Ejemplos ?
Era lo que queríamos, porque comprendo el odio que han despertado los policías; sin embargo, nos vemos en la necesidad de adoptar medidas más cuidadosas para evitar los robos y para evitar la delincuencia, consecuencia natural de la cantidad de gente que está pasando hambre en la calle.
La situación de sus masas trabajadoras no sólo era más horrible que la de muchos pueblos contemporáneos, sino que era, como lo demuestran las más cuidadosas comparaciones económicas, peor de lo que había sido en el siglo quince, antes de que se pensase en el comercio exterior.
"El Impuesto sobre la Renta ha venido siendo objeto de cuidadosas observaciones y de reformas tanto administrativas como de orden legislativo y reglamentario.
No se recomiendan traslados apresurados al campo Que todos tomen el tiempo necesario para realizar cuidadosas consideraciones para que no sean como el hombre de la parábola que comenzó a edificar y luego fue 124 incapaz de terminar.
DOÑA BERNARDA ¿Sacaron ya la ropa? SANTILLANA Sí. DON DUARTE Cuidadosas son del frontispicio: bien se arrebozan, pues no hay vellas. Son las dos...
Las fieras cuidadosas evitaron Con su ruido turbar su manso sueño, Y volando las aves arrullaron El reposar de su tranquilo dueño.
Muchos apresuraban sus pasos para llegar lo más rápidamente posible. Las mujeres, al entrar, se encubrían cuidadosas con velos de diversas calidades mientras ellos quedaban al descubierto.
Ahora, luego de escucharlo, pienso que si el señor senador Ferreiro, con ese espíritu de pormenorización total nos ha dado tantos datos sobre las etapas de preparación del Tratado, se impone extraer la conclusión de que también dentro de esas etapas de preparación, los organismos y autoridades intervinientes fueron sumamente estudiosas, prolijas, cuidadosas.
A las doce en punto de la noche estaban reunidos en el comedor de Carmen, Antonio, dos compañeros suyos, la dueña de la casa y dos mujeres jóvenes como ella y como ella poco cuidadosas del qué dirán.
Soltó la presa, que se tornó a sumir en la tierra, y allegando con los pies la que había apartado, se tornó a subir arriba, dando cuenta a las damas de lo que pasaba, que, cuidadosas de su tardanza, le esperaban, de que no se mostraron poco temerosas; tanto que, aunque don Gaspar quisiera irse luego, no se atrevió, viendo su miedo, a dejarlas solas; mas no porque pudieron acabar con él que se acostase, como otras veces, no de temor del muerto, sino de empacho y respeto, de que, cuando nos alumbran de nuestras ceguedades los sucesos ajenos, y más tan desastrados, demasiada desvergüenza es no atemorizarse de ellos, y de respeto del Cielo, pues a la vista de los muertos no es razón pecar los vivos.
Las disposiciones del capítulo en materia de requisitos de desempeño son particularmente cuidadosas para impedir que se produzcan distorsiones del comercio.
Cuando el dictador regresó al campamento se encontró con que, debido a las cuidadosas disposiciones que había tomado el jefe de la caballería, todo estaba más tranquilo de lo que había esperado.