Ejemplos ?
Este pelo de caballo es fuerte y flexible; se utiliza para rellenos en tapicería, cuerdas, líneas en la caña de pescar, cepillos y pinceles, arcos de instrumentos musicales y tejidos como la crinolina.
A la emperatriz francesa de cuna española Eugenia de Montijo le debe la mujer del siglo XX la promoción y difusión de la crinolina que al cruzar los Pirineos se convirtió en miriñaque.
Miriñaque, como la crinolina, fue un ingenio interior para dar cuerpo a las faldas gracias a un conjunto de aros flexibles y por tanto heredero del guardainfante.
Se registra su aparición hacia 1468, y serían el modelo para otros 'inventos', como el guardainfante, el panier, el tontillo, el miriñaque o crinolina y el polisón.
indusiatus Falo tiene muchos nombres comunes basados en su apariencia, incluso a largo stinkhorn red, crinolina stinkhorn, Hall (2003), p.
En el atuendo femenino apareció el corsé, que ceñía la cintura, sobre una falda en forma de campana llamada crinolina, hecha de tela y crin de caballo, y reforzada con aros metálicos.
El liderazgo de la moda pasó a Inglaterra, donde el hombre vestía casaca con cuello ancho y vuelto, calzón hasta la rodilla y sombrero de copa; la mujer abandonó el corsé y la crinolina y se inspiró en la Antigua Grecia, con vestidos largos ajustados con una cinta bajo el pecho.
Las bailarinas clásicas comenzaron a usar tutus, que eran faldas cortas con muchas capas de crinolina o tul que mostraban la mayor parte de sus piernas.
Sea cuando fuere, lo que sí se puede asegurar es que los primitivos corsés representaban un verdadero suplicio para la anatomía femenina, provocando frecuentes mareos entre sus portadoras. Además, la aparatosa crinolina era otro de los complementos más habituales en el siglo XIX.
En el traje femenino se dio el «estilo Watteau», con faldas muy voluminosas sobre crinolina, con grandes drapeados en forma de pliegues y cola hasta el suelo.
Por lo general lleva un vestido color rosa. Cuenta con adornos de holanes, mangas cortas hinchadas y una sobrefalda de crinolina.
Al principio fueron bastante estrechas y se fueron ensanchando hasta llegar a la crinolina, el polisón, el corsé y el miriñaque (armazones bajo las faldas para darles volumen).