cuajado

cuajado, a

1. adj. Que está lleno o cubierto de una cosa tiene su casa cuajada de libros; diadema cuajada de brillantes. repleto
2. coloquial Que se ha quedado profundamente dormido se quedó cuajado en el sofá, vencido por el sueño. frito
3. coloquial Que está asombrado o pasmado.
4. s. m. COCINA Guiso hecho con carne picada, hierbas, frutas, huevos y azúcar.

cuajado, -da

  (de cuajar)
adj. fig.Inmóvil, paralizado por el asombro que produce alguna cosa.
fig. y fam.Dormido.
m. Vianda de carne picada, hierbas o frutas, etc., con huevos y azúcar.

cuajado, -da

(kwa'xaðo, -ða)
abreviación
1. que está inmóvil a causa del asombro Se quedó cuajado al ver su alcancía vacía.
2. que se durmió Después de leer se quedó cuajado.

cuajado

(kwa'xaðo)
sustantivo masculino
alimento cocinado con carne o frutas picadas, azúcar y huevo El cuajado se obtiene al agregar los huevos batidos a la cocción.
Traducciones

cuajado

curd

cuajado

A. ADJ
1. [leche] → curdled; [sangre] → coagulated, congealed
2. (= lleno) cuajado defull of, filled with
un cielo cuajado de estrellasa star-spangled sky, a star-studded sky, a sky studded with stars
una corona cuajada de diamantesa diamond-studded crown, a crown studded with diamonds
una tapia cuajada de pintadasa wall covered in graffiti
una situación cuajada de peligrosa situation fraught with dangers
un texto cuajado de problemasa text bristling with problems
3. (= asombrado) estar cuajadoto be dumbfounded
4. (= dormido) quedarse cuajadoto fall asleep
B. SM cuajado de limónlemon curd

cuajado-a

a. curdled;
leche ______ milk.
Ejemplos ?
Por pobre que sea, tiene la casa saltando de limpia. Los suelos, de losa de mármol, de ladrillo ó de yeso cuajado, parecen bruñidos á fuerza de aljofifa.
n el centro de un jardín crecía un rosal cuajado de rosas y en una de ellas, la más hermosa de todas, habitaba un elfo tan pequeñín que ningún ojo humano podía distinguirlo.
Y entretanto el aire se satura con el perfume de la promesa.» ¿No es éste, señora, el supremo acierto: lograr que la vida se nos presente como un árbol cuajado de promesas maduras?
De no haberse escuchado demasiado por gobernantes y políticos imperitos o interesados o urgidos por la vanidad de mandar a los oficiosos consejeros europeos que casi siempre operaban interesadamente, sea para colocar empréstitos con mayor frecuencia y facilidad, sea para obtener concesiones mineras y adquirir latifundios inmensos por menos de nada, pensamos que los intentos y reclamos de nueva reunión que de todas partes surgían, habrían cuajado en realizaciones más concretas y prácticas que el Congreso Americano que postula México durante una década.
Diciendo esto, sacó de la primera falange de su dedo meñique un grueso anillo cuajado de diamantes y formado por dos manos entrelazadas, motivo que me pareció infinitamente poético.
Por la puerta de hierro se veía una espaciosa plazoleta con una bella fuente en el centro, las estatuas a los lados de las cuatro estaciones, árboles seculares por cuyos troncos trepaba verde hiedra y una infinidad de flores de puros matices, admirablemente combinados, entre las que descollaba un hermoso rosal cuajado de capullos y con una sola rosa completamente abierta.
Y el día siguiente, vieron todos que don Gustavo durante la siesta, ora corría por todos lados a galope tendido, ora caminaba con un sigilo de rastreador, alrededor de la majada rodeada; y como había muchos venados en el campo, se dieron cuenta de que había cuajado la insinuación, pues, afanoso, trataba él también de echar a la majada algún macho, para hacer cruza.
Y no digo que el marqués de los Castillejos debiera haber sido más explícito en lo referente a su lealtad, dando allí mismo una lección de heráldica a su atrevido paisano, porque yo respeto mucho hasta las aprensiones de los héroes, como el flamante Guzmán; pero es lo cierto que, examinada la cuestión con el criterio de los hombres vulgares, como yo, parecía indicada en ella una serie de pruebas que no le faltaban al general Prim, y con las cuales, y un poco de la mucha bilis de que dispone siempre el ministro de la Guerra, anonadando de paso al interpelante, habría cuajado la sonrisa burlona de la Cámara en los labios de los constituyentes.
En los cerezos no sólo había cuajado, sino que rojeaba con brillanteces de pulido coral, y los mirlos silbaban en las últimas ramas, burlonamente, riéndose de quien pretendiese estorbarles el disfrute de aquellos granos rellenos de almíbar un poco agrio...
Y devorados ya los indefensos animales, se atreven ahora con los hombres.» Añadieron que el camino que debíamos seguir, estaba cuajado de cadáveres medio devorados y blancos por los roídos huesos; y que, por consiguiente, debíamos emprender el viaje con las necesarias precauciones, observando, especialmente las siguientes: salir de día, que luzca ya el sol en todo su esplendor, evitar, así, las emboscadas del enemigo, puesto que la luz del día, por sí sola, detiene la acometida de tan terribles bestias, y, finalmente, no dispersar nuestra caravana en pelotones, sino apretarla en forma de cuña, para rechazar los posibles ataques.
De lo que a mí me aconteció, entre tanto, sólo te importa saber, por ahora, que aquella noche sin horas, sin ruido, sin aire y sin serenos, hubo al cabo un instante en que mis huesos se entrechocaron, agitándose en el angosto húmedo recinto; un no sé qué de sutil y penetrante recorrió mi desvencijada máquina desde el calcaño al occipucio; esponjóse, a su contacto, el cuajado cerebro como un merengue; despertó la voluntad, y entre las oscuridades del cráneo se produjo una chispa que inflamó la dormida razón.
Y mientras elviento cesaba por completo y en el aire aún abrasado Yaguaí arrastrabapor la meseta su diminuta mancha blanca, las palmeras, recortándoseinmóviles sobre el río cuajado en rubí, infundían en el paisaje unasensación de lujoso y sombrío oasis.Los días se sucedían iguales.