criba


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con criba: cric

criba

(Del lat. cribrum.)
1. s. f. AGRICULTURA Operación de cribar con esta criba no será suficiente para separar las cáscaras de los granos.
2. AGRICULTURA Instrumento formado por un aro al que va fijado un fondo de tela metálica, o de otro material aguje-reado, que se emplea para separar granos. cedazo, harnero
3. MINERÍA Utensilio o máquina usado en minería para separar partículas de mineral.
4. Método o medio para seleccionar, especialmente lo verdadero, distinguiéndolo de lo falso pasar por la criba de la crítica.
5. BOTÁNICA Tabique situado en el interior de los vasos cribosos de las plantas, con pequeños orificios por los que pasa la savia descendente.
6. estar algo como o hecho una criba coloquial Estar muy roto o agujereado lleva los calcetines hechos una criba.
NOTA: También se escribe: cribo

criba

 
f. Superficie con pequeños agujeros sujeta a un aro de madera o metal que sirve para cribar.
Cualquiera de los aparatos mecánicos que se emplean en agricultura para cribar semillas, o en minería para lavar y limpiar los minerales.

criba

('kɾiβa)
sustantivo femenino
1. utensilio consistente en una tela metálica o de cuero agujereada y sujetada en un aro usado para tamizar Se debe pasar el grano por la criba para separar las piedras y otras impurezas.
2. diferenciación rigurosa entre cosas o personas En la primera criba se elegirán las obras más completas.
3. botánica tejido membranoso interno de las plantas por donde pasa la savia planta de doble criba
Sinónimos

criba

sustantivo femenino
Traducciones

criba

Sieb

criba

sieve

criba

tamis

criba

zeef

criba

peneira

criba

غربال

criba

sito

criba

сито

criba

criba

criba

síto

criba

SF
1. (= instrumento) → sieve
2. (= acto) → sifting, selection
hacer una cribato sort out the sheep from the goats
superar la cribato slip through the net
Ejemplos ?
El tejado va a ser una criba; cada envión que recibe mi choza, yo no sé cómo no la destroza; a tamaña batalla no es mucho que retiemble, y que toda se cimbre, cual si fuese de lienzo o de mimbre...
Con su cutis de criba, su nube en el ojo, su cabeza pelada y su pata coja, Santiago consiguió la dicha de encontrar una esposa no solo ejemplar, sino de harto buen palmito y más que medianas entendederas comerciales.
Y si a la criba llegamos con carne satisfecha y un montón de títulos y de oro por todo equipaje, de nosotros nada quedará. Moriremos de veras y completamente, puesto que no supimos de veras vivir.
Como si se propusiese poner a prueba la constancia de sus enemigos, ora salvaba un matorral o una barranca de difícil acceso, pero siempre a la vista de sus infatigables perseguidores, quienes, después de algunas horas de este gimnástico ejercicio, estaban bañados en sudor, llenos de arañazos y con las ropas hechas una criba; mas no se desanimaban y proseguía la caza con salvaje ardor.
¡Entonces debe alcanzar primero la sensación correcta a través del juicio! Pero por muy rápido que se realice la criba, la primera y fresca impresión ha desaparecido de una vez.
Hecho su testamento, Ramón dijo que estaba listo; pero que le cortasen hasta el hombro la manga derecha de la casaquilla, a fin de que ella pudiera ser prendida a la muñeca por un botón, y permitiese así que se desahogara su brazo hecho una criba.
El lavatorio. 88. El hambre. 89. La aguja. 90. Las palomas. 91. Abel. 92. La criba. 93. La letra A. 94. Espada. 95. La sartén. 96. Sol. 97.
«¿Cuándo lograremos deshacernos de este mal penco, que apenas se aguanta en sus roídos cascos, de pelo descolorido, que sólo sale de su inconmensurable pereza y de su letargo para hacer locuras y cuyo pellejo apenas es bueno para una criba?
La noche, como de otoño, está serena y apacible; y si bien el gas de los faroles que acaban de encenderse apenas bastaría para hacer visible la oscuridad, como, si mal no recuerdo, dijo en parecido caso, el discretísimo y ameno Curioso Parlante, para no darnos de testarazos contra las esquinas tendremos a nuestra disposición los plateados rayos de la luna que, como una enorme criba roja, llega en este instante, entre nubes de púrpura y naranja, sobre los viejos paredones de la solitaria venta de Pedreña.
Tienen rallos de cobre y latón, en los cuales raspan las tales raíces, como en Holanda acostumbran raspar el mirick (ésta es una raíz muy picante, tirando al gusto de mostaza fuerte, con la cual se hacen salsas para comer algunos pescados); cuando ya han raspado lo que les parece bastar para el sustento de aquella vez lo meten en sacos de lienzo grueso y exprimen todo el humor hasta que las raspaduras quedan bien secas, las cuales echan por una criba, dejándolas de tal modo, como si fuesen aserraduras de madera.
Estando en esta consistencia las ponen en planchas de hierro que preparan muy calientes, sobre las cuales se hacen al modo de tortas muy delgadas, que poniéndolas al sol, encima de los cubiertos de las casas, se acaban de secar; y por no perder nada de lo que no pudo pasar por la criba, hacen de ello bollos espesos de la magnitud de cinco o seis pulgadas, los cuales ponen unos sobre otros, dejándolos podrir, con cuya materia preparan un licor, que ellos llaman veycou, y hallan muy excelente, aunque no excede la cerveza del norte.
5° Al ver una parte de las combinaciones de los reinos vegetal, animal y mineral, y este globo agugereado por todas partes como una criba, del que se escapan tantas exhalaciones, ¿cual será el filósofo bastante atrevido, ó el escolástico bastante necio que vea claramente que la naturaleza podia detener los efectos de los volcanes, las intemperies de la atmósfera, la violencia de los vientos, las pestes y todas las plagas destructoras?