. (= regalo) → gift
2. (= compensación) → sop
Ejemplos ?
Todo lo verdaderamente bueno se logra con dedicación y esfuerzo. Nada de lo que realmente vale se obtiene gratuitamente ni se recibe como dádiva.
No os puse tan largas dilaciones a la salida de la vida, cuantas a la entrada: porque de otra manera, si tardáredes tanto en morir como en nacer, tuviera la fortuna en vosotros un extendido imperio. En todo lugar os enseñé la felicidad que hay para renunciar a la naturaleza, volviéndole su dádiva.
Casi siempre las leyes, las instituciones y las autoridades, han sido botín de lucha o dádiva de la gracia de un poder mayor, que momentánea o circunstancialmente sirve para intereses personales de poder o enriquecimiento, pero que, casi siempre ha estado alejado de las aspiraciones, tradiciones y valores más profundos, de los millones de mexicanos que han vivido a lo largo de milenios, en lo que hoy conforma el territorio nacional.
Me trae a esta Casa —declaro lo que todos sabéis— más vuestra liberal dádiva que mi escurrido merecimiento y pienso que pecaría por omisión si no os advirtiese del peligro que corréis, si repetís vuestras tolerancias, de ser declarados pródigos por la historia.
49.-Causales de destitución.- Son causales de destitución: a) Incapacidad probada en el desempeño de sus funciones, previo el informe de la unidad de desarrollo de recursos humanos sobre la evaluación del desempeño; b) Abandono injustificado del trabajo por tres o más días laborables consecutivos; c) Haber sido sancionado por los delitos de: cohecho, peculado, concusión, prevaricato, soborno, enriquecimiento ilícito; y, en general, recibir cualquier clase de dádiva...
que alivia dolores en el cuerpo y en el alma, cuyo Maestro es el Cristo que sobre la Cruz sagrada implora al Padre piedad por los que en la Cruz le clavan — sino la que al indigente inspira ideas anárquicas al prodigarle la afrenta juntamente con la dádiva; los que amontonéis riquezas con hambre ajena amasadas; los que el ajeno derecho pisoteáis cuando os cuadra; los que no os privéis de un gusto para que otros tengan calma; en fin, los que buscáis dicha labrando ajenas desgracias, mirad, mirad en las olas la imagen de vuestras almas!
Que siempre ha sido quehacer democrático masivo y plebeyo, no ocurrencia o benevolencia elitista, señorial o burocrática. Que siempre ha sido afirmación y engrandecimiento nacional y nunca dádiva externa a cambio de soberanía o independencia.
Paralelamente a los acontecimientos fronterizos, en todas las ciudades se irguió el patriotismo, como un solo hombre, ofreciéndose para la defensa y enviando a los combatientes gran cantidad de víveres, medicinas y cigarrillos, envíos que no recibieron nunca nuestros soldados. Cuáles fueron esos negociadores de la dádiva de sentida ecuatorianidad que todos los pueblos enviaron?
Pero así y todo, le querían en su casa; tanto, que no había cumplido cuatro años cuando la tía Carpa le metió, de medio cuerpo abajo, en una pernera de los calzones viejos de su padre, dádiva que, añadida a vieja camisa que, también de desecho, le regaló su padrino el tío Rebenque, llegó a formar un traje de lo más vistoso, y a ser la envidia de sus pequeños camaradas, condenados a arrastrar su desnuda piel por los suelos, mientras su industria no les proporcionase más lujosa vestimenta.
22 El corazón alegre produce buena disposición: Mas el espíritu triste seca los huesos. 23 El impío toma dádiva del seno Para pervertir las sendas del derecho.
Debieron pasar muchos años, desde la huelga de Cananea en 1906, hasta la aparición del Sindicato de Limpia y Transportes, en 1922, para que se reconociera a los trabajadores al servicio del Estado el derecho a la sindicalización. Esta derecho, reconocido por el Estado, no fue una dádiva graciosa, fue una conquista.
La imperfección del Manco de Maizales incapacitábale para los más usuales y en el pueblo más necesarios oficios; la pésima condición de su mula y absoluta inconfortabilidad de su carricoche, le hacían el carretero más antipático a los viajeros y aun a las maletas; gracias a que su nativa elocuencia le facilitaba el ser celebrado y agasajado en todas partes, granjeándose pronto la dádiva o el convite.