cronista

(redireccionado de cronistas)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con cronistas: clarin

cronista

s. m. y f. PERIODISMO Autor de una crónica o el que se dedica a escribirlas era el cronista de la ciudad.

cronista

 
com. Autor de una crónica, o el que tiene por oficio escribirla.

cronista

(kɾo'nista)
sustantivo
1. autor de relatos históricos cronistas medievales
2. comentarista que describe eventos actuales cronista policial
Sinónimos

cronista

cosustantivo masculino
Traducciones

cronista

reporter

cronista

Chronist

cronista

chroniqueur

cronista

cronista

cronista

krönikör

cronista

SMF
1. [de periódico] → reporter, columnist
cronista de radioradio commentator
cronista deportivosports writer
cronista de sucesosaccident and crime reporter
cronista socialsociety columnist
2. (Hist) → chronicler
Ejemplos ?
Y tan magnífica adquisición hizo con él la hospitalaria orden, que sus cronistas todos convienen en que el padre Camacho murió en indiscutible olor de santidad, allá por los años de 1698.
Otro argumento en el que, como en el de los quipvs, están uniformes todos los cronistas de Indias, es el de la organi- zación que los Incas daban á sus ejércitos y aun á sus pue- blos, lo que les permitía tener una base firme para la formación de un exacta censo y cobro de contribución.
El gobierno de toda agrupación, tanto territorial como institucional, correspondía a una asamblea de ancianos o expertos en la materia, elegidos por los miembros de la agrupación, nada se hacía, afirman los cronistas sin consultar a la asamblea”.
Lástima que no hubiéramos tenido en tiempos de Amat periódicos y gacetilla. ¡Y cómo habrían retozado cronistas y graneleros al poner a sus lectores en autos de la rebujina teatral!
a conjuración de las palabras de 1868 Érase un gran edificio llamado Diccionario de la Lengua Castellana, de tamaño tan colosal y fuera de medida, que, al decir de los cronistas, ocupaba casi la cuarta parte de una mesa, de estas que, destinadas a varios usos, vemos en las casas de los hombres.
No me prometo lo mismo de Gautier, Dumas y otros cronistas hispanófobos, pues al verlos mintiendo todavía de otros países, juzgo que no es fuerte la vergüenza 18 .
Además, la oportunidad fue muy propicia para nuestro comerciante, porque el naufragio de algunos buques, que salieron de Cádiz con cargamento de vino, había influido en la alza de precio de este artículo de privilegiado consumo. Dicen muchos cronistas que ocasión hubo en que la arroba de vino llegó a valer en Lima quinientos pesos.
Por otra parte, las fuentes documentales y arqueológicas, casi siempre se encuentran incomprendidas, deformadas, transcodificadas o falseadas (inconsciente o conscientemente) por los cronistas europeos, e incluso mestizos americanos, quienes sólo reacomodaron su semántica a nuestros lenguajes, sin adentrarse, por dogmatismos obvios en ellos, a las significaciones de nuestras antiguas organizaciones socioculturales y nos han dado versiones absurdas.
Y usted recordará hace un año qué nos decía la gente, si usted se para con otros colegas cronistas cerca de mí y está escuchando lo que me dice la gente, y si bien la gente no está diciendo que está contenta o que todo está bien, la gente nos dice: "bueno, ¿sabe qué?, ya tengo trabajo; ¿sabe qué?, ya veo un poco distintas las cosas".
De la corrupción que hubo en la República romana antes que Cristo prohibiese el culto de los dioses Y ved aquí cómo la República romana (lo cual no soy yo el primero que lo digo, sino que sus cronistas, de quienes a costa de muchas tareas y molestias lo aprendimos, lo dijeron muchos años antes de la venida de Cristo) poco a poco se fue mudando, y de hermosa y virtuosa se convirtió en mala y disoluta.
Varios cronistas dicen que la querella tuvo lugar en el juego de bolos pero otros afirman que el trágico suceso fue motivado por desacuerdo en una jugada de ajedrez.
Se conoce que el autor ha tenido á mano muchos cronistas que sobre las cosas de Amé- rica escribieron, y que, con tino y habilidad, ha sabido huir del escollo de dar entrada en el santuario de la Historia á muchas de las fantasías de Garcilaso, á las exageraciones de Pedro Sancho el conquistador, á las apasionadas noticias de Francisco Jerez, á la chispeante mordacidad del Palentino, y á las candorosas narraciones de Montesinos, que, más que para historiador, había nacido para escribir cuentos de las Mil y una noches.