custodio

(redireccionado de custodias)

custodio

(Del lat. custos, -odis.)
1. s. m. Persona o escolta que vigila a un preso.
2. RELIGIÓN Superior de una custodia de la orden franciscana.

custodio, -dia

(kus'toðjo, -ðja)
sustantivo masculino-femenino
persona que custodia algo o a alguien Se convirtió en custodio de sus bienes.
Traducciones

custodio

Kustos

custodio

custode

custodio

gardien

custodio

bewaarder

custodio

vogter

custodio

カストディアン

custodio

후견인

custodio

/a
A. ADJ ángel custodioguardian angel
B. SM/F (= guardián) → custodian (Méx, Perú) → police officer
Ejemplos ?
d) Los parques y organismos oficiales recibieron campanas, cálices, custodias, candelabros y otros objetos de culto, los han fundido y aun han aprovechado para la guerra o para fines industriales sus materiales.
Cantemos el oro, porque de él se hacen las tiaras de los pontífices, las coronas de los reyes y los cetros imperiales: y porque se derrama por los mantos como un fuego sólido, e inunda las capas de los arzobispos, y refulge en los altares y sostiene al Dios eterno en las custodias radiantes.
Allí respira Y vive para ti, tú le custodias, Ni un punto romperá su alegre cárcel; Pasan por él los ruidos de la tierra Sin conmoverle; y por extraño modo, Cuanto él quiere, medita y fantasea, Tu solo pensamiento lo contiene; Y bellas son por ti las cosas bellas, Alegre el sol porque tu faz alumbra, Áureas las flores si tu frente ciñen, Y apetecible el lauro y la victoria Si huellas tú la conquistada palma.
También para las iglesias Se hacen lámparas y atriles, Hisopos y calderetas, Ciriales y candeleros, Los cálices y patenas Las custodias y copones Que en el sagrario se encierran.
Muestran las pantorrillas de alabastro poluto enfundadas en medias azules o rosadas. Las cabezas morenas fingen rosas de luto y las rubias recuerdan las custodias sagradas.
asta el retiro donde, en laboriosas vigilias, cincelo, con paciente amor de orífice mis gemadas custodias, mis cálices, combados armónicamente, como la cadera de Calixto, mis joyantes copones -para contener el vino purpúreo de mi corazón, en la celeste misa diaria celebrada en la silla del Arte- me llega vuestra voz, vuestra fina voz colmada de juvenil ternura, anunciando que, una vez más, la falange apolínea se lanza, a golpes de ala de Pegaso y Clavileño, como nuevos cruzados, a la conquista de la jerosilimitana ciudad de la Gloria, donde erige sus cúpulas, de mórbidas curvaturas de senos jóvenes, la catedral del Verso.
En cuanto a la forma tecnológica y litúrgica, pueden usarse el cedro revestido con planchas de cobre, plata o bronce o bien el oro, uno de los otros metales dorados y de cuya combinación se puede sacar un partido inmenso (como ornamentación, recuerdos de la Pasión, de los misterios religiosos), esculpidos en lo que pudiéramos llamar tras altar, de forma completamente artística y teniendo sitio a propósito para recibir estas magnificas custodias de metal, que tantas hay en toda España, ya sean de estilo plateresco o góticas tal vez.
El suave lied Wagneriano evoca dulces visiones, Walkyrias y sugestiones de un cerebro wagneriano; y al arrullo de tu piano desfilan en el jardín, sobre el Lago, Lohengrin, y, por el fino arenal -aúreo, cual oro de Rhin- custodias del Saint Greal...!
En cálices, patenas, custodias, incensarios, casullas, capas pluviales, mitras, palios del altar, y mantos de la Virgen, y molduras del tabernáculo, y aureolas de los santos, debían emplearse los resplandores del metal precioso; y el usarlo para vender y comprar cosas profanas, miserias y vicios de los hombres, le parecía terrible profanación, un robo al culto.
— I en el acto se levantó i principió a vestirse, cuidando de ponerse sus escapularios i cordones benditos. Diez minutos antes de las 8 fue sacado al patio i llevado al banco entre los cuatro sacerdotes i dos custodias.
"La Comisión" podrá convenir con los gobiernos de los estados, del Distrito Federal o de los municipios, las custodias, conservación y mantenimiento de las zonas federales referidas en este Artículo.
Sin embargo, en este capítulo se redujo la provincia a entidades más pequeñas, llamadas «Custodias», a fin de mejorar las actividades de los franciscanos.