cumpleaños


También se encuentra en: Sinónimos.

cumpleaños

s. m. Aniversario del nacimiento de una persona organizó una fiesta privada para celebrar su cumpleaños.
NOTA: En plural: cumpleaños

cumpleaños

 
m. Aniversario del nacimiento de una persona.
Fiesta con que se celebra el cumpleaños.

cumpleaños

(kum'pleaɲos)
sustantivo masculino
1. día en que se celebra el aniversario de nacimiento de una persona Brindaron por el cumpleaños de su hijo.
2. fiesta con la que se conmemora ese día Están todos invitados al cumpleaños de Manuel.

cumpleaños

(kumple'aɲos)
sustantivo masculino
1. aniversario del nacimiento de una persona Hoy es el cumpleaños de su sobrina.
2. fiesta para celebrar ese día Celebró su cumpleaños con una fiesta descomunal.

cumpleaños

(kum'pleaɲos)
sustantivo masculino
1. día en que se celebra el aniversario de nacimiento de una persona Brindaron por el cumpleaños de su hijo.
2. fiesta con la que se conmemora ese día Están todos invitados al cumpleaños de Manuel.

cumpleaños

(kumple'aɲos)
sustantivo masculino
1. aniversario del nacimiento de una persona Hoy es el cumpleaños de su sobrina.
2. fiesta para celebrar ese día Celebró su cumpleaños con una fiesta descomunal.
Sinónimos

cumpleaños

sustantivo masculino
Traducciones

cumpleaños

birthday

cumpleaños

Geburtstag

cumpleaños

anniversaire, anniversaire de naissance

cumpleaños

födelsedag

cumpleaños

γενέθλια

cumpleaños

narozeniny

cumpleaños

fødselsdag

cumpleaños

syntymäpäivä

cumpleaños

rođendan

cumpleaños

誕生日

cumpleaños

생일

cumpleaños

verjaardag

cumpleaños

fødselsdag

cumpleaños

urodziny

cumpleaños

aniversário

cumpleaños

วันเกิด

cumpleaños

doğum günü

cumpleaños

ngày sinh nhật

cumpleaños

生日

cumpleaños

рожден ден

cumpleaños

生日

cumpleaños

יום הולדת

cumpleaños

SM INVbirthday
¡feliz cumpleaños!happy birthday!, many happy returns!

cumpleaños

m (pl -años) birthday; ¡Feliz cumpleaños!..Happy birthday!
Ejemplos ?
El general meneó la cabeza con aire dubitativo, salió a dar un paseo a caballo, con el ordenanza siguiéndolo a distancia conveniente, y él más erguido que de costumbre en el soberbio corcel. El día del cumpleaños de Emilita llegaron a la casa flores y libros, cartas y tarjetas.
Hay un poder, un poder increíble en la misericordia del cielo, en el favor de la Corte, en la gracia de Dios; y todos estos dones de la gracia habían sido concedidos al pequeño Jorge. Pero nos olvidamos del cumpleaños.
Todo vecino precisado á festejar el bautizo de un mamón, un cumpleaños, matrimonio ú otra fiesta d familia, invitaba indefectiblemente á Juan Pérez, el cual no se hacía rogar para concurrir con su harpa y deleitar, gratis et amore, á los con- vidados.
Ahora Emilia les daba su particular significación. Sí, Jorge la acompañaba en su cumpleaños, estaba allí de verdad. Daba la casualidad de que al día siguiente se celebraba en la casa otro cumpleaños: el del general.
-Y qué con eso... —Aunque sea una fatua y tonta, si le regalamos algo por ser hoy su cumpleaños, tal vez nos favorezca con un ascenso.
ni yo... A mí, lo mío. Los demás... ¡Bah!... Se lo regalamos para su cumpleaños... ¿Tú también lo eres...? Se murió... Te odio...
Anónimo = Era el 4 de noviembre de 1780, y el cura de Tungasuca, para celebrar a su santo patrón, que lo era también de su majestad Carlos III, tenía congregados en opíparo almuerzo a los más notables vecinos de la parroquia y algunos amigos de los pueblos inmediatos que, desde el amanecer, habían llegado a felicitarlo por su cumpleaños.
"¿Qué te dijo Cheres anoche? ¿Qué resolvió por fin que cantáramos en el cumpleaños?" pregunta Ester sin levantar los ojos del zurcido.
Se trataba de enseñarle a la niña a declamar, con toda la mímica y expresión del caso, unos versos que su padrino le había compuesto para que felicitase a Pepito en su próximo cumpleaños.
La de Rivas, culta y refinada si las hay, preparaba de acuerdo con las modistas, con las grandes cocineras de la ciudad, con floricultores y tapiceros, todos los refinamientos posibles en Medellín para la celebración de este cumpleaños.
El duelo se efectuó en Polanco (que era, por entonces, un caserío vecino á Valparaíso) en la mañana del 13 de Junio, fiesta de san Antonio, día en que, por ser cumpleaños de la no áa, se preparaba en casa de ésta un gran sarao.
Desde la víspera del cumpleaños del magíster, los muchachos le pedían las seis disciplinas y la palmeta; y en la mañana del santo, tras de quemar algunos paquetes de cohetecitos de la China y de tirar por alto cocos y nueces, le devolvían los cotidianos instrumentos de suplicio, adornados con cintas y cascabeles.