cureña

cureña

(De origen incierto.)
1. s. f. MILITAR Armazón formado por dos maderos laterales, fuertemente unidos, que servía de soporte a los cañones de artillería.
2. Pieza de madera usada para fabricar la caja de un fusil.
3. Pieza alargada de madera en que va sujeto el arco de la ballesta.
4. a cureña rasa loc. adv. 1. Expresión usada cuando una batería de cañones carece de parapeto o defensa que la proteja. 2. Indica que algo se hace sin protección: aguantó la lluvia a cureña rasa.

cureña

 
f. mil. Armazón en la cual se monta el cañón de artillería.
Pieza de nogal en basto, trazada para hacer la caja de un fusil.
Palo de la ballesta.
Traducciones

cureña

affusto

cureña

transport

cureña

vervoer

cureña

transporte

cureña

przewóz

cureña

превоз

cureña

运输

cureña

運輸

cureña

přeprava

cureña

transport

cureña

kuljetus

cureña

SFgun carriage
a cureña rasaout in the open, exposed to the elements
Ejemplos ?
Plaza de la Mezquita (Πλατεία Τζαμίου): Se abre en el centro de la localidad, como una terraza hacia el mar. En ella se ubican una cisterna, un brocal de pozo y una cureña de cañón.
Esta variante estaba equipada con unos rieles internos extraíbles para permitir el uso del cohete de 150 mm. Ambos tipos eran remolcados y fueron montados en la cureña modificada de un cañón antitanque ligero del período de entreguerras.
Existían en los siglos XV y XVI varios tipos de cañón, como la bombarda, con un tubo atado a un bastidor de madera montado en una cureña sencilla que se apuntaba metiendo o sacando tacos de madera de un rudimentario dispositivo elevador, o el falconete, un cañón ligero, normalmente montado en una especie de horquilla de hierro fija a un muro o a la borda de un navío, con una barra que salía por su parte posterior para apuntar la pieza con una mano mientras con la otra se daba fuego al oído del arma para disparar.
El cañón retrocedía normalmente en su cuna, pero, adicionalmente, la parte superior de la cureña entera, que contenía el cañón y su cuna, retrocedía a lo largo de la parte principal de la cureña.
Una innovación importante fueron los muñones, piezas integradas en la boca de fuego que salían como un cilindro a cada lado que encajaba en la cureña y permitía cambiar el ángulo de elevación, eliminándose así el tosco sistema de atar las piezas a un bastidor.
En Operación Barbarossa las tres baterías estaban equipadas con dos piezas cada una, y esta situación no cambió en los dos años siguientes. Mientras que el diseño del cañón del K 3 no era en sí mismo innovador, no puede decirse lo mismo de su cureña.
Para el transporte, el cañón era llevado en un remolque separado. La cureña era transportada con una plataforma de tiro integral que bajada al suelo cuando se emplazaba el obús.
Este sistema amortiguaba las fuerzas de retroceso y hacía una plataforma de tiro muy estable. La cureña fue usada también para el 17 cm Kanone 18 in Mörserlafette y el.
Aligerando las bombardas surge en el siglo XVI la culebrina, cañón que llegaba a tener 30 veces la longitud del calibre, montada sobre una cureña con dos grandes ruedas para facilitar el transporte por los caminos y que permite disponer de una primitiva artillería de campaña para el campo de batalla.
Este sistema reposa sobre la cureña, sistema de rodaduras y uno o más brazos posteriores que se anclan en el suelo, denominados mástiles, lo que en un cierto porcentaje absorbe parte de las fuerzas de retroceso, con lo que la pieza no se mueve de su posición de tiro, innovación que se extiende enseguida a todas las piezas.
El Mrs 18 fue diseñado para reemplazar el obsoleto 21 cm Mörser 16, de la Primera Guerra Mundial. Mientras que el diseño del cañón no tenía nada innovador, no puede decirse lo mismo de su cureña.
Solo respondió el fuego el único barco disponible, una lancha cañonera armada con un cañón de a 18, desde el 1° de junio al mando de Hipólito Bouchard, hasta que salió de servicio por la rotura del eje de cureña.