cuadernal

cuadernal

 
m. mar. Conjunto de dos o tres poleas paralelas, dentro de una misma armadura.
Ejemplos ?
n náutica, la gaza es un trozo de cáñamo, cable de alambre, planchuela de hierro o cadena que, cerrado sobre sí mismo de muy diversos modos, sirve para abrazar un objeto, como motón, cuadernal, palo, verga, guardacabo, etc.
Aparejo de virador: el real que se da a los viradores de los masteleros a fin de aumentar la potencia para guindarlos. Aparejo de combés: el suelto de cuadernal y motón que se usa frecuentemente para varios objetos.
Gaza redonda, con dos variaciones, la de boca de cangrejo o de amante, y la de boca de cangrejo pernera Gaza de rabiza: es la que se prolonga por una rabiza. Gaza doble: la de cuadernal o motón formada con dos cabos adosados.
El cierre se hace por soldadura. Se ponen al rojo vivo para introducir en ellas el motón, cuadernal, etc. Generalmente llevan un gancho o cáncamo.
Los cuadernales se emplean en los aparejos y para ello hay que «engazarlos». La gaza de un cuadernal es un cabo sin concha, forrado con meollar.
lantión de amante: al compuesto por dos lantiones, de los cuales el motón de uno de ellos está firme en el cabo del que laborea por el de otro de combés: al que tiene un motón y un cuadernal de dos ojos.
cuadernal de botas al agua: el que entra en la formación de cualquiera de los aparejos empleados en la botadura de un barco, y de un tamaño proporcionado a las dimensiones de aquél.
Su nombre proviene de que los aparatos de este género empleados antiguamente para arbolar los palos machos de las barcos de vela, eran de sección cuadrada o rectangular. El bloque de madera recibe el nombre de cuerpo o caja de cuadernal, y sus caras, quijadas.
Enmendar un aparejo: separar de nuevo el cuadernal, cuadernales o motón cuando han llegado a juntarse por haberse estrechado los guarnes en la ejecución de alguna maniobra y volver a sujetar el cuadernal en paraje más avanzado del cabo, cadena u otro objeto sobre que se está obrando.
Cerrar un aparejo a besar: halar de su beta hasta que se junten los dos cuadernales o el motón y cuadernal. En otra acepción, cerrar el aparejo es bracear las vergas por barlovento o aproximarlas más a la dirección perpendicular a la quilla.
cuadernal de alforja: el que, garganteado con otro cuadernal en un mismo estrobo, viene a reemplazar con su compañero, las pastecas de algún aparejo, como por ejemplo el de la encapilladura del velacho, sirviendo para el laboreo de las drizas de los foques.
Se encapillan mediante el ojo de la gaza. cuadernal de rabiz: el cuadernal que en lugar de terminar en gancho o anilla, remata con el cabo de este nombre.