cuarentón

cuarentón, a

adj./ s. Se aplica a la persona que ha cumplido cuarenta años y aún no llega a los cincuenta se casó con un cuarentón retirado del deporte.

cuarentón, -tona

 
adj.-s. Díc. de la persona que tiene cuarenta años cumplidos y no ha llegado a los cincuenta.

cuarentón, -na

(kwaɾen'ton, -na)
abreviación
se aplica a la persona que tiene entre 40 y 49 años Es una mujer cuarentona muy atractiva.
Traducciones

cuarentón

quarantenne

cuarentón

/ona
A. ADJforty-something
es ya cuarentónhe's in his forties, he's forty-something
B. SM/Fperson in their forties
Ejemplos ?
Por otra parte, Robinson originalmente había imaginado que el personaje de Shoeless Joe Jackson debía ser interpretado por un actor cuarentón, con más años que Costner, con la intención de mostrarlo como un padre sustituto, pero decidió que Ray Liotta era mejor para el papel a pesar de no llenar la característica que él deseaba, que era la de ambigüedad en el personaje.
Cuando se descubre que su hijo fue asesinado por celos y no por los matones pretende que el detective deja la investigación, pero el agente no dará marcha atrás y conseguirá enfrentar a los cuatro mafiosos para que se aniquilen entre sí.;El Agente de la Continental:Definido por el personaje de Dinah Brand como “un tipo gordo, cuarentón, que no se casa con nadie y testarudo”, este personaje sin nombre será el que más relatos de Hammett protagonizará, ya que además de en Cosecha roja aparece en la novela La maldición de los Dain, así como en otros 27 relatos de menor extensión.
Dejó su huella en los Phillies al lograr en cinco temporadas tres títulos divisionales y dos apariciones en serie mundial, logrando una de ellas en 1980. Siendo ya un cuarentón, partió en 1984 al equipo de los Expos.
Gracia es una poco comunicativa pero inteligentísima niña huérfana de doce años de edad quien estudia en un colegio de monjas de Ciudad de México hasta que, con las vacaciones escolares, es llevada por Vicente Maldonado y su esposa Guillermina a casa de Don Ebúrneo, el millonario amigo de la pareja y padrino de Gracia que vive en un chalet a las afueras de Avándaro junto con Hernán, su cuarentón y holgazán sobrino, y Marina, la sirvienta de ambos, quien mantiene una relación clandestina con Hernán.
En el plano narrativo, la novela se centra en las trayectorias de sus tres personajes principales (entre otros varios cientos) a lo largo de la ciudad de Dublín: el judío cuarentón Leopold Bloom, el joven universitario Stephen Dedalus (álter ego de Joyce), con quien se abre la obra, y la mujer del primero, Molly Bloom, hija de irlandés y judeoespañola, con cuyo largo y extraordinario monólogo interior se cierra.
Vivía en el 2ºB junto con su hijo Armando, un divorciado mujeriego cuarentón, quien la ingresó en una residencia de ancianos de la que escapó para ir a vivir al 1º A junto con Marisa y Vicenta Benito con las que formó "radio patio".
Fue agregado de la Embajada Española en París, donde casó casi cuarentón con doña Maria Manuela Pignatelli y Gonzaga, (1765 - 1816), hija del embajador en Francia durante diez años, entre 1763 y 1773 Joaquín Atanasio Pignatelli de Aragón y Moncayo, XVI conde de Fuentes (1724 - 1776).
Sin embargo, ninguno de los tres será quien consiga la hazaña de hacerle perder su virginidad sino que el afortunado terminará siendo Ricardo: Un cuarentón mediocre, aburrido, paranoico y además casado y con hijos, con quien nunca tuvo serias intenciones para con ella ya que, al final, él terminará por trastocarle el maravilloso mundo de Patsy para luego dejarla vestida y alborotada...
Entre los clientes destacan Velasco (Santi Rodríguez), funcionario cuarentón adicto al chismorreo; Miguelón (Juanma Cifuentes), un hombre afable y con sobrepeso que no consigue perder ni medio kilo; Pilar (Mar Abascal), una divorciada venida a menos; César (Carlos Chamarro), un yuppie de lengua viperina obsesionado con su físico; Vanessa (Miriam Cabeza), una chica simplona e inocente que sueña con convertirse en estrella de la televisión; Maxi (Tomás Pozzi), un uruguayo bajito que aspira a trabajar de policía; y Nieves (Mariam Hernández) y José María (Gerald Fillmore), una pareja que discute hasta cuando está de acuerdo.
El cuarentón estibador Eddie Carbone, italoamericano de Brooklyn, que conoce bien la ley no escrita de solidaridad entre inmigrantes y se escandaliza con las historias de los que en algún momento delataron compatriotas ante la oficina de inmigración, vive con su esposa Bea y con Katie, la hija de la fallecida hermana de ésta.
Sus padres son clase media progresista. Su papá es un cuarentón "viva la pepa" y su madre una orgullosa con pretensiones de high class.
Después de asesinar a su tercera víctima, una joven mujer llamada Mary Crane (Marion Crane en el filme) y a Arbogast, un investigador privado enviado a buscarla, fue arrestado y enviado a una institución, donde la personalidad de la madre lo dominó por completo y se "convirtió" en ella. En la novela, Bates es un cuarentón, bajo, obeso, hogareño y más inestable.