cristología

cristología

s. f. TEOLOGÍA Parte de la teología que estudia todo lo referente a Cristo.

cristología

 
f. teol. En sentido amplio, rama de la teología que trata de la persona de Cristo y su obra. En sentido estricto se refiere únicamente a la doctrina acerca de la persona de Cristo.

cristología

(kɾistolo'xia)
sustantivo femenino
teología rama de la teología que estudia la vida y obra de Jesús La cristología debe ser fundamentalmente trinitaria.
Ejemplos ?
Editado en español como Nueva lectura de la infancia de Jesús. La narrativa como cristología en Lucas 1-2. con ISBN 84-8005-048-9
Parece tratarse de una cristología de carácter davídico, que acentúa la relación entre la figura veterotestamentaria del Rey David y la figura neotestamentaria de Jesús de Nazaret, haciendo a éste último heredero, no sólo físico sino también, y sobre todo, espiritual.
En su manual de Cristología, frente a las acusaciones de falta de libertad de Cristo en su muerte que contradirían al Concilio de Trento.
Gran parte de su fama y reconocimiento posterior es debido a su trabajo sobre la circulación pulmonar descrita en su obra Christianismi Restitutio. Participó en la Reforma Protestante y desarrolló una cristología contraria a la Trinidad.
Existen en la cosmovisión luliana catorce árboles principales y dos auxiliares: Árboles principales Elemental: estudia la física Vegetal: la botánica Sensual: biología Imaginal: artes Humanal: antropología Moral: ética Imperial: política Apostoical: eclesiología Celestial: astrología Angelical: angelología Eviternal: escatología Maternal: mariología Cristianal: cristología Divinal: teología Árboles auxiliares Ejemplifical: guía ilustrativa de los anteriores, a los que explica echando mano de ejemplos, proverbios y refranes Cuestional: refrenda en términos de la lógica las cuestiones relativas a los demás Se trata de una discusión entre dos hermanas la ciencia y la fe.
Veían a Jesús como el Mesías pero manteniendo una cristología "baja", es decir, afirmaban que Jesús era el Mesías pero rechazaban su preexistencia, esto es, que tuviera naturaleza divina y que su nacimiento hubiera sido virginal e insistían en la necesidad de seguir los ritos y leyes judías cumpliendo preceptos como la circuncisión, el sábado o las prohibiciones alimenticias (cashrut).
Las enseñanzas están opuestas a las principales enseñanzas cristianas sobre la naturaleza de la Santa Trinidad y de la naturaleza de Cristo. La cristología arriana dice que el Hijo de Dios no existió siempre, sino que fue creado por Dios Padre.
La cristología de los Testigos de Jehová guarda unas pocas similitudes con el arrianismo, en el sentido que ambas consideran a Jesús como el unigénito del Dios Padre, y no como Dios mismo.
Los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones) han sido acusados a veces de ser arrianos por sus detractores. No obstante, su cristología difiere en varios aspectos de la teología arriana.
Sus obras, junto con la de Matilde de Hackeborn, son uno de los testimonios más antiguos de esta devoción. La presencia de la Virgen María también es importante, pero su mariología se integra por completo en su cristología.
La alternativa cristiana está en la apocalíptica: "«Sin apocalíptica, la cristología se convierte en una ideología de triunfadores" ya que la única respuesta comprensible que tendrá el hombre la encontrará tras la muerte.
Esta huída de lo apocalíptico en el hombre actual es la causa y el origen del dolor del hombre: "Quien separa armoniosamente cristología y apocalíptica; quien escucha,por ejemplo, el discurso sobre la resurrección de Cristo en la cruz de forma tal que el clamor apocalíptico del Hijo abandonado por Dios se haga inaudible, ese tal no escucha el Evangelio, sino un arcaico mito de triunfadores" La opción del hombre ante la incomprensibilidad de Dios es la oración.