criticón


También se encuentra en: Sinónimos.

criticón, a

adj./ s. Que tiene costumbre de criticar a los demás. censor, censurador

criticón, -cona

(kɾiti'kon, -'kona)
abreviación
persona que murmura contra otros reprobando hasta sus faltas más pequeñas No lo escuches, es un criticón.
Sinónimos

criticón

, criticona
adjetivo y sustantivo
Traducciones

criticón

/ona
A. ADJhypercritical, critical, faultfinding
es muy criticónhe's always finding fault with people, he's hypercritical, he's so critical
B. SM/Ffaultfinder
Ejemplos ?
En 1835 inició las ocho entregas de su serie El Criticón, importantes estudios sobre literatura española donde, entre otras cuestiones, rebatió la superchería de un presunto Buscapié compuesto por Miguel de Cervantes y que había sido encontrado y publicado por Adolfo de Castro y Rossi.
Eres un criticón!» Durante el trayecto, iba pensando: «Si el mayor no revienta de risa al verme, seguro es que cada cosa está en su sitio.» Pero el asesor colegiado se quedó tan campante.
Documentos sobre el personaje y presunto autor de La vida y hechos de Estebanillo González", Criticón, número 47, año 1989, páginas 7-28.
FALIU-LACOURT, Christiane, «Formas vicariantes de un tema recurrente: El curioso impertinente. (Cervantes y Guillén de Castro).», Criticón (Toulouse), 30, 1985, pp.
MICÓ, José María (1990): «Góngora a los diecinueve años: modelo y significación de la Canción esdrújula», Criticón (Toulouse) nº 49, pp 21−30.
173-186. Menéndez Onrubia, Carmen: "Aspectos narrativos en la obra dramática de Felipe Godínez", en Criticón (Toulouse), 30, 1985, pp.
CID, J.A., "Centauro a lo pícaro y voz de su amo: Interpretaciones y textos nuevos sobre La vida y hechos de Estebanillo González, I: La Sátira contra los monsiures de Francia y otros poemas de 1636-1638", Criticón, número 47, año 1989, páginas 29-77.
«Meditaciones» es el nombre que el jesuita asigna a los capítulos de este libro, en la línea de obras anteriores, donde se titulaban «primores» (El Héroe), «realces» (El Discreto), «discursos» (Agudeza y arte de ingenio) o «crisi (s)» (El Criticón).
La actitud de Baltasar Gracián (El Criticón), no interesado en las implicaciones doctrinales ni teológicas de su reflexiones morales, tomando como referentes a los moralistas de la tradición clásica (Maquiavelo, Bocallini, Barclay, Botero) y la Antigüedad grecolatina (Marcial, Séneca), para expresarlo con palabras del catedrático Ángel Gutiérrez Sanz, estudioso de este ilustre jesuita: "lo que le interesa a Gracián es crear un hombre de excepción, dominador de sí mismo y de los demás, capaz de sustraerse a las redes que el mundo le tiende...
Los tintes pesimistas que destila El Criticón corren parejas con su última peripecia vital. El título de El Héroe remite a la cualidad máxima del hombre en la antigüedad clásica, esto es, la virtus latina o la areté (αρετη) griega.
El último de sus «realces», que no lleva indicación de género, titulado «Culta repartición de la vida de un discreto», muestra un esquema de división de la vida del hombre en edades que preludia el de su novela El Criticón.
Entre sus obras destaca El Criticón —alegoría de la vida humana—, que constituye una de las novelas más importantes de la literatura española, comparable por su calidad al Quijote o La Celestina.