cuchara


También se encuentra en: Sinónimos.

cuchara

(Del lat. cochlear, -aris < cochlea, concha, por la forma de la cuchara.)
1. s. f. Utensilio para comer, que consiste en un mango con una palita cóncava en un extremo trae la cuchara para tomar la sopa.
2. Cantidad de alimento o sustancia que cabe o que se coge con este utensilio. cucharada
3. Pieza de algunas máquinas con forma cóncava y de tamaño variable, usada para diversos fines recogieron los escombros con la cuchara de la excavadora.
4. Cazo pequeño con un mango largo, usado para sacar líquidos de las tinajas u otros recipientes.
5. Venez. vulgar Vulva, parte exterior del órgano sexual de las mujeres.
6. s. f. pl. TAUROMAQUIA Cuernos de un toro de lidia el novillo le asestó un golpe con las cucharas.
7. cuchara de madera DEPORTES Trofeo simbólico que se otorga al equipo de rugby que no ha conseguido ningún punto en el torneo de las Cinco Naciones.
8. de cuchara loc. adj. MILITAR Que procede de la tropa y no ha hecho la carrera militar es un sargento de cuchara.
9. meter con cuchara o con cuchara de palo coloquial Explicar a alguien una cosa con todo detalle le metió con cuchara el incidente de la ópera.
10. meter cuchara coloquial Entrometerse en asuntos o conversaciones ajenas intentó meter cuchara en lo que se estaban confesando.
11. tener la cuchara por el mango coloquial Ser dueño de la situación y tener la posibilidad para dirigirla no es necesario que nos preocupemos, tiene la cuchara por el mango, no dejará ni un cabo suelto.
NOTA: También se escribe: cuchar

cuchara

 
f. Instrumento, de madera o metal, compuesto de un mango y una palita cóncava que sirve esp. para comer.
Vasija redonda metálica, con un pico en un lado y un mango largo en el otro, usada para sacar el líquido de una tinaja.
Cualquier utensilio semejante a la cuchara, como los que se usan en fundición, astilleros, etc.
Meter uno su cuchara.fig. Introducirse inoportunamente en la conversación de otros o en asuntos ajenos.

cuchara

(ku'ʧaɾa)
sustantivo femenino
1. utensilio de forma cóncava para consumir alimentos líquidos Busca la cuchara para tomar el caldo.
2. tecnología pala articulada de las excavadoras y grúas utilizada para extraer materia levantar piedras con la cuchara
3. herramienta metálica triangular utilizada en la construcción Los albañiles untaron el cemento con la cuchara.
entrometerse con el fin de sacar provecho Los senadores metieron la cuchara en la nueva ley de impuestos.
Sinónimos

cuchara

sustantivo femenino
(marina) achicador (cucharón), vertedor.
Traducciones

cuchara

spoon, ladle, scoop

cuchara

culler, cullera

cuchara

Löffel

cuchara

lusikka

cuchara

כף

cuchara

evőkanál, kanál

cuchara

cucchiaio

cuchara

スプーン

cuchara

lepel

cuchara

colher

cuchara

sked

cuchara

kaşık

cuchara

匙子, 调羹

cuchara

ложка

cuchara

lžíce

cuchara

ske

cuchara

žlica

cuchara

숟가락

cuchara

skje

cuchara

łyżka

cuchara

ช้อน

cuchara

thìa

cuchara

Лъжица

cuchara

cuchara

A. SF
1. (para comer) → spoon
con la cuchara grande (esp LAm) despacharse o servirse con la cuchara grandeto look after number one
meter algo a algn con cucharato spoon-feed sb sth
meter (la) cuchara (en conversación) → to butt in; (en asunto) → to shove one's oar in
soplar cucharato eat
soplar cuchara calienteto eat well
cuchara de cafécoffee spoonteaspoon
cuchara de palowooden spoon
cuchara de postredessert spoon
cuchara de servirserving spoon, tablespoon
cuchara de sopasoup spoon
2. (Téc) → scoop, bucket
3. (= cucharón) → ladle
4. (LAm) (= llana) → flat trowel
albañil de cucharaskilled bricklayer
5. (CAm, Chile) hacer cuchara(s)to pout
6. militar de cucharaofficer who has risen from the ranks, ranker
B. SMF (Méx) (= carterista) → pickpocket

cuchara

f. spoon; tablespoon.
Ejemplos ?
-Gracias. -Sin etiqueta, señores -exclamó Braulio, y se echó el primero con su propia cuchara. Sucedió a la sopa un cocido surtido de todas las sabrosas impertinencias de este engorrosísimo, aunque buen plato; cruza por aquí la carne; por allá la verdura; acá los garbanzos; allá el jamón; la gallina por derecha; por medio el tocino; por izquierda los embuchados de Extremadura.
El Tuerto, sin decir una sola palabra, después que sus hijos han rodeado la tartera, empieza a comer el potaje con una cuchara de estaño.
La tía Simona, con el mango de la sartén en una mano y con una cuchara de palo en la otra, y acurrucada en el santo suelo, se cree más alta que el emperador de la China, y en más difícil e importante cargo que el de un embajador de paz entre dos grandes pueblos que se están rompiendo el alma.
Por eso no debemos extrañarnos del estrépito que se arma en la cocina del tío Jeromo al hacerse esta operación.«-¡Que no se te caiga!-¡Ayúdame por esta banda!-¡Quita ese banco!-¡Apaña esa cuchara!-¡Allá va!-¡Que está torcía!-¡Calza de allá!-¡Fuera esa pata!» Poco menos alboroto y mayores precauciones que si se botara al agua un navío de tres puentes.
Pero para lo fuerte tienen hombres; para hervir los metales, para hacer ladrillos de ellos, para ponerlos en la máquina delgados como hoja de papel, para las máquinas de recortar en la hoja muchas cucharas y tenedores a la vez, para platearlos en la artesa, donde está la plata hecha agua, de modo que no se la ve, pero en cuanto pasa por la artesa la electricidad, se echa toda sobre las cucharas y los tenedores, que están dentro colgados en hilera de un madero, como las púas de un peine. Y ya vamos contando la Historia de la Cuchara y el Tenedor.
El camarero segundo me confirmó, en un susurro, que aquel señor estaba retirado de los negocios, que vivía en el Square y que tenía una gran fortuna, que esperaban dejaría a una hija de su lavandera; se murmuraba también que tenía en su oficina un servicio de plata muy estropeado por el desuso, aunque jamás ojos humanos vieron en su casa más que una cuchara y un tenedor desparejados.
Si la gente come con una cuchara que deja escapar la mitad de su contenido entre el tazón y los labios, ¿no es probable que pasen hambre?
Sólo se oía el chocar de los cubiertos con los platos o los pasos apagados de la sirviente, o el rumor que producía el viento al doblar los árboles del jardín. Mamá sólo dijo dos veces con su voz dulce y triste: –Niño, no se toma así la cuchara...
Niño a pesar de sus amarguras, vendía el pan de la cárcel por diez céntimos para una partida de pelota en el patio o un racimo de uvas, y a la hora del rancho echábase a la espalda la mano izquierda, y mirando con envidia a los que empuñaban un mendrugo, hundía su cuchara en el insípido rancho para engañar el estómago con ilusorio alimento.
Notad que no he dicho cordero; carnero, carnero respetable, anciano, cortado en romboides y polígonos desconocidos en el texto geométrico, huesosos, cubiertos de levísima capa triturable, y reposando, por su peso especifico, en el fondo del consabido líquido, que para el caso se revestía de un color parduzco: Cuando Eyzaguirre hundía la cuchara en aquel mar, clavábamos los ojos en la superficie, mientras hacíamos el tácito y rápido cálculo sobre a quién tocaría el trozo saliente.
Delante de cada una se puso un magnífico cubierto con un estuche de oro macizo, en el que había una cuchara, un tenedor y un cuchillo de oro fino, guarnecido de diamantes y rubíes.
Las patas rojas de los bogavantes salían de las fuentes; grandes frutas en cestas caladas se escalinaban sobre el musgo; las codornices conservaban sus plumas, olía a buena comida; y con medias de seda, calzón corto, corbata blanca, chorreras, grave como un juez, el maestresala que pasaba entre los hombros de los invitados las fuentes con las viandas ya trinchadas, hacía saltar con un golpe de cuchara el trozo que cada uno escogía.