cumplirse

cumplirse

(kum'pliɾse)
verbo pronominal
hacerse realidad algo Se cumplió su sueño de conocer el Machu Pichu.
Traducciones

cumplirse

expire, to be fulfilled
Ejemplos ?
Además, en caso de condena definitiva y, si se trata de pena de muerte, en caso de condena dictada en primera instancia, la Potencia detenedora dirigirá, tan pronto como sea posible, a la Potencia protectora, una detallada comunicación que contenga: 1) el texto exacto de la sentencia; 2) un informe resumido del sumario y del proceso poniendo de relieve, en particular, los elementos de la acusación y de la defensa; 3) la indicación, cuando sea el caso, del establecimiento donde habrá de cumplirse la sentencia.
La obra de Ferreiro – tuvo excelentes colaboradores – fue realmente enorme y mejor que en mi palabra, será procedente dar lectura a algunos pasajes de la memoria presentada al cumplirse el período de su segunda presidencia.
El trabajo, que se hizo por iniciativa de Gustavo Gallinal en la época del centenario de 1825, financiado, esperó más de una década para cumplirse y darse a las prensas.
En 1957 (Acta Nº 841) el señor Ariosto González en ejercicio de la presidencia, propuso editar en dos tomos sus obras, trabajo que no llegó a cumplirse por falta de medios; Arteaga, en 1986 le dedicó la exposición de orden al incorporarse como numerario; Traibel, Laroche, Flavio García – en una sesión especial cuando se cumplió el centenario de su nacimiento – y antes yo mismo, los cuatro, sus alumnos, nos hemos ocupado de su personalidad en exposiciones que constan en las actas; y hoy el Instituto le rinde su homenaje en esta sesión pública.
La corrupción de los propios españoles impidió desde un principio, que estas leyes, injustas para unos (los indios) pudieran cumplirse cabalmente, por lo que el concepto de justicia, cualquiera que este hubiera sido, no pudo crear un clima de respeto y regulación entre los súbditos de la corona, fueran estos españoles e indígenas.
A la empresa compatriotas que el triunfo es vuestro, vencer o morir sea nuestra cifra: y también esos tiranos de haber excitado vuestro enojo sin advertir que los Americanos del Sud están dispuestos a defender su Patria con honor y antes morir que vivir con ignominia en afrentoso cautiverio .” Empezaban a cumplirse cabalmente los claros anuncios de Artigas de colaboración y auxilio de la Junta de Buenos Aires a los orientales que se habían embarcado en su causa por un puro impulso sentimental.
La Constituyente lo constataba con viva satisfacción al dirigirse al pueblo, en ocasión solemne, diciéndole: “ los votos que hicisteis al tomar las armas en 1810 y al empuñarlas de nuevo en 1825 empezaron a cumplirse ”.
Sólo que ante la confusión actual de “se recomienda” dejar al educando que hable o escriba como quiera, sin corregirlo, sin quedar claro el modo adecuado de hacerlo reflexionar sobre los usos de la lengua, dentro de pronto, obra de la “energeia” del sistema de signos lingüísticos, su función central como instrumento de COMUNICACIÓN, cual ya suele suceder, no podrá cumplirse.
Van a cumplirse dos años de la fecha venturosa en que Su Santidad el Papa Pío XII, ante una grandiosa representación de la Asociación Católica de Trabajadores Italianos (ACLI), declaró la solemne institución de la Fiesta de San José Obrero para el día Primero de Mayo.
El negocio comenzó a cumplirse enseguida, pero sucede que a cierta altura sobrevinieron dificultades no esperadas ni previstas y, en consecuencia, planteóse entre las partes un diferendo que ellas se prometían resolver a su manera o sin tener para nada en cuenta a la Justicia y a la Autoridad Orientales.
Nos dejaron una media centena de leyes orgánicas, copiadas más o menos servilmente en los “Registros” de Buenos Aires, como recuerdo de su tránsito por los puestos de la administración pública, y además, los moldes utilizados después en la República para el vaciado de oligarquías, cábalas y cabildeos… Pero querían dejarnos mucho más; de cumplirse sus votos cien veces reiterados, aún después de ser pública y notoria la adhesión del imperio brasileño a la fórmula de paz que reconocía nuestra independencia, y cuando ya las provincias hermanas en mayoría intergiversable se habían pronunciado decididas por la nueva dispersión, tendríamos a Buenos Aires por capital y la unidad como sistema de gobierno!
Los magistrados cuyos periodos hayan de expirar al cumplirse los mencionados periodos iniciales de tres y de seis años, serán designados mediante sorteo que efectuará el Secretario General de las Naciones Unidas inmediatamente después de terminada la primera elección.