culebra


También se encuentra en: Sinónimos.

culebra

(Del lat. colubra.)
1. s. f. ZOOLOGÍA Reptil ofidio de cuerpo cilíndrico y largo, cabeza aplastada, piel escamosa y con diversos colores, que puede vivir en la tierra o en el agua.
2. TECNOLOGÍA Tubo largo en espiral de los alambiques que, entre otros usos, sirve para el enfriamiento de la destilación. serpentín
3. ZOOLOGÍA Canal que perfora en el corcho del alcornoque la larva de un insecto coleóptero parásito.
4. coloquial Desorden o alboroto provocado de repente por un pequeño grupo en una reunión pacífica.
5. culebra ciega ZOOLOGÍA Anfisbena, reptil saurio.
6. culebra coronela ZOOLOGÍA La que habita en lugares rocosos y poblados de zarzas, que se alimenta de insectos y lagartijas.
7. culebra de cascabel ZOOLOGÍA Crótalo, reptil saurio.
8. culebra de collar o de agua ZOOLOGÍA La de piel blanco amarillento y de escamas fuertes y aquilladas, es semiacuática y se alimenta de peces y ranas.
9. culebra de herradura ZOOLOGÍA La que presenta una faja en forma de herradura en la nuca, su piel es aceitunada, amarillenta o rojiza con manchas oscuras en el dorso.
10. culebra nariguda ZOOLOGÍA Ofidio venenoso originario de la India, de cabeza prolongada en un hocico largo.
11. culebra viperina o falsa víbora ZOOLOGÍA La de piel de coloración pardarrosada con dibujos zigzagueantes como los de la víbora, que vive en ríos y estanques.
12. liársele a alguien la culebra coloquial Verse envuelto en graves dificultades por causas inesperadas planificó el asunto hasta el último detalle, pero se le lió la culebra al fallecer su superior.
13. saber más que las culebras coloquial Ser muy sagaz y aprovecharse de ello ten cuidado con ella, sabe más que las culebras.
NOTA: Nombre científico: (Natrix maura.)

culebra

 
f. zool. Nombre común de varias especies de serpientes de pequeño tamaño, venenosas o no venenosas de la familia colúbridos (géneros Natrix, Coluber, Coronella, Elaphe).
Canal muy tortuoso que hace en el corcho la larva de un coleóptero.
fig.Desorden o alboroto promovido de repente por unos pocos en una reunión pacífica.
Chasco que se da a uno.

culebra

(ku'leβɾa)
sustantivo femenino
reptil ofidio escamoso, de cuerpo cilíndrico y largo Existen unas 2.500 especies de culebras.
Sinónimos

culebra

sustantivo femenino
bicha.
Entre gentes supersticiosas que creen de mal agüero pronunciar culebra, dícese comúnmente bicha.

culebra de cascabel sustantivo femenino crótalo.
Traducciones

culebra

slang

culebra

змия

culebra

serp, serpent

culebra

slange

culebra

Schlange

culebra

φίδι

culebra

serpento

culebra

madu, uss

culebra

käärme

culebra

नाग

culebra

zmija

culebra

kígyó

culebra

ormur

culebra

ヘビ

culebra

anguis, serpens

culebra

serpent, slang

culebra

orm

culebra

cobra, serpente

culebra

змея, уж

culebra

orm, snok

culebra

nyoka

culebra

yılan

culebra

SF
1. (Zool) → snake
hacer culebrato zigzag
culebra de anteojoscobra
culebra de cascabelrattlesnake, rattler (EEUU)
2. (Mec) → worm (of a still)
3. (= alboroto) → disturbance, disorder
4. (Andes) (= cuenta) → debt, bill
5. (Méx) (= manguera) → hosepipe

culebra

f. snake.

culebra

f snake
Ejemplos ?
Luego era puesto en pie, y con un garrote que a la cabacera, desde que aquello le dijeron, ponía, daba en la pecadora del arca grandes garrotazos, pensando espantar la culebra.
Pues tras la culebra anduve, y aun pienso se ha de ir para ti a la cama, que son muy frías y buscan calor.” “Plega a Dios que no me muerda -decía yo-, que harto miedo le tengo.” De esta manera andaba tan elevado y levantado del sueño, que, mi fe, la culebra (o culebro, por mejor decir) no osaba roer de noche ni levantarse al arca; mas de día, mientras estaba en la iglesia o por el lugar, hacia mis saltos: los cuales daños viendo él y el poco remedio que les podía poner, andaba de noche, como digo, hecho trasgo.
Quisieron mis hados, o por mejor decir mis pecados, que una noche que estaba durmiendo, la llave se me puso en la boca, que abierta debía tener, de tal manera y postura, que el aire y resoplo que yo durmiendo echaba salía por lo hueco de la llave, que de canuto era, y silbaba, según mi desastre quiso, muy recio, de tal manera que el sobresaltado de mi amo lo oyó y creyó sin duda ser el silbo de la culebra; y cierto lo debía parecer.
Acordaron los vecinos no ser el ratón el que este daño hacía, porque no fuera menos de haber caído alguna vez. Díjole un vecino: “En vuestra casa yo me acuerdo que solía andar una culebra, y esta debe ser sin dubda.
Y lleva razón que, como es larga, tiene lugar de tomar el cebo; y aunque la coja la trampilla encima, como no entre toda dentro, tornase a salir.” Cuadró a todos lo que aquel dijo, y alteró mucho a mi amo; y dende en adelante no dormía tan a sueño suelto, que cualquier gusano de la madera que de noche sonase, pensaba ser la culebra que le roía el arca.
- Los municipios de Fajardo, Luquillo, Culebra y Vieques; los barrios Río Grande Pueblo, Herrera, Guzmán Abajo, Guzmán Arriba, Ciénaga Alta, Zarzal, Jiménez y Mameyes Segundo de Río Grande.
La culebra "equis" i la plaga del mosquito, la falta de alimentación adecuada, el cansancio físico, el terror y las docencias sobrevinientes de la gran tragedia sembraron por doquier la muerte.
Los habitantes del Cantón afirman que en los restos de bosque nativo especialmente en la parte alta se puede observar al Tigre. REPTILES Y ANFIBIOS Culebra Mata caballo, Culebra Equis.
Como sucede en las comunidades con tendencia igualitaria, hasta quienes alcanzan cierta comodidad material tienen apodos: La posible movilidad social resultante del esfuerzo y el trabajo, no impide la relación franca y abierta facilitada por esos identificadores particulares que son los apodos, allí están los borregos, latas, cauchos, colegas, chicama, pato, pavo, chanchitos, cántaro, chivos, gatos, pollitos, culebra, dañino, pavos, ranas, cachaco, bruja, coto, gringo, melan, duque, chepa, machete, burro blanco, tamalitos, Nadie se reciente ni disminuye si lo reconocen con ese distintivo.
A estos peligros, como ya hemos dicho, se sumaba el río, siempre impetuoso y rabioso de crecientes, envolviéndose como una culebra al tronco caminero y dando lugar a 60 vados, y que en uno de aquellos el arriero encontraba la muerte en forma inevitable.
De vez en cuando levantaba la cabeza con un movimiento ondulante de culebra o de pavo real que hacía estremecer el cuello de encaje bordado que la envolvía como una red de plata.
Hecho el cálculo, cogió la ballesta entre los dientes, y arrastrándose como una culebra por detrás de los lentiscos, fue a situarse sobre unos cuarenta pasos más lejos del lugar en que se encontraba.