culata


También se encuentra en: Sinónimos.

culata

(Probablemente del ital. culatta.)
1. s. f. MILITAR Parte posterior de la caja de las escopetas, pistolas o fusiles, por donde se agarran o apoyan para disparar le golpeó el hombro con la culata y se lo descoyuntó.
2. MILITAR Parte posterior del tubo de cualquier arma grande o pieza de artillería.
3. COCINA Cuarto trasero de la res bovina o anca de la ternera situada encima de la tapa, en el despiece de la carne.
4. MECÁNICA Pieza metálica que se ajusta al bloqueo de los motores de explosión y cierra el cuerpo de los cilindros.
5. ZOOLOGÍA Anca de las caballerías el dardo se hundió en los músculos tensos de la culata del potrillo.
6. dar de culata coloquial Apartar un poco un vehículo, levantando a mano la parte trasera sin mover el juego delantero.

culata

 
f. Parte posterior de un arma de fuego que sirve para asirla y afianzarla cuando se hace la puntería y se dispara.
fig.Parte posterior de algunas cosas.
ingen. mecán. Parte que se ajusta al bloque de los motores de explosión y cierra superiormente a los cilindros, es decir, por la parte opuesta al cigüeñal.
zool. Anca (de caballería).

culata

(ku'lata)
sustantivo femenino
1. parte posterior de apoyo de las armas La pistola tenía culata de nácar.
2. mecánica pieza de un motor de explosión Han cambiado la junta de la culata.
3. cuarto trasero de la res bovina culata de ternera
Sinónimos

culata

sustantivo femenino
anca (de una caballería), grupa.

salir el tiro por la culata locución frustrarse, fracasar, estropearse, malograr, desgraciar, desbaratar, irse al traste (col.), irse al carajo (col.), irse al cuerno (col.).
Traducciones

culata

culatra

culata

SF
1. (Mec) [de fusil] → butt; [de cañón] → breech; [de cilindro] → head
2. (Zool) → haunch, hindquarters
3. (= parte trasera) → rear, back
4. (Cono Sur) (= cobertizo) → hut, shelter
Ejemplos ?
Solamente a cuatro leguas de la estancia, encontraron dos vacas viejas, de la culata del rodeo, comiendo con toda tranquilidad; la deducción era fácil.
En momentos de pronunciarse el desastre, un joven ca- pitán peruano á quien acompañaban cuatro soldados, golpeó con la culata de su rifle el fulminante de una mina, produ- ciéndose la explosión que mató á tres de los enemigos, de- jando heridos ó contusos á muchos más.
Cañuela, a pesar de sus débiles fuerzas -tiene nueve años, y su cuerpo es espigado y delgaducho-, ha terminado felizmente la empresa de apoderarse del arma, y sentado en el borde del lecho, con el cañón entre las piernas, teniendo apoyada la culata en el suelo, examina el terrible instrumento con grave atención y prolijidad.
y verás lo que te sucede! La culata de un fusil cayó sobre mi pecho... ¡Era la primera vez que me pegaba un hombre, además de mi padre!
–La policía tiene machete o sable para dispersar a los que promueven tumultos o desobedecen desordenes o atentan sin armas contra personas o cosas. –El soldado de línea puede hacer uso de la culata de su fusil en los mismos casos.
Al subirlo a la superficie encontramos, con gran sorpresa nuestra, que era una pistola, de modelo muy extraño y curioso, que por la herrumbre que la cubría y por estar carcomida la culata y cubierta de conchas, debía encontrarse en el agua desde hacía mucho tiempo.
Ustedes supónganse que me dijo mi compadre: «Míe usté, compadre, una vez había en Gaucín dos contrabandistas, y ca uno de los dos contrabandistas tenía una potranca, y las dos potrancas eran dos prendas de órdago, finas y reondas de culata, con los pechos como cántaros y con la cabeza como dos puños de los de plata meneses.
–Y es evidente que no es necesario el disparo del arma, aún para castigar, pues la victima estaba apenas a una distancia de un metro del matador cuando fue herído mortalmente. –Con la culata de su fusil, el soldado pudo reprimirlo y hasta inmovilizarlo, sin necesidad de matarlo!.
Los que se matan aun esperan; llaman con la hoja del puñal o con la culata del revólver a la puerta formidable que no se abre más que una vez y detrás de la cual puede haber algo.
El carretero de pie en la culata de la carreta arroja la sandía a otro de pie en el suelo de la calle, el que a su vez la dispara a su mujer, y ésta a su hijo mayor, que va acumulando el montón, dejando en diversos lados las grandes o de a veinte, las medianas o de a diez, y las chicas o de a cinco.
En algunos minutos salvó la distancia y aproximándose cauteloso, con infinitas precauciones, siguiendo la pista grabada en la arena descubrió la pieza agazapada entre los cardos. Apoyó la culata en el hombro y soltó el tiro.
Veo con sorpresa a nuestro jefe de la plaza Coronel Francisco Bolognesi muerto y sin ropa exterior, caído de espaldas, con un balazo en el pecho y el cráneo destrozado desde la parte de la ceja calculo yo que esta herida a sido despues de caído, con la culata de rifle porque las dos bolsitas de los sesos estaban a 12 pulgadas de distancia del cráneo y estaban enteritas las dos bolsitas.