crúor

crúor

(Del lat. cruor, sangre.)
1. s. m. ANATOMÍA Componente sanguíneo que se coagula, en oposición al suero, en especial, la parte roja del coágulo.
2. culto, literario Líquido sanguíneo.

crúor

 
m. En la medicina antigua, hemoglobina.
Coágulo de sangre.
poét.Sangre.
Ejemplos ?
“¿Por qué a mí de mí me arrancas?”, dice; 385 “ay, me pesa, ay, no vale”, clamaba, “la tibia tanto.” Al que clamaba la piel le fue arrancada de lo sumo de sus miembros, y nada sino herida él era; crúor de todas partes mana, y destapados se ven sus nervios y trémulas sin ninguna piel rielan sus venas; sus palpitantes vísceras podrías 390 enumerar, y diáfanas en su pecho las fibras.
Y el tiempo aquél llegará en que a sí mismo un valerosísimo héroe se añada a esta flor, y en su misma hoja se lea.” Tales cosas, mientras las menciona la verdadera boca de Apolo, he aquí que el crúor que derramada por el suelo había señalado las hierbas, 210 deja de ser crúor, y más nítida que de Tiro la ostra, una flor surge y la forma toma de los lirios, si no purpurino el color suyo, mas argentino, en ellos.
Él, crúor manando, sobre su codo, aun así, levanta el cuerpo, y semidesgarrado del lecho intenta levantarse, y en medio de tantas espadas sus palidecientes brazos tendiendo: 345 “¿Qué hacéis, mis hijas?
Se añade a ellos Dórilas, que las sienes cubiertas llevaba 380 de la piel de un lobo, y a guisa de salvaje arma los prestantes cuernos zambos de unos bueyes, enrojecidos del mucho crúor.
Enviado a él yo soy, en número de dos mis acompañantes, 235 y apenas en la huida buscada fue la salvación de un acompañante y mía. El tercero de nosotros tiño la impía boca del Lestrigon con el crúor suyo.
Mas tu crúor en flor se mutará, ¿o es que a ti en otro tiempo un femíneo cuerpo convertir en olientes mentas, Perséfone, te fue concedido, y mal se verá que por mí 730 sea mutado el héroe Cinireio?” Así diciendo su crúor con néctar perfumado asperjó, la cual, teñido de él, se hinchó así como en el rubio cieno totalmente traslúcida levantarse una burbuja suele, y no más larga que una hora plena resultó la demora, cuando una flor, de la sangre concolor, surgió, 735 cual los que esconden bajo su tersa corteza su grano, los bermellones granados llevar suelen.
760 En cuyo tronco, cuando hizo su mano impía una herida, no de otro modo fluyó al ser astillada su corteza la sangre, que suele ante las aras, cuando un ingente toro como víctima cae, de su truncada cerviz crúor derramarse.
Y no pudieron las manos sacar la enclavada arma: la expulsó el propio crúor, y enrojecido de sangre el suelo purpúrea engendró del verde césped una flor, 395 la que antes había de la herida del Ebalio nacido.
De ahí cuando los legados volvieron, las a ellos negadas de Etolia aportando, los rútulos sin las fuerzas esas sus guerras guarnecidas traen, y cantidad, de ambas partes, de crúor se entrega.
Ilión ardía, y todavía no se había asentado el fuego y del viejo Príamo el ara de Júpiter el exiguo crúor había bebido, y arrastrada de sus cabellos la sacerdotisa de Febo, 410 que no habían de aprovecharle, tendía al éter las palmas.
Cuán mal acostumbra, cuán a sí mismo se prepara él, impío, para el crúor humano, de un novillo el que la garganta a hierro rompe e inmutados ofrece a sus mugidos sus oídos, 465 o el que, vagidos semejantes a los infantiles cuando un cabrito da, degollarlo puede, o de un ave alimentarse a la que puso él mismo sus comidas.
Y ya para ti el de tu hermosura, y ya para ti es el cuidado el de gustar, ya rígidos peinas con rastrillos, Polifemo, tus cabellos, 765 ya te gusta, hirsuta, a ti, con la hoz recortar tu barba, y contemplar fieros en el agua, y componerlos, tus semblantes. De la matanza el amor y la fiereza y la sed inmensa de crúor cesan y seguras vienen y van las quillas.