cuaterno

cuaterno, a

(Del lat. quaternus.)
adj. Que consta de cuatro números.

cuaterno -na

 
adj. Que consta de cuatro números.
Ejemplos ?
Las hojas dobladas de esta manera forman un cuaderno o fascículo, según el número de hojas que componen estos fascículos reciben diferentes nombres: singulión o unión formados por una sola hoja duerno o binión, formados por dos bifolios ternio o ternión, formados por tres hojas cuaterno, cisternio o cuaternión, cuatro hojas quinterno, quinquernión o quinión, 5 hojas sisternos o siniones, 6 hojas septernos o septeniones, 7 hojas Lo más usual es el cuaternión del que viene el nombre cuaderno.
n la serie de las primeras monedas catalanas que han circulado en tiempo de los condes de Barcelona y reyes de Aragón por Vallseca, Marquilles, Ducange, Campillo, Capmany se cuenta la moneda nombrada bruna. Se considera la bruna como si fuese una clase de moneda diferente de la moneda de uneto, bosonaya, cuaterno, duplo, terno, etc.
currebat Harchinonae monet a quae dicebatur bruna, et duravit usque in anuo MCCIX No fue peculiar esta moneda solo de Barcelona sino también de las demás ciudades que labraban moneda con mucha liga. La moneda de Manresa y la de cuaterno también se nombró moneda bruna.
La moneda de cuaterno no fue distinta de la moneda nombrada de cort aunque algunos escritores hablan de ella como si fuesen monedas distintas pues son iguales en el día, mes y año de su creación y no es regular haberse mandado labrar en un mismo día dos especies de monedas distinta la una de la otra.
Es regular que el nombre de cuaterno se le diese por los cuatro marcos de plata que entraban en el riel o masa para batirla como la moneda de duplo y de terno lo recibieron también del número de marcos de plata que entraban en la liga.
197 asegura que en las monedas de cuaterno los cuatro marcos eran de plata y los ocho restantes de cobre: et in illa moneta de quaterno ponebantur quatuor marchae argenti et octo aeris.
Cuaterno es una moneda catalana mandada hacer por el rey Pedro II de Aragón en abril de 1212 después de la moneda bosonaya. Según el cronicón Barcinonense citado por Ducange que dice:: IX kalendas aprilis anno MCCXII fuit aspersa a domino rege Petro moneta de quaterno Barchinonensi.
Este cuaterno monacal pinta con elocuencia el predominio de la Iglesia en aquellos tiempos, y el afán de las comunidades por engrosar sus filas, haciendo caso omiso de enojosas formalidades.