cronista


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con cronista: ambito, clarin

cronista

s. m. y f. PERIODISMO Autor de una crónica o el que se dedica a escribirlas era el cronista de la ciudad.

cronista

 
com. Autor de una crónica, o el que tiene por oficio escribirla.

cronista

(kɾo'nista)
sustantivo
1. autor de relatos históricos cronistas medievales
2. comentarista que describe eventos actuales cronista policial
Sinónimos

cronista

cosustantivo masculino
Traducciones

cronista

reporter

cronista

Chronist

cronista

chroniqueur

cronista

cronista

cronista

krönikör

cronista

SMF
1. [de periódico] → reporter, columnist
cronista de radioradio commentator
cronista deportivosports writer
cronista de sucesosaccident and crime reporter
cronista socialsociety columnist
2. (Hist) → chronicler
Ejemplos ?
De un montecillo estraviado Sobre la empinada loma, Como escondida atalaya Puesto entre Francia y Borgoña Hubo segun un cronista Allá en edades remotas Un castillo inhabitado De manos Francesas obra.
Un clérigo muy viejo, En cuya casa por mi buen consejo Me hospedé aquella noche, Me contó como cosa verdadera, Y por los ojos de su abuelo vista, Una historia, que, a fe que si no era, De don Juan de Alarcón, servir pudiera Para acabar la que empezó el cronista.
Y mirándome con picaresca ironía, rió en mis barbas y se fue. -Querido amigo -dije al cronista callejero-, yo creo que la señora tiene razón...
Era un joven hidalgo de Castilla, muy pagado de sus pergaminos. Un cronista dice de él que era avariento, feroz, y de ánimo inquieto y novelero.
Prólogo del Doctor Jorge Salvador Lara (Cronista de la Ciudad) con la transcripción de la Señorita Judith Paredes Zarama (Paleógrafa).
Después de una serie de manifestaciones bastante veladas sobre el propósito independizador, le dice concretamente que conviene ayudar a Valdivia, para que este cuide el estrecho de Magallanes, que le manden equipos y alimentos, que si consigue que Valdivia lo acompañe, “nos tendrán aquí de pie hasta dentro de mil años, a pesar de reyes…” Sobre la sensación producida por las Ordenanzas de 1542 un cronista de la época aporta este documento...
Aqui cedo la palabra al cronista anónimo cuyo manuscrito, que alcanza hasta la época del virrey Toledo, figura en el tomo VIII de documentos inéditos del archivo de indias: “El Inca alzó entonces la mano y dióle un bofetón al español.
Lamentamos que el cronista no hubiera también averiguado si allá, en el otro barrio, entraron en componendas para perdonar o rebajar los meses de castigo.
Estos dos nombres no son recordados por ningún cronista,ni en los combates con los indios, ni en las guerras civiles de los conquistadores.
A este propósito dice un cronista: «Encargado» Puelles del gobierno, se vieron en el cielo algunas lumbres » extraordinarias y dos leones que peleaban, uno en la parte »del oriente y otro en la parte del poniente, y el sol se obscure»ció, con otros fenómenos que fueron tenidos por los habitantes de Quito como augurios de grandes sucesos y de terribles 5» desastres.» Al arribo de La Gasea, empezó á palidecer la buena estrella de Gonzalo; y Puelles, á la vez que enviaba un emisario cerca del licenciado, ofreciéndole alzar bandera por el rey si se le acordaban ciertas gracias, se preparó á marchar con tropas sobre Guayaquil, que se había pronunciado contra la revolución.
Y para que no se diga que hablamos de paporreta ó que cal- culamos á ojo de buen cubero, véase el cuadro que, en 1665, for- mó el cronista de Indias, Gil González Dávila: Convento de la Encarnación:— 150 religiosas de velo negro —50 novicias— 40 donadas— 270 seglares y criadas.
Era hidalgo de nacimiento, natural de Villanueva de Barca- rrota, buen mozo, moreno de color, sufridor de trabajos y el primero en los peligros, con lo que daba ejemplo á los solda- dos, desprendido de la riqueza, clemente en perdonar, y de gran juicio y cautela. Tal es el retrato que de Hernando de Soto hace un cronista.