cuboides

cuboides

adj./ s. m. ANATOMÍA Se aplica al hueso que pertenece al tarso y está situado en el borde externo del pie.
NOTA: En plural: cuboides

cuboides

 
adj.-m. anat. Díc. del hueso situado en la parte exterior y superior del tarso.
Ejemplos ?
A excepción del hueso piramidal, pisiforme, y del ganchoso, la mayor parte de los huesos del carpo presentan forma cuboides y constan de seis caras.
Se encuentra en la parte inferior de la primera fila del tarso. Se articula con el astrágalo por arriba y con el cuboides por delante.
d.- Borde anterior: Cóncavo. 2) Base: La base superior y cuboides. a.- Cara superior: Articular en relación con los huesos de la segunda del carpo.
Epitelio plano estratificado no queratinizado: Presenta varias capas de células planas, de las cuales, las más superficiales presentan núcleo y las más profunda está en contacto con la lámina basal. Las más profundas son cuboides, las del medio poliédricas y las de la superficie son planas.
Se origina de la tercera a quinta articulaciones metatarsofalángicas y se inserta en el sesamoideo externo.: El fascículo oblicuo («aductor oblicuo»), se inserta por una parte, en el extremo inferior de los metatarsianos tercero y cuarto y en la cara inferior del cuboides, y por otra en el sesamoideo lateral del dedo gordo y en la base de la primera falange.
Además de las dimensiones mandibulares y dentarias, y la configuración y el tamaño de las facetas del cuboides, son características diagnósticas de esta especie: Mandíbula: robusta; Lofidos linguales: configurados en forma de “U”; Protostilido y parastilido: bien desarrollados; Presencia de metastilido y endostilido: presentes; Surco distal al metastilido (lingual): superficial y amplio; Surco entre lofidos: liso, estrecho y largo; Levantamiento del pliegue de esmalte del meta y entoconido: poco levantado; Forma de la fosa del talonido y trigonido: en medialuna.
Articulación calcaneocuboidea. Se establece entre la carilla articular distal del calcáneo y la carilla articular proximal del cuboides.
Su altura es de 3 a 5 mm y está formado por tres huesos: el 5º metatarsiano, que contacta con el suelo por su cabeza, el cuboides, que no toma contacto con el suelo, y el calcáneo, que contacta con el suelo por sus tubérculos posteriores.
Cara anterior: Tuberosidad mayor del calcáneo para articularse con el cuboides mediante un articulación del género diartrosis en encaje recíproco.
Es un músculo bicipital que se origina en la zona medial de la superficie plantar del hueso cuboides, en porción contigua de la tercera cuña, y en la prolongación del tendón del músculo tibial posterior.
La parte media del pie está formada por cinco huesos irregulares: cuboides, navicular, y tres huesos cuneiformes, los cuales constituyen los arcos del pie, que sirve como un amortiguador.
La porción ósea de el pie puede dividirse en tres partes: Tarso, con siete huesos siendo, de atrás a delante el calcáneo, el astrágalo, el escafoides, el cuboides y tres cuñas (primera o medial, segunda o intermedia y tercera o lateral) Metatarso, con cinco huesos largos, que se disponen de dentro afuera con los nombres de primero, segundo, tercero, cuarto y quinto.