curiosamente

curiosamente

1. adv. Con limpieza y cuidado un examen muy curiosamente presentado.
2. De manera sorprendente curiosamente, no resultó dañado el edificio.
Traducciones

curiosamente

curieusement

curiosamente

curiosamente

curiosamente

ADV
1. (= extrañamente) → curiously, oddly
2. (= pulcramente) → neatly, cleanly
Ejemplos ?
La afirmación que hoy se hace de la política de 1909 consiste curiosamente en una operación de hacer entrar en lo que era muy poco muchas cosas que allí no estaban; la política de 1909 nos suena a los españoles normales, corrientes, vulgares, simplemente a un movimiento guerrero en África, a una revolución, ¿qué digo revolución?, a un conato de motín en Barcelona y a una represión.
Luego, súbitamente, la horrible cosa salió disparada verticalmente hacia el cielo, como un cohete o un meteoro, sin dejar ningún rastro detrás de ella y desapareciendo a través de un redondo y curiosamente simétrico agujero abierto en las nubes, antes de que ninguno de los hombres pudiera expresar su asombro.
Por lo leído hasta aquí, durante los finales del siglo XX, parece propiciarse este distanciamiento al promover más las intenciones económicas y políticas de la educación que fomentar el derecho al saber coherente que todo ser humano destila desde que nace y que curiosamente la escuela se ocupa en disminuirlo, en vez de fomentarlo.
Un militar que va solo examina curiosamente las compañeras de viaje; en su aire determinado se conoce que ha viajado y conoce a fondo todas las ventajas de la presión de una diligencia.
Me vi apurada para casarlas, y al fin no quedaron bien: mi conciencia me lo repetía. -Y ¿cómo se le ha ocurrido a usted ejercer esta profesión? -interrogué curiosamente. -¡Ah!...
Quiero contarles una anécdota nada más para que se entienda lo que digo y referida a mi provincia, para que nadie se sienta aludido: ustedes habrán recordado el prolongado conflicto docente de Santa Cruz que, además, se unió a un conflicto con los trabajadores del petróleo. Curiosamente, del sector público provincial, el sector docente es uno de los salarios más altos, es el salario docente más alto de la República Argentina.
Quiere decir que de los 9.000 millones, 7.547, fueron en cosas que se podrían haber producido aquí en la Argentina. Curiosamente, por ejemplo, hoy estaba charlando con gente de Aerolíneas Argentinas, el JP1, que no es la JP, el JP1 es el combustible, no es la JP2, el JP1 se llama al combustible de los aviones que sí se produce casi todo salvo una pequeñísima parte que importan, que creo que lo hacen para justificar que nos cobran precio internacional, y me estaba contando la gente de Aerolíneas que inclusive no los dejan cagar la totalidad en Aeroparque porque, bueno, tienen acuerdo una y otra empresa para poder hacerlo en otra y entonces sacan hasta el último peso que pueden.
Porque también es cierto, y miren qué paradoja, que hay provincias como por ejemplo Formosa, Salta, Santiago del Estero, La Pampa – no me quiero olvidar de ninguna- que no le solicitan al gobierno nacional ni un solo peso para pagar sus salarios y sus gastos corrientes. Curiosamente muchas de esas provincias eran las que durante la convertibilidad Cavallo las había catalogado como provincias inviables.
Por otra parte, sin embargo, quiero, si a usted le parece bien diferir un tanto cuanto con la idea de que en la crisis o en la normalidad los mexicanos no ahorran, eso no es cierto, y curiosamente a veces quienes más ahorran es la gente con menos recursos; si usted se asoma, como estoy seguro que lo hace, con frecuencia a los asentamientos humanos irregulares donde vive la gente, por lo menos en el medio urbano más pobre, usted ahí puede observar un claro efecto de ahorro por parte de esa población, esa gente está destinando a veces hasta la mitad de su ingreso disponible para hacerse de un activo, para hacerse de una casa y eso no es otra cosa, sino ahorro.
Su mano derecha esgrimía el clásico sable, de empuñadura curiosamente trabajada por desconocido artista; su izquierda columpiaba el abanico, donde una bandada de grullas alza el vuelo en celajes nacarados puntilleados de plata.
Han pasado siete años durante los cuales se ha pretendido erradicar toda oposición y toda amenaza al “orden”. Curiosamente, ellas han recrudecido y hoy aún son más conminatorios, no sólo en las surgidas como se dice de la extrema izquierda, como lo han reconocido hombres que ocupaban altas situaciones y cargos, sino también las que han surgido en el propio interior del régimen.
¿Cómo es posible que los que andaban cazando acciones gloriosas para atribuírselas a esta nación belicosa, buscándolas curiosamente en todos los lugares y tiempos, hubieran omitido un hecho tan señalado, que, según su sentir, es el rasgo característico de la piedad, el más notable y digno de encomios?